Es noticia
Menú
¿Apostará la Academia por el nuevo cine español?
  1. Cultura
  2. Cine
nominaciones a los goya

¿Apostará la Academia por el nuevo cine español?

Las nominaciones a los Goya servirán para tomar la temperatura a nuestro cine. ¿Saldrá victorioso el cine más arriesgado o triunfarán los de siempre?

Foto: Fotograma de 'La herida', de Fernando Franco
Fotograma de 'La herida', de Fernando Franco

La Academia de Cine haanunciado hoylos nominados a los Premios Goya de este año, un curso que ha destacado por la ausencia de títulos rotundos que consigan el beneplácito de la crítica y hayan arrastrado a los espectadores a las salas.

Es cierto que viendo las preseleccionadas por España para los Oscar y las nominadas al premio José María Forqué se puede establecer un patrón que indica que tanto 15 años y un día como La gran familia española estarán entre las cinco finalistas al Goya a la mejor película. Pero en un 2013 con tanto cine y ninguna estrella popular, como Lo imposible, todo puede pasar.

En el año de la crisis de nuestra industria la Academia tiene una oportunidad de oro para hacer ver a los espectadores que hay mucho cine alejado de , precisamente, la industria convencional.

Ya existen precedentes en los que los Goya se desmarcan con alguna película nominada que rompe el patrón de lo que se espera de estos premios. No hay más que recordar el año en el que Jaime Rosales, con un título que había pasado desapercibido para el público y que era una apuesta formaly temática, La soledad, consiguió triunfar por encima de El orfanato y 7 mesas de billar francés.

Para esta ocasión la Academia tiene donde elegir. 2013 ha sido el año en el que directores novatos han traido aire fresco a nuestro cine, y en el que otros han presentado propuestas arriesgadas que han sido aclamadas por todos los festivales por donde han pasado. De todo este nuevo cine español, que se ha atrevido a cuestionar las normas de la industira, destaca un título por encima del resto: La herida.

La película de Fernando Franco tiene muchas papeletas para colarse en el quinteto final dentro de unas horas. Es unode los mejores filmes del año, triunfó en San Sebastián y es el descubrimiento de un talento a seguir muy de cerca. Aunque en su contra tiene el haber pasado de puntillas por la cartelera y el ser una ópera prima. En unos premios en los que existe la categoría Mejor director novel eso puede ser un lastre.

Eduard fernández en 'gente en sitios'Pero La herida no es la única película de la que la Academia se debería acordar. Si existe alguien que ha conseguido poner de acuerdo a la crítica y tenerla rendida a sus pies es Juan Cavestany. Su Gente en sitios es una apuesta singular, distinta, y que ha desafiado muchas normas del cine español. No ha tenido producción al uso, se ha rodado con la ayuda de un grupo de actores que se han prestado a este experimento, que además ha sidodistribuido casi a la vez en plataforas online (llegara el 15 de enero) que en salas. Apostar por Cavestany sería hacer un guiño a todos esos cineastas que experimentan, que buscan y encuentran y que no se acogen siempre a las normas establecidas.

Existen muchos nombres de los que seguramente los Goya se olviden: Albert Serra, Mar Coll, Rodrigo Sorogoyen (con un título financiado gracias al crowdfunding: Stockholm)... todos ellos han creado un cine español diferente y sería justo reconocerlo.

Por desgracia las normas de este tipo de premios todos las conocemos: puede haber sitio para un filme pequeño, pero no para más. El resto de huecos lo llenarán los de siempre: De la Iglesia, David Trueba, Sánchez Arévalo... Nombres que el público ya conoce y a los que pueden ayudar a que la carrera comercial de sus obras sea algo más larga.

En pocas horas se desvelará si la Academiaha apostado por las nuevas voces o a preferido el 'café para todos'. Probablemente nunca haya tenido una oportunidad como esta para reivindicar que existe mucho más cine español del que la gente piensa.

La Academia de Cine haanunciado hoylos nominados a los Premios Goya de este año, un curso que ha destacado por la ausencia de títulos rotundos que consigan el beneplácito de la crítica y hayan arrastrado a los espectadores a las salas.

Cine español