Hollywood y el fabuloso negocio global del cine (en pantalla grande)
  1. Cultura
  2. Cine
taquilla internacional en 2013

Hollywood y el fabuloso negocio global del cine (en pantalla grande)

La crisis del cine en Europa contrasta con la explosión del negocio en China y los países emergentes. La periferia se vuelca con los blockbusters

placeholder Foto: Peatones caminan junto a un cartel de la película 'Django Desencadenado' en Shangai (EFE
Peatones caminan junto a un cartel de la película 'Django Desencadenado' en Shangai (EFE

La recaudación de los cines españoles en 2013 fue la más baja en 25 años, a la cola de Europa, aunque las salas del viejo continente también pincharon el pasado año: un 4,1% menos de recaudación que en 2012.

La explicación de esta fuga de espectadores es de sobra conocida. Tomen nota: crisis económica, cambios en las formas de consumir el ocio, cine en casa, piratería, subida del precio de las entradas y bajada de los salarios, internet, etc. La tormenta perfecta. La paradoja es que existe una realidad paralela donde el cine en gran pantalla vive una nueva edad de oro comercial y la gente acude en masa a las salas. Y no se trata de un argumento de ciencia ficción.

¿Por qué si el cine está sufriendo una reconversión industrial en todo el mundo la taquilla de muchos países está batiendo marcas históricas?

Un año de fábula

La caída de la recaudación en Europa, continente que antaño era el principal mercado del cine estadounidense, no está afectando demasiado al óptimo rendimiento comercial de Hollywood en el extranjero. La industria estadounidense, que este fin de semana celebra su fiesta anual (los Oscar), tiene muchas cosas que celebrar, si atendemos a su cuenta de resultados en 2013. Por ejemplo, que la periferia mundial abarrota los cines para ver sus blockbusters.

placeholder Preparativos de los Oscar (EFE)

La taquilla internacional (todos los países menos EEUU y Canadá) ascendió en 2013 a 25.000 millones de dólares, más del doble de la recaudación norteamericana, que se quedó en 10.900 millones de dólares, según The Hollywood Reporter.

Las 24 películas más taquilleras a nivel internacional en 2013 fueron estadounidenses

Primeras conclusiones de estas cifras: 1) China, Rusia y los países emergentes (Brasil, México) ganan importancia en el negocio del cine. 2) Hollywood cada vez depende menos de la taquilla de su propio país. 3) Pese a que sigue siendo un continente con mucho peso en el negocio, Europa está perdiendo parte de su fuerza histórica en favor de las periferias. ¿A dónde va la mayor parte de todo este dinero emergente? Sí, lo han adivinado: Las 24 películas más taquilleras a nivel internacional en 2013 fueron estadounidenses.

La lista de taquillazos mundiales siderales la encabezó Iron Man 3, que recaudó 806 millones de dólares a nivel internacional y 409 millones en EEUU. Dos de cada tres euros obtenidos por Iron Man 3 vinieron del mercado extranjero. Datos por países: Brasil (47 millones de dólares), México (48 millones) y Corea del Sur (64 millones). Con un país destacado a la cabeza: China (121 millones de dólares). Mucho más dinero recaudado que en los países europeos: Francia (38 millones de dólares) y España (13 millones).

China, con 5.000 nuevas pantallas construidas en 2013, también encabezó el ranking internacional total, confirmando así su posición como segunda industria más lucrativa del mundo tras EEUU, con una recaudación de 3.600 millones de dólares, un exagerado 28% más que el año anterior, que ya había sido histórico.

Pekín mantiene sus políticas proteccionistas para defender su cine, aunque en 2012 liberalizó tímidamente su mercado: se elevó el número de películas extranjeras que podían estrenarse al año, de 20 a 34, un 70 % más. Desde entonces Hollywood ha ingresado cientos de millones de euros extras.

El festival taquillero asiático se completó con la destacada subida de la recaudación en Corea del Sur: 1.500 millones de dólares, un 6,5% más que en 2012. Bajó la taquilla en Japón, eso sí, aunque el país mantuvo su poderío con una recaudación anual de 1.800 millones de dólares (una caída del 3,6%).

Rusia, por su parte, amasó 1.300 millones de dólares, una subida del 8%.

La periferia pide paso

Entre los países emergentes, destacan las recaudaciones de India (1.504 millones de dólares, un 10% que en 2012), México (954 millones de dólares, un 15,3% más) y Brasil (831 millones de dólares, un 6,1% más), con títulos como Mi villano favorito 2 entre los más taquilleros.

Datos que contrastan con las tibias cifras europeas. Según un estudio del Observatorio Europeo Audiovisual, Chipre y España fueron los países con caídas más fuertes, con un 22,5% y un 16,8% menos que en 2012. El descenso español ha sido el más bruco en muchos años, aunque esto, desgraciadamente, ya no es noticia: nuestros cines llevan perdiendo espectadores desde mitad de la década pasada. Ocurre que las salas del resto de Europa habían resistido la crisis económica razonablemente bien... hasta ahora.

2013 ha sido un año malo para casi todos los países europeos, incluida la joya de la corona, Francia, que pasó de vender 203 millones de entradas (2012) a despachar 192 millones (2013). Descenso que las autoridades franceses tratarán de atajar en 2014 con una bajada del IVA de sus entradas del 7% al 5% (en España está en el 21%).

Peor le ha ido al sur de Europa, con Portugal perdiendo el 11% de la recaudación y Grecia el 15%.

La geopolítica dice que la vieja Europa está perdiendo influencia económica respecto a las periferias. La geopolítica cinematográfica dice lo mismo. Eso sí, pese a la crisis económica y la crisis del modelo de negocio del cine, algo no cambia nunca: Hollywood sigue ganando dinero a espuertas.

Cine Premios Oscar 2016
El redactor recomienda