Es noticia
Menú
Wert no encuentra los diez millones que le debe al cine
  1. Cultura
  2. Cine
cultura busca el dinero

Wert no encuentra los diez millones que le debe al cine

El Gobierno salda una parte de su deuda con los productores. Cultura reconoce que aún no ha encontrado el resto del dinero pero sigue buscando

Foto: El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro (d), conversa con el ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert (i) (EFE
El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro (d), conversa con el ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert (i) (EFE

El Gobierno ha vuelto a golpear al cine español. Hace unos días el ministro Wert anunciaba que el viernes se aprobaría un suplemento de crédito para hacer frente a la deuda contraída de 42 millones correspondiente a las ayudas a la amortización de largometrajes de 2012. El optimismo ante sus palabras se convirtió en decepción cuando Soaraya Sáenz de Santamaría anunciaba que el dinero que Hacienda destinaría serían 30 millones en vez de los 42 esperados.

¿Dónde están los otros 10 millones que necesita el cine? ¿Por qué no ha podido dar el Ministerio de Hacienda la cantidad completa? Desde la Secretaría de Estado de Cultura explican a El Confidencial que estos 30 millones son un “suplemento que aporta el Ministerio de Hacienda basado en la disponibilidad presupuestaria”. Por su parte se comprometen a trabajar para conseguir una dotación de crédito adicional que alcance los 39 millones que ellos estiman necesarios (cifra que choca con los casi 42 de los que hablan los productores).

Desde Cultura confían en que ese dinero se tenga en las próximas semanas, aunque “no es fácil”. Recalcan que es una labor de todo el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. Es decir, Wert tiene que buscar en los recovecos de su ministerio para encontrar nueve millones con los que pagar a los productores. “Esa partida vendrá de cantidades que no se van a ejecutar o de remanentes, hay convocatorias de ayudas que no cubren con lo presupuestado”, explican a este periódico.

En caso de que el Ministerio de Educación, Cultura y Hacienda no encuentre el dinero, los productores se enfrentarán al peor escenario posible: el temido prorrateo.

El presidente de la Academia de Cine, Enrique González Macho, explica a este periódico en qué consiste la práctica. “Si tienes que pagar 100 millones a los productores y hay solo 80 que repartir, pagas a cada uno 8 millones en vez de los 10 que habría que pagar. Eso es malo y te deja con un descubierto importante, además crearía una desconfianza bancaria muy fuerte y un problema para la Sociedad de Garantía Recíproca”, analiza González Macho que subraya que confía en el ICAA, aunque sabe que no son ellos los que dan el dinero.

Para Ramón Colom, presidente de la Federación de Asociaciones de Productores Españoles (FAPAE) la noticia ha sido un jarro de agua fría. “Ayer la confianza es que se iba a pagar”, reconoce a este periódico. Colom asegura que en las últimas conversaciones con el Gobierno se llegó a un pacto para que se pagara la deuda íntegra. Algo que ellos no han cumplido.

“Es verdad que Cultura y Hacienda han hecho un gran esfuerzo para encontrar 30 millones, porque no los tenían. Pero es que no son 30, son 41, casi 42. Así que, por un lado gracias por el esfuerzo, y por el otro un deseo, que busquen donde puedan y encuentren los 10 millones que faltan”, añade.

Colom insiste en que ese dinero está establecido en la Ley, y que es una partida de 2012 que ya tendría que estar pagadas. De hecho, el retraso en saldar la deuda está provocando un caos entre las productoras afectadas. “Los productores han tenido que renovar créditos, lo que supone más costes financieros para pagar el retraso del estado, y cuando estamos ya en tiempo de descuento llegan y dicen que no tienen para pagarlo íntegro”, analiza el presidente de los productores españoles.

Consecuencias ya visibles

Las consecuencias del prorrateo y del pago a plazos que se está realizando empiezan a notarse. “Los bancos ahora no prestarán un céntimo a nadie de la cultura. Esto afecta a la confianza de los bancos, a que los empresarios no podrán pagar a hacienda ni a la seguridad social, incluso afecta a la imagen internacional, porque hay bancos europeos que han puesto dinero en producciones españolas a los que a lo mejor no se les puede devolver el dinero”, critica Colom.

Ramón Colom recuerda una de las lecciones que da a sus alumnos y que aquí vale como ejemplo práctico: “Antes de cada proyecto hay que hacer un plan de negocios. En ese plan pones todo lo que prevés ingresar, y ahí están las ayudas del estado. Pero no haces tres ejercicios: uno por si me lo dan íntegro, otro por si me dan la mitad o por si me dan el 25%, das por hecho que lo van a pagar de manera íntegra”, explica.

Tras el anuncio de hoy parece que los productores se han puesto en lo peor y ya esperan el temido prorrateo. “Creemos que tiene solución, una de ellas es que no se paguen los 12 meses del año 2012 enteros, sino que se paguen 11 o 10 íntegros y lo que no se pueda que se quede para el año próximo”, cuenta el presidente de FAPAE. Un posible parche que se ha encontrado con el clásico enemigo del cine español: el Ministerio de Hacienda.

El Gobierno ha vuelto a golpear al cine español. Hace unos días el ministro Wert anunciaba que el viernes se aprobaría un suplemento de crédito para hacer frente a la deuda contraída de 42 millones correspondiente a las ayudas a la amortización de largometrajes de 2012. El optimismo ante sus palabras se convirtió en decepción cuando Soaraya Sáenz de Santamaría anunciaba que el dinero que Hacienda destinaría serían 30 millones en vez de los 42 esperados.

Cine español
El redactor recomienda