El éxito del cine español lo aleja de los grandes festivales
  1. Cultura
  2. Cine
isabel coixet inaugura berlín tras años de ausencia

El éxito del cine español lo aleja de los grandes festivales

Isabel Coixet competirá en Berlín tras tres años sin filmes españoles a concurso. ¿Qué ha faltado a nuestro cine para colarse en los grandes certámenes?

Foto: Isabel Coixet presentando en 2013 'Ayer no termina nunca' en la Sección Panorama del Festival de Berlín (EFE)
Isabel Coixet presentando en 2013 'Ayer no termina nunca' en la Sección Panorama del Festival de Berlín (EFE)

Isabel Coixet inaugurará en poco más de una semana el Festival de Cine de Berlín. No es una simple curiosidad para nuestra cinematografía. La presencia de la directora en la Berlinale rompe una racha de ausencias en las Secciones Oficiales de los festivales punteros.

Nos referimos a Cannes, Venecia, Berlín y San Sebastián. Por supuesto en el Zinemaldia barremos para casa y siempre hay dos o tres filmes que compiten por la Concha de Oro, pero ¿qué ha pasado en el resto?

Ni siquiera el año pasado, en el que el cine español ha hecho historia, gracias a sus cifras en taquilla, se logró un hito que parece reservado siempre a los mismos nombres. A cambio 2014 nos dejó la victoria en San Sebastián de Carlos Vermut, que con Magical Girl logró no sólo la Concha de Oro, sino también la de Plata al Mejor director.

El propio Vermut confiesa a El Confidencial que piensa mucho en el porqué de esta ausencia de directores españoles en grandes festivales. “No hay una conspiración contra España. Creo que las películas que hacemos no encajan en el perfil de algunos festivales. O es extremadamente autoral y experimental, o es extremadamente comercial. Pero no existe un cine comercial con un punto autoral. Los únicos directores que lo hacen en España son Almodóvar, Coixet, De la Iglesia y Medem, que son los que van a este tipo de festivales”, explica el realizador.

Teles o festivales

Ese equilibrio entre autoría y mercado es algo que también echa en falta el productor Álvaro Longoria, de Morena Filmes, una de las productoras de cine español que apuesta por filmes de este corte y que estuvo en Cannes presentando Che, de Steven Soderbergh.

Es decir, Ocho apellidos vascos, El niño y compañía son muy buenos para la taquilla, pero filmes imposibles de colocar en los más prestigiosos certámenes (con excepciones como La isla mínima). ¿Entonces qué hacer para conseguir esas películas que dan brillo a la cultura y no a la industria? Para Carlos Vermut la solución pasa por encontrar la fórmula de producir cine de autor con caras conocidas y con vistas de ser estrenado en salas. Longoria es más pesimista y cree que cada vez será más difícil rodar en español y competir en Cannes, Berlín o Venecia.

La importancia de las grandes ligas

¿Por qué es importante entrar en la Sección Oficial de Berlín o Cannes si las películas que revientan la taquilla no pasan por allí?. Para el cine que se mueve fuera de las grandes televisiones y presupuestos, su paso por un certamen como los citados puede ser fundamental para su vida comercial, como cuenta Álvaro Longoria.

“Cuando juegas al negocio internacional, porque no quieres depender del mercado español, es fundamental un festival internacional donde la vean los compradores”, cuenta Longoria. Explica, además, lo importante que es estar entre aquellas que compiten por el máximo galardón y no en secciones paralelas: “Un comprador japonés va a Berlín, donde se están vendiendo 3.000 películas. Pero en competición sólo hay 25. Está claro que se va a fijar más en esas”.

A nivel de taquilla la influencia de un Festival es más limitada, algo en lo que coinciden el productor de Morena Filmes y Carlos Vermut. El director analiza sus premios en San Sebastián y cree que aunque sí han ayudado en taquilla, mucho más lo hará si se hace con el Goya a la Mejor película, por el que luchará el próximo 7 de febrero.

Es a nivel industria donde Vermut cree que los premios han ayudado: “Ahora puedo rodar sin problemas una tercera o una cuarta película”. Para el futuro el director de Magical Girl cree que existen nombres como Jonás Trueba, Alberto Rodríguez o Juan Cavestany (a los que habría que añadir el suyo) que tienen ese equilibrio entre lo autoral y lo comercial que puede hacerles triunfar dentro de poco: “Algo se está cociendo, pero habrá que esperar cuatro o cinco años”.

Cine español Director de cine Cine
El redactor recomienda