el director presenta el rodaje de su tercer filme

Bayona marca el camino al cine español con su nuevo filme, 'Un monstruo viene a verme'

El director rueda en España su tercer largometraje, una superproducción que adapta el libro de Patrick Ness, 'Un monstruo viene a verme'

Foto: Rodaje un monstruo viene a verme
Rodaje un monstruo viene a verme

Al entrar en la nave del Parque Audiovisual de Cataluña en Terrasa nadie diría que dentro se está rodando una superproducción del cine español. Andamios, grúas, cables, tablones de madera y trampantojos hacen acto de presencia en un plató donde uno espera ver a Sigourney Weaver paseando y saludando a todo el mundo. Nada más entrar en una de las dos casas recreadas para la filmación de Un monstruo viene a verme (Producida por Telecinco Cinema) la magia del séptimo arte hace acto de presencia.

En un momento uno se ve transportado a cualquier ciudad sombría de Reino Unido. Suelos enmoquetados, cuadros con ecos de Turner, escaleras móviles para permitir el pase de la cámara con facilidad, todo medido hasta el último detalle para conseguir que Bayona se consagre con su tercera película antes de dar el salto a Hollywood para rodar Guerra Mundial Z 2.

Actualmente no es posible hacer en España grandes producciones, que crearían un desarrollo industrial del que todos nos beneficiaríamos. Estamos dejando escapar dinero y trabajoSe podría decir que la nave donde se rueda es la metáfora perfecta del cine español. Débil por fuera, donde se ven todas sus debilidades y estructuras, pero cargado de talento una vez entras en sus estancias. Una industria lastrada por el IVA cultural, la ausencia de potentes exenciones fiscales y de una nueva ley del cine que empuje al sector, pero que encuentra la forma de sobrevivir y rodar películas de más de 20 millones de euros de presupuesto.

Bayona y su equipo se encuentran rodando en España, donde permanecerán doce semanas, y donde siempre tuvieron claro que había que rodar. Un empeño personal del director, que como recordó en la rueda de prensa posterior ha “dado mucho la lata” para conseguir mejores exenciones fiscales que atraigan rodajes a nuestro país.

“Siempre quiero rodar aquí. Actualmente no es posible hacer en España grandes producciones, que crearían un desarrollo indusrial del que todos nos beneficiaríamos. Estamos dejando escapar dinero y trabajo”, criticaba el director.

Bayona ha conseguido un estatus tras Lo imposible que le permite rodar con grandes presupuestos y estrellas y lograr la producción de empresas “valientes” que se atrevan con filmes caros y arriesgados. Él (y un equipo técnico al que se rifan en todo el mundo) es el ejemplo de que el cine español tiene talento a raudales y que con ayudas del gobierno, de las televisiones, del público y de la propia industria se podría conseguir un tejido industrial que colocara a nuestro cine en el lugar que se merece.

La nueva película de Bayona

En una de sus últimas intervenciones en la multitudinaria rueda de prensa para presentar el rodaje de Un monstruo viene a verme Bayona se atrevió a dar las pautas para que el cine español triunfe: educación, exenciones fiscales e inversión de las televisiones privadas. Los tres pilares sobre los que construir un nuevo modelo necesario.

Bayona se atrevió a dar las pautas para que el cine español triunfe: educación, exenciones fiscales e inversión de las televisiones privadas. Los tres pilares sobre los que construir un nuevo modelo necesario“Estamos en un momento muy importante donde la televisión privada produce cine y cuando se cumplen veinte años de las primeras escuelas de cine. Inversión y educación esas son las claves para una industria rentable”, apuntaba Bayona. Quizás nuestros gobernantes deberían tomar nota de alguien que ha conseguido que su anterior filme, recaude casi 200 millones en todo el mundo.

Un monstruo muy español

La nueva película de Bayona, basada en una novela de Patrick Ness, contará la historia de un niño inglés que recurrirá a su imaginación para entender una vida en la que tiene que afrontar la enfermedad de su madre. Para ello aparecerá en sus fantasías un monstruo con forma de árbol de nueve metros y los rasgos y movimientos de Liam Neeson.

Juan Antonio Bayona en el rodaje de 'Un monstruo viene a verme'
Juan Antonio Bayona en el rodaje de 'Un monstruo viene a verme'

Una nueva inmersión en las relaciones maternofiliales del director que, tras El orfanato y Lo imposible, vuelve a enfrentarse a la muerte desde un tema familiar. Una trilogía que ahora se cierra con un filme que tiene mucho del propio Bayona (el realizador incluso ha pintado todos los dibujos que realiza el protagonista), aunque se ha mantenido fiel a la novela de Ness, en su primer filme sin su guionista y amigo, Sergio G. Sánchez.

Un monstruo viene a verme será su película más fantástica, un término que su productora, Belén Atienza, considera devaluado, ya que la fantasía “sirve para hablar de cosas profundas, no sólo como divertimento”.

Junto a Liam Neeson estarán Sigourney Weaver (que no paró de repetir lo “único” que era Bayona)  y Felicity Jones (una de las favoritas al Oscar por La teoría del todo, el biopic de Stephen Hawkings). Pese al reparto internacional sus responsables subrayan siempre que tienen ocasión que esta película es “muy española”.

Sandra Hermida, productora ejecutiva de Bayona en todos sus filmes recordaba al equipo de más de cien profesionales españoles que trabajan en el rodaje. Técnicos que gracias a estas películas “que se ven en todo el mundo” son fichados en cualquier industria.

Tenemos un talento brutal y es una pena que no se vea el cine como industria. Estamos generando trabajo para mucha gente

“Tenemos un talento brutal y es una pena que no se vea el cine como industria. Estamos generando trabajo para mucha gente”, añadía lamentándose de la poca consideración que los políticos tienen haca nuestra cine, como muestra un botón: la Ciudad de la Luz, los estudios de Alicante, donde se rodó Lo imposible y que ahora se mantienen cerrados a la espera de un comprador.

“Es una pena, porque esos estudios son equiparables a los americanos. Jota escribió un artículo titulado ‘Pompeya en Toronto’ en el que hablaba sobre cómo sin exenciones fiscales la gente no vendría a rodar aquí, lo que ha ocurrido con la Ciudad de la Luz es una lástima porque son los mejores estudios de Europa”, explicaba preguntada por este periódico.

Diseño de Oscar

Para enseñar el plató de Un monstruo viene a verme no pudo haber un mejor cicerone. Eugenio Caballero, director de arte del filme y ganador del Oscar por El laberinto del fauno, enseñaba cada recoveco y cada truco de los cuartos que él ha diseñado. Ni el sucio de las ventanas, ni el papel pintado de las paredes ni los libros de la mesilla de noche son fruto del azar.

Los decorados tienen que transmitir lo que los personajes están sintiendoTodo ha sido elegido por Caballero para que no sólo figuren, sino para que cuenten una historia: “Los decorados tienen que transmitir lo que los personajes están sintiendo”. Él no solo piensa en lugares, también en texturas, en espacios, en proporciones, su labor resulta tan fundamental como la del propio director, con el que colabora codo con codo.

Una labor que apela a los sentidos, de la misma forma que entiende el cine Juan Antonio Bayona, que apela a un arte “sensorial, intangible”, algo que es imposible “contarlo en televisión”. Consejos de un director que con sólo dos filmes se ha puesto el cine español como bandera y pretende llevarlo tan lejos como nuestros gobernantes le dejen.

Cine
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios