las salas no quieren proyectar ‘Tigre y dragón’

Los cines boicotean los estrenos simultáneos de Netflix

La plataforma digital solivianta a las salas al anunciar el estreno conjunto en salas y plataformas de su primer filme

Foto: 'Tigre y dragón', un clásico del cine de artes marciales
'Tigre y dragón', un clásico del cine de artes marciales

El pasado lunes por la noche la plataforma digital Netflix soltó la bomba llamada a revolucionar el mundo de los estrenos cinematográficos: la película Tigre y dragón 2, producida por los hermanos Weinstein y cofinanciada por Netflix, se estrenaría simultáneamente el próximo 28 de agosto en cines IMAX y en la plataforma digital.

Pues bien: setenta y dos horas después del anuncio… se ha liado parda. Las principales cadenas de cines e IMAX de EEUU (de AMC a Wanda) han decidido no estrenar la secuela de Tigre y dragón en sus salas, según informó ayer The Hollywood Reporter.

Y hay más: el virus del boicot a Netflix se ha empezado a extender al resto del mundo: Cadenas europeas como Cineworld y canadienses como Cineplex ya han anunciado que tampoco proyectarán en sus salas el primer filme de Netflix.

Todo esto era más o menos previsible: si el estreno de Tigre y dragón 2 salía bien, la estructura tradicional de estreno escalado (salas, canales de televisión de pago, DVD, video on demand, televisión en abierto) podía saltar definitivamente pos los aíres.

“La experiencia de ir al cine está evolucionando rápida y profundamente, y Netflix está sin duda en la vanguardia de ese movimiento”, afirmó el todopoderoso productor de Hollywood Harvey Weinstein tras firmar su acuerdo de colaboración con la plataforma digital para producir y distribuir la segunda parte de este clásico de las artes marciales.

Todos quieren su trozo de la tarta, pero cuando cambia el negocio, también lo hace el reparto de beneficiosQue Netflix está a la vanguardia de los estrenos simultáneos, no lo duda nadie. Que esto es sobre todo una guerra comercial, tampoco. Todos quieren su trozo de la tarta, pero cuando cambia el negocio, también lo hace la relación de fuerzas (es decir, el reparto de beneficios).

Es evidente que los propietarios de los cines pueden estrenar los filmes que crean convenientes. Ocurre que Netflix, como productor de Tigre y dragón 2, también está en condiciones de elegir la estrategia de lanzamiento que crea conveniente. Al convertirse en productor de cine, la plataforma digital ha aumentado de golpe su capacidad de influencia sobre la industria.

Así que esta guerra comercial podría ser cruenta. Y decisiva: si Netflix se lleva el gato al agua con Tigre y dragón, quizás no haya ya vuelta atrás y los cines se verán obligados a netflixizarse.

Algo que posiblemente gustará a muchos espectadores (e incluso a muchos directores).“Una película debería estar siempre disponible al público evitando situaciones como las que se producen actualmente en las que cintas que han tenido una corta vida de apenas tres o cuatro semanas en cines, como Open Windows de Nacho Vigalondo o Hermosa Juventud de Jaime Rosales , permanecen en un "limbo", contó hace unos días a este periódico Juan Carlos Tous, fundador y CEO de Filmin.

Cine

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios