Es noticia
Menú
Disney presiona al Gobierno para acabar con la piratería
  1. Cultura
  2. Cine
el presidente de la compañía en españa pide medidas

Disney presiona al Gobierno para acabar con la piratería

La compañía cree que "tiene que haber un esfuerzo legislativo para que la lucha sea más efectiva" y defiende el actual modelo de distribución

Foto: Operación de la Guardia Civil contra la piratería
Operación de la Guardia Civil contra la piratería

Los datos hablan por sí solos. En 2004 se vendían en España 145 millones de entradas, mientras que el año pasado sólo se alcanzaron los 75 millones. El mercado del DVD ha pasado en el mismo tiempo de 30 millones de ventas a menos de 10. Por su parte las descargas ilegales han llegado en 2013 a los 700 millones.

Con este panorama desolador introducía su discurso Simón Amselem, presidente de The Walt Disney Company España y Portugal, que ha analizado el presente y el futuro de la industria del cine y el entretenimiento en unas jornadas organizadas por el IESE Business School de la Universidad de Navarra y el Institute for Media and Entertainment.

Para Amselem existen muchos factores que han llevado a la industria del cine a la situación actual, como el aumento de la oferta de ocio, las nuevas ventanas de distribución o el auge de los dispositivos móviles, pero uno destaca por encima de los demás: la piratería.

Preguntado sobre este tema por El Confidencial, Amselem ha explicado que lo primero que hay que hacer es educar al consumidor para que se dé cuenta de que la piratería es mala para su país, ya que disminuye los ingresos del estado. Una lucha que, a su parecer, el Gobierno español no está afrontando cómo debiera: “Tiene que haber un esfuerzo legislativo para que la lucha contra la piratería sea más efectiva” ha añadido.

placeholder The netflix sign on is shown on an ipad in  encinitas in this file photo

A pesar de considerar las descargas ilegales como el enemigo a batir, desde Disney siguen defendiendo el actual modelo de distribución para las películas, por el cual primero tiene que pasar por el cine y esperar cuatro meses para llegar a plataformas de Video on Demand como Netflix o Wuaki.

Es evidente que esta espera de tres o cuatro meses hasta que la película llega al Video on Demand genera piratería

Simón Amselem ha defendido que para Disney “ir al cine sigue siendo una experiencia única”, y que ellos van a seguir defendiéndola en vez de plantearse estrenos multiplataforma: “Es evidente que esta espera de tres o cuatro meses hasta que la película llega al Video on Demand genera piratería, y es una decisión muy complicada. Creemos que de esta forma protegemos al negocio del cine, que es la ventana más importante para nosotros” ha explicado.

Una decisión que pone en segunda fila la voluntad del espectador de poder ver una película desde su sofá sin tener que esperar tanto tiempo. Amselem ha manifestado que entiende que el consumidor quiera poder ver un filme cuando sea y donde sea: “Ofrecer el mejor producto, el más espectacular y la mejor calidad solo es posible con el modelo actual”. Una fórmula que prioriza la explotación en cines, luego el Video on Demand, después las televisiones de pago y por último la televisión en abierto.

Abiertos a Netflix

Pese a su defensa del cine en salas, Simón Amselem ha querido destacar su apoyo a iTunes y Netflix, con quien han firmado un acuerdo para la creación de nuevos contenidos. La todopoderosa empresa sigue sin dar noticias sobre su expansión por Europa, aunque desde Disney se muestran partidarios de una hipotética llegada, ya que consideran que es un modelo que funcionaría, al contrario que otros proyectos que han probado suerte en España: “Ninguno ha tenido suficiente éxito por falta de recursos. Si Netflix llega a España tendrá éxito porque saben lo que tienen que hacer, aportan una marca, un éxito internacional, muchos contenidos y experiencia, además tienen muchos recursos”.

placeholder Imagen promocional del último filme de disney, 'frozen'

Disney ha visto como 2013 se convertía en uno de sus mejores años a nivel cinematográfico gracias al éxito de Frozen (a punto de convertirse en el filme animado más taquillero de la historia por encima de Toy Story 3) y Iron Man 3. El superhéroe que ahora pertenece a la empresa del ratón gracias a la política de adquisiciones de grandes firmas que sigue en los últimos años (Lucas Films, Marvel y Pixar).

Todo comenzó con la compra de Pixar, de la que distribuían sus filmes. “La adquisición de Pixar fue clave para Disney, estábamos en una situación difícil, con películas que no funcionaban. Revitalizó el estudio de animación. Además, antes Pixar sólo se preocupaba por la película. Ahora John Lasseter tiene una visión más global en otros negocios, más integrada y que genera más ingresos” concluía Simón Amselem haciendo que todos los asistentes pensaran en el reciente anuncio de la compañía de seguir explotando la franquicia de Cars (sus peores películas pero de las más rentables gracias al merchandising), con un tercer filme.

Los datos hablan por sí solos. En 2004 se vendían en España 145 millones de entradas, mientras que el año pasado sólo se alcanzaron los 75 millones. El mercado del DVD ha pasado en el mismo tiempo de 30 millones de ventas a menos de 10. Por su parte las descargas ilegales han llegado en 2013 a los 700 millones.

El redactor recomienda