Es noticia
Menú
Sexo, drogas y chorradas para triunfar en taquilla
  1. Cultura
  2. Cine
la comedia r, o para adultos, triunfa en eeuu

Sexo, drogas y chorradas para triunfar en taquilla

La comedia para adultos vive un momento dorado en la taquilla americana, donde estas películas políticamente incorrectas se han convertido en un auténtico boom

Foto: Cameron Diaz en 'Algo pasa con Mary'
Cameron Diaz en 'Algo pasa con Mary'

Caca, culo, pedo, pis. Así leído suena chusco. Pero hay que reconocer que dicho en un momento oportuno puede ser divertido. Esta infalibilidad ha hecho que las películas de humor para adultos no duden en plagar sus diálogos con bromas de corte soez para sacar la carcajada del público.No sólo de palabrotas vive la comedia R, que actualmente triunfa en Hollywood, pero sí ha quedado demostrado que lo soez y escatológico es parte importante de su arsenal de gags. Junto a las referencias sexuales, y a las drogas, son los temas estrella de este tipo de filmes. Luego es trabajo de los guionistas el cómo introducir (y en qué proporciones) estos elementos en la historia y mezclarlos con otro estilo de humor más inteligente o visual.

De cómo se consiga esta mezcla depende que una película de este estilo sea considerada una gran comedia y triunfe también entre la crítica o que sea acusada de ser más simple que el mecanismo de una polea.

Pero dejando de un lado a los medios lo que es indudable es que la comedia para adultos o calificada R (en EEUU) está de moda. Sus presupuestos son muy ajustados y sus resultados en taquilla muy rentables.

Algunas han sido verdaderos fenómenos, empezando por Resacón en Las Vegas, que recaudó 277 millones de dólares con su primera entrega y llegó a ganar el globo de oro a la mejor comedia, o La boda de mi mejor amiga, que a sus más de 160 millones sumó un prestigio que la llevaron a optar al Oscar al mejor guión y a la mejor actriz secundaria. Lo curioso de este caso es que incluso aquellas que no tienen el apoyo de los premios están consiguiendo unos datos excepcionales.

Escena de 'La boda de mi mejor amiga'Es el caso de Somos los Miller, que se ha estrenado esta semana en España. La película, protagonizada por Jennifer Aniston es una de las sorpresas del año en EEUU, ya que con un presupuesto de tan sólo 37 millones ha superado los 150 millones al otro lado del charco.

Este mismo año ha habido otras dos comedias R, ambas protagonizadas por Melissa Mccarthy (la oronda secundaria de La boda de mi mejor amiga), que han superado los 130 millones de dólares. Más de lo que han hecho supuestos taquillazos como Elysium o El llanero solitario. El primero, Por la cara, ha llegado a los 134 millones de dólares, y el segundo, Cuerpos especiales, junto a una revitalizada Sandra Bullock lleva más de 155. Estos títulos han sido dos pelotazos a los que han seguido otros tantos éxitos no tan arrolladores pero igualmente sorprendentes.

Mary, la iniciadora de todo

Hasta 1998, que el comité que decide la calificación por edades colocara la temida letra R a una comedia era sentenciarla al ostracismo. La gente huía de esas películas que venían marcadas a fuego por sus contenidos sexuales y palabras malsonantes. Sin embargo, un título supuso un punto de inflexión en la popularización de los filmes de humor para adultos: Algo pasa con Mary.

Sus directores, los hermanos Farrelly, saltaron a la fama con otro filme de las mismas características: Dos tontos muy tontos. Sin embargo el gran pelotazo lo vivieron con esta película protagonizada por Cameron Diaz, que se convirtió en estrella gracias a sus bromas chabacanas y el famoso gag de la gomina.

A partir de ese momento la mirada del gran público comenzó a cambiar. De repente, lo que antes estaba mal conceptuado en la sociedad empezó a verse como algo gracioso y con un punto de irreverencia. A pesar de todo, el efecto Farrelly se termina pronto, en parte por su incapacidad de ir más allá de ese tipo de humor que acababa por sepultar sus películas. Tienen que pasar otros siete años para que el humor para adultos explote del todo. Este éxito viene de la mano de una de las figuras más importantes de las comedias de la última década: Judd Apatow.

Steve Carell en 'Virgen a los 40'Este productor y realizador comienza en 2005 con Virgen a los 40 una nueva senda en este tipo de producciones. Añade un elemento de sofisticación, e incluso elegancia, que la gente no había conocido. Sus películas son políticamente incorrectas, pero todas tienen en común que la gente consigue identificarse con sus protagonistas. Perdedores y Peter Panes en edad de madurar que despiertan ternura. Sus chistes escatológicos se ven ya con normalidad y la gente empieza a considerar la R como algo positivo.

En estos ocho años la lista de comedias para adultos que han triunfado en taquilla con esta fórmula es interminable: Lío embarazoso, Supersalidos, La boda de mi mejor amiga… Todas con el sello Apatow en sus historias, y también en la producción. Tal es su poder en EEUU, y el auge de sus historias, que hasta la televisión se ha rendido a sus pies. La todopoderosa HBO emite en estos momentos Girls, creada por Lena Dunham, pero producida por Apatow. Una comedia que está arrasando entre la crítica y que ha trasladado este universo a la pequeña pantalla.

EEUU abre los ojos al sexo, a las bromas chuscas y a los tacos… pero siempre en cantidades muy medidas y con el toque cómico detrás. Su doble moral respecto a este tema es más fuerte que cualquier efecto Judd Apatow.

Caca, culo, pedo, pis. Así leído suena chusco. Pero hay que reconocer que dicho en un momento oportuno puede ser divertido. Esta infalibilidad ha hecho que las películas de humor para adultos no duden en plagar sus diálogos con bromas de corte soez para sacar la carcajada del público.No sólo de palabrotas vive la comedia R, que actualmente triunfa en Hollywood, pero sí ha quedado demostrado que lo soez y escatológico es parte importante de su arsenal de gags. Junto a las referencias sexuales, y a las drogas, son los temas estrella de este tipo de filmes. Luego es trabajo de los guionistas el cómo introducir (y en qué proporciones) estos elementos en la historia y mezclarlos con otro estilo de humor más inteligente o visual.

Hollywood Comedia
El redactor recomienda