los incentivos fiscales atraen los rodajes

Puerto Rico le roba la cartera a Hollywood… y a Montoro

España quiere convertirse en el plató del mundo. Atraer rodajes de Hollywood que generen empleo y dinero. las grandes producciones norteamericanas son una fuente de inversión para nuestra industria

Foto: Fotograma de 'Fast and furious 6'
Fotograma de 'Fast and furious 6'

España quiere convertirse en el plató del mundo. Atraer rodajes de Hollywood que generen empleo y dinero. La experiencia de Exodus demostró que las grandes producciones norteamericanas son una fuente de inversión para nuestra industria. Por ello en la nueva reforma fiscal se anunció a bombo y platillo las mejoras de los incentivos fiscales para fomentar la producción nacional y atraer producciones internacionales. El problema es que desde Hacienda no entienden, paradójicamente, que nadie da duros a cuatro pesetas, y que con unas desgravaciones del 20% (y sólo para el primer millón) para producciones españolas y de 15% para las internacionales, con un tope de deducción de 2,5 millones de euros, no se puede competir con países con incentivos mucho más atractivos.

Hace unas semanas era Colombia la que daba en los morros a España y explicaba su modelo fiscal, y ahora ha sido Puerto Rico, que en su estrategia para ampliar mercados ha dado a nuestro país una nueva lección de cómo ser competitivos. En unos años el país (realmente un territorio no incorporado de EEUU con autogobierno) ha conseguido que Fast & Furious 6, Infiltrados en la universidad, series de HBO, Netflix o CBS hayan pasado por sus arcas. El truco: buenos incentivos fiscales. El resultado: una mejora en el empleo del sector y 70 millones de dólares para la economía puertorriqueña.

“Gracias a los análisis macroeconómicos sabemos que por cada dólar que se invierte en cine, vuelven 2,5 dólares al estado y por ello somos conscientes de lo que podemos dar en créditos contributivos”, explica a El Confidencial Antonio Duarte, viceministro de Economía y responsable de la industria cinematográfica de Puerto Rico. Allí tienen claro que el cine es un motor económico que además potencia otras industrias como el turismo. Por ello sus incentivos son una apuesta fuerte: un 40% para todos los gastos realizados en talento o equipo puertorriqueño, y un 20% para talento o equipo importado. Las condiciones: rodaje en el país y una inversión mínima de 100.000 euros.

Al depender de EEUU pero tener autogestión pueden permitirse tener lo mejor de cada casa. Una autonomía fiscal con la que introducen estas condiciones y también la protección legal del sistema americano, que tiene una defensa de la propiedad intelectual que en palabras de Duarte es "modelo internacional" y un seguro de vida para los productores que acuden a rodar a Puerto Rico.

'Gracias a los análisis macroeconómicos sabemos que por cada dólar que se invierte en cine, vuelven 2,5 dólares al estado'La importancia de estas grandes producciones hace que no haya un tope de dinero a devolver, llegando en ocasiones a los 20 millones de dólares a una sola película. Además todos los gastos tienen más o menos deducción: “En Fast & Furious el costo de Vin Diesel como actor les devuelve el 20%, pero si se utilizó equipo técnico de aquí se les dio el 40%”, aclara duarte.

Una de las principales quejas de los productores españoles sobre los incentivos impuestos por Hacienda es que para tener el dinero de vuelta hay que esperar hasta el final del periodo impositivo y luego un tiempo prudencial hasta que se aprueba todo. Lo que puede alargar el tiempo hasta más de un año desde el final del rodaje. En Puerto Rico todo eso se soluciona y en una media de dos meses desde que terminan se tiene ese dinero. Antonio Duarte explica a este periódico cómo es todo el proceso. Lo primero que hacen es reunirse con los productores que tienen intención de rodar y ver cuánto dinero pretenden gastar. “Ahí emitimos una carta diciendo que si se comprometen a esa producción nosotros les devolvemos ese dinero en términos contributivos, y esto es muy útil para ir al mercado y encontrar capital, porque tienes un documento que asegura que vas a tener ese dinero de vuelta”, analiza.

Una vez termina el rodaje el productor tiene que entregar una documentación en la que se detalle cualquier gasto, que será analizado por un auditor que determinará la cantidad que se emitirá. “Si todo está en orden en dos meses desde el final del rodaje tienen la cantidad”, comenta Antonio Duarte.

¿Sólo para Hollywood?

Una de las críticas que más se ha escuchado al modelo portorriqueño es que favorece más al cine hollywoodiense que a su propia industria, algo que Antonio Duarte no considera así, ya que esos incentivos se aplican también para cualquier filme nacional, además de introducir otro tipo de ayudas para ellos. Unos préstamos que constituyen el fondo de cine de Puerto Rico y con los que ayudan a comenzar la producción y a lograr financiación e inversores. Un dinero que luego se devuelve y que va directamente de nuevo al fondo, reinvirtiéndose en la industria.

Así han logrado no sólo que vengan todo tipo de superproducciones, sino que se haya conseguido el record de rodajes de filmes propios, superando las seis obras al año para un estado con menos de cuatro millones de habitantes. Desde el Estado se aseguran que haya al menos cuatro producciones al año. Para ello escogen cuatro proyectos y se les asigna colaboradores internacionales con el fin de hacer el producto mucho más fácil de vender y comercializar.

Vin diesel, Michelle Rodriguez y Cody Walker ruedan 'Fast and furious 7'
Vin diesel, Michelle Rodriguez y Cody Walker ruedan 'Fast and furious 7'

Para Antonio Duarte una de las asignaturas pendientes del cine de Puerto Rico es la coproducción con España, por lo que intentarán que entre ambas industrias se establezca una relación recíproca de rodajes en ambos países. ¿Pero cómo puede ser justa esta relación si ellos devuelven entre el 20 y el 40% de lo gastado y nosotros entre el 15 y el 20 con un tope de dos millones y medio?

Duarte quita peso a la importancia de los incentivos (aunque a ellos les ha funcionado a la perfección) y prefiere valorar la industria española por sus otros atractivos: “Las propuestas de valor de un destino no pueden verse por sus incentivos, es cierto que ayudan pero hay otras cosas como la localización, lo que proyecta o el acceso a capital humano. Se trata más de encontrar un socio de negocio que me ayuda a realizar el proyecto”, zanja.

Para Puerto Rico, a pesar de haberle robado la cartera a Hollywood, también es importante ir mejorando su propia legislación, por lo que van incluyendo mejoras. Las últimas permitir que otro tipo de productos como los videoclips, los conciertos grabados o los videojuegos tengan acceso a esas deducciones. El último ejemplo el desfile de Victoria's Secret para su nueva línea de bañadores, el especial para la CBS tuvo lugar allí arrasando en taquilla y dejando dinero a espuertas.

Cine
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios