Los rivales de 'Vivir es fácil con los ojos cerrados' en la lucha por el Oscar
  1. Cultura
  2. Cine
dura competencia para españa

Los rivales de 'Vivir es fácil con los ojos cerrados' en la lucha por el Oscar

Ganadores de la palma de Oro en Cannes, niños prodigio, directores mimados por la crítica internacional... España tiene difícil la estatuilla

placeholder Foto: Fotograma de 'Mommy', de Xavier Dolan
Fotograma de 'Mommy', de Xavier Dolan

Seamos honestos. España tiene muy difícil el Oscar este año, aunque los criterios de la Academia de Hollywood son inescrutables y siempre hay pequeñas sorpresas entre las cinco finalistas. Nuestra elegida para pelear por la estatuilla, Vivir es fácil con los ojos cerrados, se las tendrá que ver con películas realizadas por grandes nombres internacionales y que ya han sido testadas en los mejores festivales internacionales.

España hace diez años que no caza una nominación. Fue en 2004, cuando Mar Adentro, de Alejandro Amenábar, consiguió llevarse el premio. Desde entonces un fracaso tras otro.

Ninguna de las películas españolas preseleccionadas este año tenía el recorrido festivalero (La de Trueba pasó sin pena ni gloria en San Sebastián hace un año) de muchos de los títulos que parten como favoritos en las primeras quinielas de los premios. Los países han optado por sus mejores directores y por aquellos filmes que asombraron a la crítica en Cannes, que se ha convertido en el Festival que más títulos está aportando a esta carrera.

En primer lugar tenemos la Palma de Oro de Cannes de este año, Winter Sleep, de Nuri Bilge Ceylan, elegida por Turquía. A priori una de las favoritas por dos motivos. 1) Ha ganado en el mejor festival del mundo, y 2) Su director es un cineasta de culto que con este filme ha terminado de explotar.

Esto no es ningún seguro de vida para que tu filme gane el Oscar. El año pasado La vida de Adele no pudo ser escogida por Francia por problemas con la distribuidora internacional que quería promoverla en categorías más importantes, y este año la Academia Francesa ha pasado de ella y se ha decantado por la particular visión de Yves Saint Laurent de Bertrand Bonello. Así que Winter Sleep, con una duración excesiva y un estilo demasiado árido podría ser la típica favorita que finalmente pierde frente a algún filme más asequible al gusto hollywodiense (¿se acuerdan de La cinta blanca perdiendo frente a El secreto de sus ojos?).

Cannes ha sido este año la cantera de muchas películas que intentarán repetir la suerte de La gran belleza el año pasado. Una de las que más comentarios está generando, debido a su Gran Premio del Jurado en dicho festival y su exitoso paso por Toronto y por la sección Perlas en San Sebastián, es Mommy, de Xavier Dolan.

La película tiene a su favor un elemento importante: Dolan es el chico de moda. Con solo 25 años el director ha rodado su quinta película y ha triunfado en su primera incursión en la Sección Oficial de Cannes. Todos hablan del nuevo niño prodigio del cine internacional y su nuevo título es su confirmación. Un Oscar sería una buena forma de acercar al canadiense a Hollywood, que ya le dedica la portada de sus revistas.

A pesar de no recibir premio también del certamen francés salieron otras dos grandes rivales de David Trueba: Dos días y una noche, de los Hermanos Dardenne y Relatos Salvajes, de Damián Szifrón.

Los primeros, dos de los directores europeos más laureados del cine actual, no tienen suerte en los Oscar. Nunca han sido nominados a la estatuilla a pesar de ser de los pocos realizadores con dos Palmas de Oro. En esta ocasión siguen apostando por el cine social y acompañados de una estrella como Marion Cotillard, una embajadora perfecta para la que puede ser su primera vez en los premios de la Academia de Hollywood. Antes pasarán por la Semana Internacional de Cine de Valladolid donde competirán por la Espiga de Oro e inaugurarán la Sección Oficial.

La segunda (presentada, cómo no, en Cannes) es la argentina Relatos Salvajes, que además de conquistar a la crítica tiene a su favor ser un éxito apoteósico en Argentina, donde lleva cinco semanas en lo más alto de la taquilla y ya se ha convertido en el tercer filme más taquillero del país. Una comedia negra que tiene un arma secreta: sus productores no son otros que Pedro Almodóvar y Agustín Almodóvar.

Por si semejante competencia fuera poca Polonia ha escogido Ida, uno de los filmes más aclamados del año, que además ha encantado al público. En España se ha convertido en uno de los éxitos minoritarios del verano. A pesar de no tener un gran nombre detrás y que sus premios se limitan a festivales como el de Londres y Gijón, Pawel Pawlikowski es el gran tapado para el Oscar a la Mejor película de habla no inglesa.

Una de las opciones más sorprendentes es la de México, que ha elegido el biopic sobre Mario Moreno “Cantinflas” protagonizado por el español Óscar Jaenada. Cantinflas ha sido masacrada por la prensa americana, pero ha sido un éxito entre el mercado latino, que la ha llevado a recaudar más de 6 millones de dólares.

La ganadora del año pasado, Italia, no cuenta con muchas papeletas de revalidar su premio, aunque su candidata, El capital humano, venció a La gran belleza (ganadora del año pasado) en sus premios locales, los David de Donatello.

Ahora queda un camino de promociones, festivales y proyecciones en el que solo los más fuertes, o los mejor vendidos, sobrevivirán. Se admiten apuestas.

Cine Cine español Premios Oscar 2016
El redactor recomienda