la actriz estrena 'felices 140', de gracia querejeta

Maribel Verdú: "Hasta que no baje el IVA cultural no podemos ser optimistas"

La actriz vuelve a trabajar con la directora que le regaló su primer Goya y sus mejores papeles. Las dos analizan su nuevo filme y el "precario" estado del cine español

Foto: Maribel Verdú estrena su tercer filme junto a Gracia Querejeta (Gtres)
Maribel Verdú estrena su tercer filme junto a Gracia Querejeta (Gtres)

El cine es cosa de hombres. También el español. Sólo un 8% de nuestras películas son dirigidas por mujeres. Una de esas excepciones es Gracia Querejeta, hija del mítico productor Elías Querejeta, que con siete películas a sus espaldas se ha ganado a pulso ser una de las máximas representantes del cine hecho por mujeres en España, y siempre con personajes femeninos al frente de sus historias.

Para su último filme, Felices 140 que se estrena este viernes, ha vuelto a confiar en Maribel Verdú por tercera vez. A ella le puso en bandeja su primer Goya por Siete mesas de billar francés y le dio otra nominación por 15 años y un día. Verdú y Querejeta son ya un tándem indisoluble de nuestro cine, y promete serlo durante muchos años, ya que como confiesa la actriz a El Confidencial, haría cualquier papel para la realizadora. “Con Gracia me atrevo a todo. A mí me dice ven, y te juro que dejo todo”, explica Verdú que destaca el buen hacer de la directora con los actores y su capacidad para escribir “personajes llenos de aristas y colores”.

Felices 140 es la película menos ‘Gracia Querejeta’ de la directora, que siempre ha optado por los melodramas con familias desestructuradas y que aquí se desmarca con un filme con dosis de humor negro y un giro sorprendente en la mitad de la película. La propia realizadora coincide en que es diferente al resto de sus historias, aunque no cree que esto sea “ni bueno ni malo”. “No me planteé tener que pegar un giro o hacer un cambio, no creo en esas cosas, son un poco artificiosas”, cuenta Querejeta a este periódico.

Para Maribel Verdú la película tiene algo único, su capacidad de divertir, pero también de hacer reflexionar, de poner al espectador en una situación incómoda que le haga preguntarse ¿tú qué harías en su lugar? “Cuando vi la película tuve una sensación de decepción hacia el ser humano, pensaba en cómo te puede envilecer algo como el dinero de tal manera, cómo puede pudrir relaciones”, cuenta la actriz, que se siente privilegiada por los papeles que le ofrecen, aunque considera que hacen falta más guiones como los que ella interpreta: “nunca son suficientes, somos muchas”, añade.

Adiós al optimismo

La resaca de las cifras históricas del cine español han hecho que en 2015 se hayan olvidado los discursos más críticos de los miembros de nuestra industria. Hasta la gala de los Goya fue la más blanda que se recuerda, y más teniendo en cuenta el IVA cultural, el prorrateo en las subvenciones y otros desaires del Gobierno. Pero las cifras mandan, y la sensación es de que se ha recuperado al espectador, que hasta ahora había estado desconectado de nuestras películas.

'No me siento nada optimista, en todo caso esperanzada de que haya un cambio político que nos lleve a una situación diferente'

Gracia Querejeta y Maribel Verdú coinciden en que no pueden ser positivas con la situación de nuestro cine, ya que sigue igual de precaria que antes. “No me siento nada optimista, en todo caso esperanzada de que haya un cambio político que nos lleve a una situación diferente. A una voluntad política de que la cinematografía de este país levante la cabeza”, critica la realizadora. Por su parte Verdú cree que los únicos optimistas son los cargos públicos por el dinero recaudado: “No podemos ser optimistas hasta que no baje el IVA. ¿Sabes cuánto pagan de IVA en Argentina? Un 0%, y eso se siente en el nivel cultural de la gente de a pie, que allí es de los más altos del mundo, porque todo son facilidades. Los cines están llenos, los teatros a reventar… Por favor no pongáis palos en las ruedas. Nos quieren quitar la cultura que es de lo más importante para un país”, añade Verdú.

Las dos vuelven a coincidir en que la gente se ha reconciliado con nuestro cine, algo que para Querejeta debería animar a nuestros políticos para “ayudar y ofrecer salidas para una situación que está colapsada”, pero también son conscientes de que todo el éxito se concentra en unas pocas películas, mientras que otras muchas no llegan a estrenarse. “El problema es endémico no lo salvan tres películas que funcionen en taquilla, el problema se soluciona con medidas que favorezcan que se pueda hacer, distribuir y exhibir cine de una forma más racional, no como ahora que es todo a salto de mata”, concluye la realizadora.

'El problema es endémico, no lo salvan tres películas que funcionen en taquilla'

Quizás por su capacidad de seguir luchando Gracia Querejeta haya sido elegida por Antonio Resines para acompañarla como vicepresidenta en la Academia de Cine, un puesto que no ha escogido porque le “parezca divertido”, sino por “responsabilidad y compromiso con tu profesión”. Su prioridad: bajar el IVA cultural.

En esta odisea no ha podido convencer a Maribel Verdú para que la acompañe. La actriz confiesa que la han llamado muchas veces, pero no se siente preparada. “No vale una imagen y ya está. No tengo la preparación de Gracia ni de coña. No sirvo para ello, francamente te lo digo”, dice sincera la actriz que ya ha descubierto algo a lo que no se atrevería ni por su amiga Gracia Querejeta.

Cine

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
26 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios