Es noticia
Menú
FAPAE pide al Gobierno cobrar una tasa a las telecos para financiar el cine español
  1. Cultura
  2. Cine
los productores analizan la situación de la industria

FAPAE pide al Gobierno cobrar una tasa a las telecos para financiar el cine español

Los productores analizan en San Sebastián el paradójico estado de la industria: grandes éxitos en taquilla y la quiebra económica por culpa del Gobierno

Foto: Ramón colom, presidente de FAPAE (EFE)
Ramón colom, presidente de FAPAE (EFE)

El futuro del cine español se juega los próximos meses bajo la sombra de una enorme paradoja política: al mismo tiempo que las salas cierran, los productores amagan con cerrar el chiringuito si Cultura/Hacienda no les paga lo que les debe, las películas reducen sus presupuestos a la mitad y las filas del paro engordan con los trabajadores de la industria... el cine español vive su mejor año recaudatorio de todos los tiempos.

No es que se pueda ver el vaso medio lleno o medio vacío, es que unos ven el vaso rebosante y otros roto. La batalla política, por tanto, se centra ahora en el significado de esta paradoja.

El ministro de Cultura, José Ignacio Wert, sacó pecho a su paso por el Festival de San Sebastián hablando el boom comercial del cine español al calor de los taquillazos recientes.

Por su parte, la patronal de productores (FAPAE) hiló fino esta mañana en su tradicional rueda de prensa festivalera para analizar el estado de la industria. Se trataba, por un lado, de aportar los datos recaudatorios anuales del cine español a día de hoy: cuota de pantalla del 23,6%, "la más alta de la historia", aunque a final de año se podría acabar con un inédito 25%.

Pero, por otro lado, y he aquí el quid político de la cuestión, dejar claro que esta espectacular cuota de pantalla no se produce gracias a las políticas gubernamentales, sino pese a ellas. En ese abismo que separa el "gracias a" del "pese a" se encuentra ahora todo el tomate político.

Los productores aportaron datos críticos como el desplome del presupuesto medio por filme, que en cinco años ha pasado de 3,2 millones de euros a 1,3 millones.

Luego llegaron las matizaciones sobre la buena salud de la industria: "El cine en relación con el público va bien, pero la industria va mal por los incumplimientos" del Gobierno.

Colom apostó por "depender menos de la Administración". ¿Cómo? Aplicando una tasa fija a las telecos (como la de la Generalitat catalana, que quiere cobrar 20 céntimos por línea de internet) para financiar cine español. La pelota está ahora en el tejado del Gobierno. Y en el de las telecos, claro.

Respecto a la deuda de Cultura con los productores, utilizó con ironía una de las frases favoritas del gabinete Rajoy: "Las leyes están para cumplirlas". Lo dijo porque el Estado debe desde hace meses seis millones de euros al cine (aunque hasta hace unos días la deuda, ya liquidada en su mayoría, era de 38 millones).

FAPAE se felicitó por la reciente decisión del Tribunal Supremo de paralizar en Bruselas la Ley Lassalle de Propiedad Intelectual. "La ley europea no dice lo mismo que las ocurrencias del Gobierno", aseguró Colom.

Colom habló de "luna de miel" entre Cultura y los productores, lo que quizás era un modo de señalar que Montoro sigue siendo el malo de la película: los productores quieren empezar a cobrar por adelantado porque "Hacienda tiene problemas para pagar", zanjó el presidente de FAPAE.

El futuro del cine español se juega los próximos meses bajo la sombra de una enorme paradoja política: al mismo tiempo que las salas cierran, los productores amagan con cerrar el chiringuito si Cultura/Hacienda no les paga lo que les debe, las películas reducen sus presupuestos a la mitad y las filas del paro engordan con los trabajadores de la industria... el cine español vive su mejor año recaudatorio de todos los tiempos.

Propiedad intelectual Cine español
El redactor recomienda