Informe de la sgae

Cómo el IVA pegó el tiro de gracia a una industria cultural moribunda

La Fundación SGAE publica su informe anual sobre el estado de la cultura en España. La subida del IVA agudiza la crisis estructural de todos los sectores

Foto: Concierto de Radiohead en Barcelona en 2008, último año de esplendor de la industria cultural (EFE)
Concierto de Radiohead en Barcelona en 2008, último año de esplendor de la industria cultural (EFE)
Autor
Tiempo de lectura4 min

La Fundación SGAE, anteriormente conocida como Fundación Autor, presentó esta mañana su clásico informe anual (Anuario SGAE 2013 de las Artes Escénicas, Musicales y Audiovisuales) sobre la situación de la industria cultural española. Una nueva colección de datos sombríos sobre una industria moribunda, solo que incluyo novedades (a peor) respecto a otros años: la entrada en vigor del IVA cultural ha supuesto el tiro de gracia. En efecto, éramos pocos y parió la abuela.

El informe se abre así: "En 2012, un año más, los descensos se acusan en todos los ámbitos del sector cultural analizados en este Anuario... Además, la tendencia negativa continua y elementos coyunturales -aunque ya casi parecen estructurales-, como el descenso de los presupuestos públicos y las caídas en los niveles de renta de los ciudadanos, unidos a los efectos del cambio de paradigma tecnológico y de hábitos y a la creciente oferta gratuita de contenidos, parecen indicar que tal tendencia no se modificará en los próximos años".

La perspectivas de recuperación a corto plazo se alejan a causa de la subida del impuestoLo peor es que la subida del precio de las entradas provocada por el IVA cultural hace imposible la recuperación a corto plazo: "Si a esa situación se añade el encarecimiento de los bienes y servicios culturales, muchos de los cuales experimentaron a partir del 1 de septiembre de 2012 un incremento del 8% al 21% del tipo impositivo de IVA, las perspectivas de recuperación a corto plazo se alejan, amenazando con preocupantes consecuencias para el desarrollo artístico y cultural del conjunto del Estado español".

La palabra claves aquí es "estructural". En efecto, el nivel de destrucción del tejido cultural industrial ya es tan grande que quizás se pueda hablar de generación perdida. Una tormenta perfecta -crisis económica, reducción financiación pública, subida el IVA- que ha afectado especialmente al cine, a la música y al teatro, según la SGAE: "En 2012, además del efecto directo de la crisis que sufren la mayoría de los sectores, se perciben otras dificultades, como la mencionada subida del IVA y la reducción cada vez más acusada de la financiación pública, que afecta sobre todo a las artes escénicas y musicales y al cine, tanto en el campo de la exhibición como en el de la producción y creación. Estas condiciones afectan de manera negativa a la oferta, que se contrae -con lo que ello supone para el tejido profesional de la cultura-, y a la demanda, que también se reduce como consecuencia de los factores mencionados".

El informe incluye una multitud de datos para respaldar estas tesis catastrofistas. Todos los indicadores apuntan a que, si esto sigue así, la industria cultural española reducirá su tamaño (casi) a la mitad en tiempo récord.

Teatro: El número de espectadores ha bajado de los 19,55 millones de 2013 a los 13,41 de 2012.  "Si comparamos los datos de 2012 con los obtenidos en 2008, se observa que el número de funciones cayó desde entonces un 26,9%, que la asistencia disminuyó un 31,4% y que la recaudación se redujo un 20,2%", resume el estudio.

Música: El número de asistentes a conciertos bajó de 34,2 millones (2008) a 24,1 millones (2012). Una involución resumida así en porcentajes: conciertos (-16%),  espectadores (- 23,6%) y recaudación  (-6,6%)".

Danza: El número de funciones cayó un 43,4% entre 2008 y 2012. La asistencia descendió un 34,5% y la recaudación un 44,1%.

Cine:  Como los datos del descenso del cine se publican con regularidad, impresionan menos que el resto. No obstante, merece la pena recordar que en 2012, y por octavo año consecutivo, bajaron todos los indicadores del cine en España: pantallas, películas exhibidas, asistencia y recaudación. Y se está lejos de haber tocado fondo: "La tendencia de descenso en la recaudación y el público asistente no sólo continúa sino que parece agravarse en el año 2013, en el que, según los datos provisionales correspondientes al primer semestre, se han producido los más bajos niveles de asistencia y recaudación en diferentes fines de semana", concluye el informe.

Cine
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios