El hombre es un mono para el hombre
  1. Cultura
  2. Cine
estreno de 'el amanecer del planeta de los simios'

El hombre es un mono para el hombre

El director de la secuela, Matt Reeves analizan las claves de 'El amanecer del planeta de los simios'

Foto: Fotograma de 'El amanecer del planeta de los simios'
Fotograma de 'El amanecer del planeta de los simios'

"Homo homini lupus". El hombre es un lobo para el hombre, popularizó Hobbes parafraseando la expresión latina creada por Plauto. El ser humano es capaz de las mayores atrocidades. Nos matamos entre nosotros, nos vejamos, nos machacamos, y seguimos como si nada. Ahora, El amanecer del planeta de los simios, dirigida por Matt Reeves, y que acaba de ser publicada en Blu Ray y DVD,viene a cambiar la famosa frase para decir que "El hombre es un mono para el hombre".

Hagamos memoria. En 2011 un blockbuster sorprendió en verano. Se trataba de El origen del planeta de los simios. Una precuela del original de Franklin J. Schaffner que imaginabacómo se originó lo que se veía en la mítica película protagonizada porCharlton Heston.

En plena época de estrenos sin alma e inteligencia, el filme cautivó a la crítica y al público y dejaba la puerta abierta a seguir explorando el universo en el que los monos van, poco a poco, colonizando la tierra. La primera parte dejaba a los monos recluidos en un bosque en San Francisco mientras un virus mermaba a la sociedad.

Esta secuela coloca la acción 10 años después, cuando la enfermedad ha dejado a la tierra sin recursos, en un estado postapocalíptico,y a los humanos con ganas de venganza.

Una historia de violencia

Tanto Reeves como sus guionistas, Rick Jaffa, Amanda Silver, Mark Bomback, plantean desde el principio que entre humanos y simios no hay mucha diferencia. Colocan un espejo en el medio de las dos civilizaciones. Un espejo en el que se miran y los unos se ven reflejados en los otros.

Los simios y su sociedad tribal se irán humanizando cada vez más, perdiendo su sentido de comunidad y, por tant,o comenzarán a despreciarse entre ellos. Y ahí llega el verdadero punto de inflexión del filme. En el momento en el que los simios empuñan por primera vez las armas.No hay vuelta atrás. La violencia se ha desatado y la sociedad que César, el simio interpretado por Andy Serkis, ha creado sólo puede tambalearse. Eso, y la guerra. Nada más.

El propio Matt Reeves reconoce a este periódico que su película es algo así como un tratado sobre la violencia, ya que todos los puntos de giro y momentos de evolución de la historia pivotan en torno a ella.

Una reflexión sobre la violencia que entrega al filme una vigencia y una fuerza que lo alejan de filmes convencionales. Esto fue una de las cosas que atrajeron a la actriz Keri Russell parainvolucrarse en el proyecto. Ella conocía a Reeves desde que la dirigió en sus comienzos en la serie Felicity y desde entonces habían querido trabajar juntos. La actriz ha confesado que en un principio no pensó que esta fuera la película en la que quería reencontrarse con su amigo, pero que tras ver lo que iba a aportar Reeves a la franquicia lo tuvo claro.

El realizador ha querido destacar también que su filme no es sólo una película de ciencia ficción, sino que tiene un amplio componente social. “Estas películas hablan sobre ideas. Sobre la lucha porlos derechos sociales. Exploran la naturaleza de la humanidad. Por eso es tan poderosa y duradera esta franquicia. La fantasía es que los animales colonizan el planeta, pero cuando miras su comportamiento, y sus caras, vemos las nuestras y vemos nuestra naturaleza”.

Para su peculiar metáfora, Reeves ha dispuesto de un presupuesto de 170 millones de dólares, casi el doble que en el anterior filme (93 millones), con los que ha conseguido un increíble despliegue visual. La técnica de la captura de movimiento y la interpretación de Andy Serkis llegan a límites desconocidos. Los ojos de los simios y sus gestos tienen vida, emocionan.

Este perfeccionamiento de la tecnología ha hecho que hayan podido captar los movimientos de los actores/simios en escenarios naturales y con elementos meteorológicos reales, algo hasta ahora imposible.

La tecnología al servicio de la historia, aunque todavía existen cosas que Reeves espera que se consigan en los próximos años de cara a la tercera parte del filme que él mismo dirigirá y escribirá: “Me gustaría eliminar el paso en el que los actores humanos tienen que reinterpretar la escena entera de nuevo, sin Andy o los otros actores. Tendríamos que llegar a que se pudiera utilizar la misma toma. Ahora mismo los actores tienen que reproducir lo que han sentido en la toma con Andy de nuevo después, y no es lo mismo”. Tiene dos años para conseguirlo.

Críticas de cine Cine
El redactor recomienda