Un laboratorio para salvar el legado del cine
  1. Cultura
  2. Cine
Pendiente de la nueva sede de la Filmoteca

Un laboratorio para salvar el legado del cine

Filmoteca Española se ve obligada a externalizar trabajos de restauración porque el laboratorio de su nuevo edificio aún no ha sido instalado

placeholder Foto: Latas de película en la nueva sede de Filmoteca Española
Latas de película en la nueva sede de Filmoteca Española

Ha pasado más de una año desde el fin de la construcción del Centro de Conservación y Restauración (CCR) de la Filmoteca Española y la parte principal de la institución,el laboratorio, que debía estar instalado, aún no se ha montado, tal y como ha podido saber este periódico. "Todos los equipos del edificio de la Dehesa de la Villa serán trasladados a las nuevas instalaciones, pero más adelante. Lo más importante será encontrar a gente cualificada, apenas quedan porque están desapareciendo", ha asegurado Chema Prado, director de la Filmoteca a El confidencial, que reconoce que la inauguración del centro se retrasa más allá de octubre. Además, ha señalado que la digitalicación de los fondos está pendiente de los recursos que anualmente les sirven los Presupuestos Generales, es decir, "muy poco a poco". El mejor resultado hasta el momento son las 750 horas de NO-DO en abierto.

Mientras tanto, la institución está obligada a externalizar los procesos de laboratorio -y a asumir el gasto extra- que, en el trabajo de restauración y preservación cinematográfica, son muy numerosos. Este periódico ha preguntado a Mercedes de la Fuente, directora del CCR, cuánto supone económicamente, pero ha preferido no responder a esta cuestión. Los últimos datos que se conocen de inversión del ICAA en protección del legado del cine español hablan de un dramático recorte del 62%.

Un archivo exige cada año más recursos, sobre todo de personal. Pero nosotros no somos capaces hacer frente a esas exigencias. Los recortes, como en toda institución, no lo permiten, y hacemos lo que está en nuestras manos”, explica la directora del CCR a El Confidencial. A pesar del reconocimiento de la necesidad de más inversión para la protección del patrimonio cinematográfico, el presupuesto de Filmoteca Española ha sufrido una reducción aproximada del 60% desde el año 2010.

A la espera del laboratorio

En los más de 60 años de historia de Filmoteca Española, la institución no ha tenido nunca un laboratorio propio que le diese control total sobre el trabajo de restauración y preservación cinematográfica. Una inversión que nunca se produjo porque “el presupuesto de Filmoteca siempre ha sido pequeño, por debajo de sus necesidades”, como comenta Juan José Mendy, premio Segundo de Chomón 2013 y fundador de ISKRA, empresa dedicada a la recuperación del patrimonio cinematográfico. Desde 1978, la relación de la empresa con Filmoteca Española es muy estrecha y en estos momentos casi exclusiva.

placeholder El Centro de Conservación y Restauración, nuevo edificio de Filmoteca Española

“Cada año, la situación es más complicada. Este año, ha subido un 40% el precio de algunos materiales. Dentro de poco no podremos vivir ni del trabajo que hacemos para diferentes filmotecas”, explica Mendy para ilustrar la delicada posición en la que se encuentra su negocio. Pero el patrimonio es el que corre un riesgo mucho mayor, ya que con la inflación de precios y el recorte de inversión del actual Gobierno, la recuperación de los fondos está bajo alarma.

En la actualidad, los únicos laboratorios de revelado cinematográfico que quedan en España están en Barcelona. Una situación que ha dejado a ISKRA la manipulación del material fotoquímico en Madrid. Su labor de recuperación es minuciosa y varía según las exigencias del cliente. Cuando llega un encargo de una filmoteca lo primero que hacen es leer las anotaciones que tenga y ver cuál es el estado de la película. A continuación, revisan y preparan el material, para ser enviado a un laboratorio de revelado. Cuando el material regresa del procesado, tienen que comprobar que los ajustes se hayan realizado correctamente.

placeholder Archivos cinematográficos de Filmoteca Española

Cine bajo mínimos

Mendy era una de las personas en las que Chema Prado pensó para gestionar el laboratorio una vez esté instalado, tal y como explica a este periódico. Pero el empresario ha declinado la oferta. "No hay problema de dinero", dice Prado sobre el montaje de esta parte esencial para la Filmoteca. Mendy coincide con el director en que el dinero no es lo más importante, que lo verdaderamente importante es encontrar a personal cualificado. "Estos trabajos, si no se llevan a cabo por suficientes personas, no pueden salir bien. Son procesos complicados y es difícil conocer todas las máquinas y sus trucos”, añade.

Sin embargo, las cuentas desvelan la falta de apoyo: los recursos con los que cuenta Filmoteca Española cada vez se reducen más. El ICAA concede menos de 4 millones a Filmoteca Española cada año que si los comparamos con datos de otras cinematecas europeas entenderemos la situación dramática del legado cinematográfico. Cinematheque Française o British Film Institute tienen un presupuesto aproximado de 30 y 20 millones de euros anuales respectivamente. Desde luego, no es la mejor situación para Lorena González, recién nombrada directora del organismo.

El ICAA otorga a la filmoteca menos de un 10% de su presupuesto anual, que es inferior a 50 millones de euros, pues tiene que administrar también la deuda multimillonaria que tiene con los productores de cine y otorgar nuevas ayudas para la producción y exhibición de películas.

Estas son algunas de las razones por las que, durante muchos años, la institución ha tratado de convertirse en un organismo autónomo, como el Museo del Prado, el Museo Reina Sofía y la Biblioteca Nacional. La implantación de un Real Patronato y una ley propia serían cambios que la dotarían de mayor independencia ante la administración y de la capacidad de gestionar sus propios recursos.

Cine Patrimonio
El redactor recomienda