última bala para salvar las cifras navideñas

'El Hobbit' acude al rescate de la taquilla

Casi todos los estrenos navideños están recaudando menos de lo previsto en Hollywood. El filme de Peter Jackson tiene la misión de reventar la taquilla

Foto: Imagen promocional de 'El hobbit: La batalla de los cinco ejércitos'
Imagen promocional de 'El hobbit: La batalla de los cinco ejércitos'

Las personas más insospechadas pueden convertirse en héroes. Que se lo digan a Bilbo y Frodo Bolsón, seres bajitos, peludos y rollizos que salvaron a toda la Tierra Media de J.R.R. Tolkien. Otro ejemplo sería Peter Jackson, el encargado de llevar a la gran pantalla todo el universo del autor, y que logró un fenómeno cinematográfico a la altura del literario.

Nadie hacía prever que el director de filmes gore como Tu madre se ha comido a mi perro (1992) se convertiría en un héroe para la taquilla mundial, consiguiendo reventarla cada vez que estrena un nuevo filme de la saga del anillo.

La última entrega (por ahora) de la adaptación de El hobbit, que llega con el subtítulo de La batalla de los cinco ejércitos, se estrena el miércoles en casi todo el mundo dispuesta a rescatar a una taquilla navideña que no está resultando tan exitosa como esperaba.

La última parte de 'El Hobbit', de Peter Jackson llega a las salas americanas con la misión de rescatar una taquilla hundida en las últimas semanasEn EEUU todos los estrenos dispuestos a llenar las salas están recaudando por debajo de lo esperado. Hasta un taquillazo como Los juegos del hambre: Sinsajo. Parte 1, ha conseguido menos dinero que el que se esperaba de ella, y eso que el filme de Jennifer Lawrence es el único blockbuster que ha funcionado en las últimas semanas.

Desde su estreno ningún filme ha arrastrado al espectador a los cines, de hecho Sinsajo ha mantenido el número uno con números muy modestos. Si los estrenos hubieran funcionado Los juegos del hambre no hubiera aguantado en lo más alto de la tabla tanto tiempo.

La última en pegarse el batacazo ha sido Exodus: Dioses y Reyes, que cuenta con un 45% de producción española y que en España comenzó su andadura con 3 millones de euros. En EEUU se ha tenido que conformar con 24 millones de dólares, lejos de los 40 que hizo un filme de corte similar como Noé, y que debería haber alcanzado. Una nueva semana de malos datos en la taquilla americana que confía su suerte a El Hobbit y a Peter Jackson, única película pendiente de estreno capaz de recaudar más de 200 millones de dólares.

Una cifra que se da por hecha, ya que los analistas de taquilla americanos creen que como mínimo llegará a los 235 millones, aun así sería la cifra más baja para toda la saga de El señor de los anillos.

Lejos quedan los datos de la primera trilogía, que en EEUU consiguió 313,3 millones con La comunidad del anillo en 2001 y cerró con El retorno del Rey logrando 377,8 millones y 11 Oscar. A pesar de la caída la saga de Jackson sigue siendo un seguro en la taquilla americana. El primer Hobbit consiguió 303 millones de dólares, y el segundo hace un año se quedó en 258,3 millones. Un descenso compensado por el aumento de la recaudación en otras partes del mundo. El auge de mercados como China y Corea hacen que la saga obtenga en el resto del mundo otros 700 millones, un negocio redondo.

España, a su ritmo

Mientras que en 37 países El hobbit ya se ha estrenado con cifras de récord -122,2 millones de dólares-, en España llegará a la vez que en EEUU.

La nueva trilogía de Peter Jackson siempre triunfa en la taquilla española y termina siendo uno de los filmes más taquilleros del año. Este curso es imposible que supere al fenómeno Ocho apellidos vascos, y tendrá que sudar para superar los 16 millones de euros de El niño y ser la segunda película con más recaudación en 2014.

'La comunidad del anillo' superó en España los siete millones de espectadores. La primera parte de 'El Hobbit' no superó los tres millonesA pesar de ello las cifras de la trilogía de El hobbit se mueven en un universo diferente a las que se lograron con la de El señor de los anillos. El contexto económico es muy diferente, y los números de 2001 no tienen nada que ver con las de 2014.

La primera entrega del universo tolkeniano logró aquí siete millones de espectadores, un dato actualmente casi imposible. El resto de entregas superaron siempre los seis millones y siempre rondando los 30 millones de euros de recaudación.

El Hobbit: Un viaje inesperado, con un precio de entrada superior por la inflación y el suplemento del 3D, se quedó en 2.995.348 espectadores y 22 millones de euros. La desolación de Smaug el año pasado se tuvo que conformar con 2.482.670 espectadores y 17 millones. Cifras en las que se espera que se mueva el cierre de esta trilogía, que se colocaría como uno de los filmes más exitosos del año en nuestro país.

Un final más que digno para una de las sagas más exitosas de la historia del cine, con el que Peter Jackson rescatará la taquilla una vez más.

Cine
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios