la reforma sigue sin anunciarse

SOS de la industria: Ley del Cine o cierre

Cuatro años después, la reforma de la ley que regula la industria cinematográfica sigue sin llegar. Los productores claman contra la "inseguridad" y el desconcierto de la financiación

Foto: Rodaje de 'Cómo sobrevivir a una despedida' en 2014 (EFE)
Rodaje de 'Cómo sobrevivir a una despedida' en 2014 (EFE)
Autor
Tags
Tiempo de lectura6 min

“No sabemos las normas del juego, y esto de cara a un banco es fundamental para pedir un préstamo. Ellos están reticentes a darlos y con toda la lógica del mundo, porque no sabemos cuándo les vamos a devolver ese dinero. Esto impide un planteamiento industrial. Sin tener las reglas claras, estamos vendidos”. El que habla es Álvaro Longoria, fundador de la productora Morena Films, que explica a El Confidencial la importancia de aprobar ya la reforma de la Ley del Cine. Desde hace un año se habla de que sería a comienzos del 2015 cuando llegara esta modificación, pero se sigue esperando.

Y eso que la actual directora del Instituto de las Ciencias y las Artes Audiovisuales (ICAA), Lorena González Olivares, ha anunciado que se encontraba cerrando los flecos del texto en varias ocasiones. La primera en octubre del año pasado, cuando manifestó que podría implantarse “a lo largo de 2015”. Todo quedó en agua de borrajas, los últimos apuntes se han alargado y todavía se desconoce la fecha en la que será implantada. En una de sus últimas intervenciones González Olivares mantenía mediados de año como fecha tope para que la Ley estuviera en funcionamiento, pero la industria sigue esperando.

No sabemos las normas del juego, y esto de cara a un banco es fundamental para pedir un préstamo. Ellos están reticentes a darlos y con toda la lógica del mundo, porque no sabemos cuándo se lo vamos a devolver

Una espera que está generando una incertidumbre que paraliza todo el sector productivo ante el desconocimiento del texto. La reforma incluirá una modificación en las ayudas a la amortización, que pasarán a ser recibidas antes del rodaje del proyecto en vez de después y en función de la taquilla como se hacía hasta ahora. Álvaro Longoria considera que “está revisión era fundamental" y que había "mucha necesidad porque se aclare todo, ya que ahora hay mucha inseguridad”. Se refiere sobre todo a la importancia de saber las posibles vías de financiación de un filme.

Desde el ICAA explican a este periódico que estos retrasos se deben a que siguen "trabajando para poder presentar un modelo de financiación sostenible". Eso sí, al ser preguntados por la fecha de instauración del nuevo modelo evitan concretar. "Independientemente de cuándo se apruebe, queremos destacar que el cambio en las ayudas públicas tendrá aparejado un periodo transitorio en el que convivan ambos modelos para aportar seguridad financiera al sector del cine", añaden. Unas ayudas a la amortización que como cuentan desde la institución serán concedidas "durante el proceso de producción y comercialización de la película" y que han sido diseñadas con la colaboración del sector.

Juan antonio bayona en el rodaje de 'lo imposible'
Juan antonio bayona en el rodaje de 'lo imposible'

Para Belén Atienza, de la productora Apaches, esta reforma es importante, pero cree que en España vamos "poniendo parches", y que lo que hace falta es "trabajar en una auténtica y decidida voluntad política de apoyar a la cultura de una forma proactiva, que no parezca que siempre estamos pidiendo limosna". "Tiene que haber un cambio de mentalidad y para ello hay que hacer un debate más a largo plazo y hacer regulaciones que perduren en el tiempo, no intentar sobrevivir que es cómo estamos ahora", añade la responsable de encontrar la financiación para los proyectos de directores como Juan Antonio Bayona.

Mientras tanto se sigue con las ayudas como estaban y con el desconocimiento de si todo el dinero prometido llegará a manos de los productores. En 2014 se pagaron las subvenciones de 2012, pero se entregaron cinco millones menos de lo esperado: el temido prorrateo. Por ello desde Morena Films apoyan el cambio en el sistema siempre que se “cumplan todos los requisitos”. “El sistema anterior también genera incertidumbre, porque no sabes cuándo te van a pagar y devolverle el dinero al banco, por lo que hay que renegociar el préstamo y aumentan los intereses”, trabas que hacen que al final, en estimaciones del productor, se reciba un 25% menos de lo que esperaban en un principio.

Desde Centuria Films, Gloria Bretones cree que esta reforma en las ayudas a la amortización "es muy importante para los productores independientes". "Nos haría poder competir con grandes productoras. Nos ponen a todos al mismo nivel, ya que podríamos tener los mismos puntos que otras que trabajan con televisiones privadas y tendríamos acceso al dinero en la misma proporción, porque al final lo que prima es si el proyecto es bueno o no", analiza. Bretones confiesa a El Confidencial que sin un nuevo marco fiscal es muy difícil financiar un proyecto en nuestro país. 

"De cuatro proyectos en marcha que tenemos, sólo uno está financiado completamente en España, el resto son coproducciones. En España o tienes una cadena de televisión privada detrás o es imposible, las ayudas son insuficientes. O se aprueba esta ley para que esto mejore y se dota de una vez con dinero suficiente al ICAA o la situación no va a cambiar", crítica Bretones que cree que los productores más pequeños se sienten desinformados al respecto de la reforma.

Sin fecha exacta

Los productores necesitan una fecha concreta para la reforma, pero nadie se atreve a darla. Desde la Confederación de productores audiovisuales españoles (FAPAE) aseguran que no conocen “el texto definitivo”. “Estamos a la espera de ello para poder tener una opinión al respecto”, añaden.

El presidente de FAPAE ya aclaró en este periódico algunas de las claves de la nueva Ley, especialmente respecto al cambio en el sistema de ayudas. Aclaraba que aún no se habían cerrado los parámetros necesarios para acceder a las subvenciones, aunque dejaba claro que los proyectos tendrán que ir a la ventanilla de subvenciones con la financiación del filme cerrada. "A FAPAE y al ICAA les interesa lo mismo. Si quieres rodar una película de cinco millones de euros, tienes que demostrar que cuentas con respaldo industrial: una productora, una distribuidora y la financiación pactada, ya sea con venta de derechos de antena, con preventas internacionales u otros. Que no se me interprete mal: eso no quiere decir que no se puedan rodar películas de 400.000 euros sin el respaldo de una televisión, pero sí que esos 400.000 euros tienen que estar cubiertos de algún modo. Insisto: El nuevo sistema de subvenciones tiene que cubrir tanto a las películas populares como a las películas de autor", aclaraba Colom.

Mateo gil
Mateo gil

El presidente de FAPAE anunciaba un sistema "riguroso", que evite las "aventuras" y las "picarescas". Se refería así a trampas legales que se han vivido los últimos años, como la creación de productoras fantasma o la autocompra de entradas para alcanzar el mínimo exigido en taquilla. "Esa posibilidad desaparecerá con el nuevo modelo, que no tendrá en cuenta las entradas vendidas", zanjaba Colom.

Los productores, como Álvaro Longoria, tienen la “esperanza” de que quede poco para el cambio, más teniendo en cuenta que “a todo el mundo le beneficia que esto salga pronto”. Ahora llegan en Málaga ocho días dedicados en exclusiva al cine español, y también se analizará su estado actual a la espera de que los interminables flecos de la esperada reforma se cierren por completo.

Cine

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios