"El poder nos mete miedo para manipularnos"
  1. Cultura
  2. Cine
francisco espada e issac rosa presentan película

"El poder nos mete miedo para manipularnos"

El Festival de Málaga ha acogido la presentación de la adaptación de la novela 'El país del miedo'. Su autor y el director del filme analizan la obra y cómo los gobiernos atemorizan a sus ciudadanos

placeholder Foto: -El director Francisco Espada, posa durante la presentación de su película 'El país del miedo' (EFE)
-El director Francisco Espada, posa durante la presentación de su película 'El país del miedo' (EFE)

El miedo lleva instalado en el Festival de Málaga desde el primer día. Miedo a que las películas no cumplan las expectativas. Miedo a que sea la última oportunidad para su director. Miedo a la crítica. Miedo a que no se reforme la Ley del cine. Pero nadie habla de ello. El miedo ya es parte de nuestra vida. Miedos propios y miedos que nos infunden desde la televisión, los políticos, la prensa. España, en definitiva, vive acojonada. Y para demostrarlo ha llegado Francisco Espada,que hapresentadosu ópera prima en la Sección Oficial del certamen. El país del miedo, que así se llama la obra, adapta la novela homónimadel escritor Isaac Rosa, que cuenta como un acontecimiento cotidiano (el abuso de un compañero de clase a otro) abre a caja de pandora de una familia. Los temores del padre van desatándose llevándole a una espiral de decisiones desacertadas.

Pero lo importante de El país del miedoes todo lo que hay detrás de esta historia, todo el contexto en el que se desarrolla y que condiciona a sus personajes. Esos padres (grandes José Luis García-Pérez y Cristina Plazas) que tienen los miedos que la sociedad les impone. Hace diez años eran unos,ahora se han convertido en otros. El miedo ni se crea ni se destruye, sólo se transforma. Como la energía.

El director de la película, Francisco Espada, cuenta cómo crear esaatmósfera fue determinante. “Quería trasladarlo a la película sin que fuera algo patológico. Que el personajefuera un cobarde, pero tan cobarde como cualquiera de nosotros. Ese miedo cultural que tiene es muy importante y viene de lo que se nos ha ido contando”, explica a El Confidencial. Por ello la crisis está tan presente en su historia, recortes, eres, robos, inmigración, pequeñas píldoras que crean un caldo de cultivo para que se desencadene la tragedia.

“La crisis nos ha hecho tener miedo al otro. Y me gustaba del libro de Isaac que la ideología de los padres estuviera de alguna forma presente. Ellos son progresistas, y eso es interesante, porque quita prejuicios, parece que si fuera rico estaría justificado que pensara así”, añade.

Isaac Rosa, el autor de la novela, se muestra encantado con esta traslación de su obra, que ha sufrido algún cambio para ponerla al día. Cuando él escribió El país del miedo, los temores de la gente eran otros. “Vivíamos en un mundo que ahora nos parece muy lejano, de amenaza después del 11S, de guerra contra el terrorismo… Y vivíamos con la sensación de que éramos vulnerables. Ahora la amenaza no es la misma, es más opresiva. Ahora tenemos miedo a perder el trabajo, a quedarnos sin casa o, como en la película, a que el estado no asuma su parte del trato y no haya respuesta delas instituciones”, analiza el escritor.

Tanto Rosa como Espada opinan que España es un lugar donde “hay gente asustada por miedos sociales y económicos y donde se ha usado el miedo políticamente”. “Meter miedo es una política deliberada del poder para manipularnos”, insiste el director de la película que cree que todo el mundo occidental es un país del miedo. “Miedo es entrar en una entidad financiera y que haya un señor para colocarte unas preferentes”, concluye.

Pero esta táctica no es nueva. Como recuerda Isaac Rosa el uso de nuestros temores fue practicado por el cristianismo, ocurrió durante la Guerra Fría, con el terrorismo y ahora con la economía. “Así la población acepta cosas quesi no estuviéramos asustados no aceptaríamos. Un rescate bancario no lo aceptaríamos si no tuviéramos miedo a que desparecieran nuestros ahorros”, critica el autor de la obra.

De lector a director

Francisco Espada había trabajado hasta ahora como productor. De hecho, cuando leyó El país del miedo y vio en ella una película empezó a buscar un director y un guionista para llevar a cabo el proyecto, pero al irse involucrando vio que esta era la oportunidad para saltar a la dirección. Esto fue en 2008. Desde entonces siete años buscando la financiación para poder hacer el filme. Terminarla “ha sido un milagro”, como comenta a este medio.

El año pasado el cine español comercial encontró su público, a ver si este se puede encontrar el público del cine de autor

Pese a todo no tiene miedo al fracaso y a que en las condiciones actuales de nuestra industria esta sea su última película, aunque también es consciente de que El país del miedo corresponde a un tipo de cine alejado de las grandes campañas de promoción y de un público masivo. Ahí radica para el realizador uno de los problemas del cine español, la “poca pluralidad de las industrias de comunicación”. “Decía José Luis (el protagonista del filme), que el año pasado el cine español comercial encontró su público, y que a ver si este se puede encontrar el público para el cine de autor”, dice optimista.

Rodando esta película asegura haber pasado “los mejores días de su vida”y destaca lo sencillo que fuetrabajar con Isaac Rosa, que dio libertad absoluta aunque se le mandaron versiones del guion para ver si “se le ocurría algo”. Ahora el miedo vuelve, cuando la película se enfrente al público y al jurado del Festival de Málaga, que afronta su segunda mitad en busca de la Biznaga de Oro.

Cine español Festival de Málaga Cine
El redactor recomienda