el expresidente de la academia explica sus motivos

Enrique González Macho: "Mejor irme ahora a que me saquen a patadas"

"Triste", pero “ligero de peso”, así se siente Enrique González Macho tras dejar su cargo. Se va con la sensación de "misión cumplida" y de abandonar en el momento correcto

Foto: González Macho explica los motivos de su dimisión como Presidente de la Academia (EFE)
González Macho explica los motivos de su dimisión como Presidente de la Academia (EFE)

"Triste", pero “ligero de peso”, así se siente Enrique González Macho tras dejar su cargo de Presidente de la Academia de Cine. Tras el anuncio oficial ha querido explicar a la prensa los motivos de su dimisión, una palabra que cree que ha pillado por sorpresa porque “aquí no dimite ni Dios”. Como aseguraba ayer los motivos son exclusivamente personales, pero ha querido aclarar que no se encuentra enfermo, sino que quiere volver a realizar a su labor profesional. “Tengo que dedicarme a ella, desafortunadamente no soy rico”, explicaba irónico con Antonio Resines y Judith Colell como escuderos.

Todavía no sabe cuál será su destino exacto, aunque no quiere hacer lo que ha hecho hasta ahora y cree que su posición será “al lado del cine, que no tiene por qué ser dentro del cine”. Eso sí, para los más desconfiados ha dejado claro que no le han ofrecido el Consejo de Administración de Repsol.

González Macho ha dado las gracias en innumerables ocasiones en su intervención, en la que ha acusado al “desgaste del tiempo” y a la “rutina” de haber empujado su decisión. Para la Academia quiere gente nueva, con ideas que renueven la Institución y cree que toma su decisión en el mejor momento: “Mejor hacerlo ahora a que me saquen en un ataúd o a patadas”.

Una decisión muy meditada y que asegura no hubiera tomado si la Academia estuviera en mala situación. “Lo he hecho ahora porque sé que la institución está bien. Nunca ha habido malas noticias sobre ella. Ningún escándalo, nada grave que achacar. Me llevo la satisfacción de que está más viva que nunca. Es ejemplo de muchas academias incluida la francesa”, ha argumentado el ya expresidente.

De sus años al frente de la Academia ha señalado un enemigo con el que no ha podido: los políticos. “Lo peor ha sido la incomprensión absoluta de la administración. Hasta que no haya un cambio de mentalidad no avanzaremos. El poder político no ha sido favorable, y con las nuevas elecciones peor no puede ir”, aseguró González Macho.

En su última intervención en la sede de la Academia ha querido destacar que no es culpa de ellos que no se haya bajado el IVA, ya que no son un Ministerio y ellos se dedican a “plantear alternativas para que se nos oiga”, aunque también cree que no se les “escucha”. También ha defendido la importancia de su independencia de los poderes públicos, de la libertad que les da tener sólo un 9% de subvenciones (dedicadas casi en su totalidad al mantenimiento del edificio), y de que no haya habido “tarjetas opacas, ni translúcidas, ni coches oficiales, ni patinetes, ni bicicletas”.

Elecciones en tres meses

En un plazo máximo de tres meses habrá elecciones, y un nuevo presidente ocupará el cargo de Enrique González Macho. De momento no hay ninguna candidatura en firme para optar al puesto. “Que yo sepa no ha habido cola para presentarse”, manifestó. Macho ha querido dejar claro que el cargo no da ni un duro: “Es algo vocacional y eso es esencial. Si fuera para obtener un sueldo entrarían otros objetivos en juego”.

Preguntado por los motivos que le llevaron a presentarse a la reelección hace menos de un año, ha aclarado que efectivamente hubo “dos o tres candidaturas” que le parecieron “peligrosas”, dejando claro que no era la de su rival en aquella ocasión, Piluca Vaquero, y que cuando él anunció que volvía a presentarse dieron marcha atrás. No cree que eso vaya a ocurrir en esta ocasión, para la que desea muchas y buenas opciones.

González Macho deja el puesto de Presidente de la Academia con la sensación de “misión cumplida”, y de abandonar en el momento exacto, llevándose el mejor de los recuerdos y sin arrepentirse de nada aunque reconociendo que seguro que ha cometido errores.

Cine

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios