CHINA PRETENDE ABRIR LOS MAYORES ESTUDIOS CINEMATÓGRAFICOS

CHINAWOOD, la nueva meca del cine

Rodajes, estrenos, salas de cinem parques temáticos... así es la nueva meca del cine que Wang Jianlin quiere crear en la ciudad de Qingdao

Foto: CHINAWOOD, la nueva meca del cine

El éxito de las películas ha dejado de medirse en dólares. A partir de ahora se medirá en yuanes. La moneda de China se ha convertido en el activo más valioso para cualquier superproducción y Hollywood ya ha empezado a mirar al país asiático con envidia ante un mercado cinematográfico con una proyección exponencial.

Sólo en 2012 ya se han visto casos en los que películas americanas han salvado su recaudación (y su honor) gracias al dinero logrado en China, como Pacific Rim; y otras incluso cambian sus argumentos para no incomodar a sus autoridades, como el caso de Guerra Mundial Z, que situó el origen del apocalipsis zombie en medio de Corea en vez de en China para asegurarse su estreno.

El futuro pasa por China, que se espera que en 2018 supere en recaudación en taquilla a EEUU y que en 2023 incluso le haya doblado. El cine genera dinero y trabajo. Aunque en España cueste creerlo, el gigante asiático lo tiene claro. Su industria cinematográfica generó en 2012 unos ingresos totales de 3.300 millones de dólares, un 17% más que el año anterior. Se calcula que las inversiones chinas en cine crecerán a un ritmo de un 15% anual durante los próximos cinco años. La publicidad cinematográfica facturó 445,8 millones de dólares el año pasado, cuando hace sólo cinco años (2007) esa cifra era inferior a 20 millones.

Todo este boom cinematográfico está protagonizado por una persona, su nombre es Wang Jianlin, y es el hombre más rico de China. Es el presidente de la corporación Dalian Wanda Group, y su fortuna supera los 14.000 millones de dólares. Su empresa se dedica tanto a la construcción como al entretenimiento, aunque en los últimos años es el cine lo que centra la atención de Jianlin.

Wang Jianlin presidente de Dalian Wanda Group,
Wang Jianlin presidente de Dalian Wanda Group,

Su golpe definitivo puede poner Hollywood patas arriba, o peor aún, amenazar con destruirlo. Wang Jianlin ya ha presentado su proyecto para convertir Qingdao en la nueva meca del cine. El dinero para lograrlo no es ningún problema, ya que el multimillonario pretende gastarse hasta 8.000 millones de dólares para conseguir que China se convierta en el país del mundo con más producción de largometrajes.

A partir de que el nuevo complejo Qingdao Oriental Movie esté creado completamente se comenzarán a producir unas cien obras (de cine y televisión) chinas, y otras 30 superproducciones extranjeras. Dentro de poco los rodajes puede que cambien Canadá y Australia por Qingdao. Para ayudar a promocionar este acontecimiento Wang Jianlin realizó un acto en el que se rodeó de lo más granado de Hollywood en un claro gesto de qué estrellas y qué tipo de producciones son las que quiere en su nueva creación. Nicole Kidman, John Travolta, Leonardo Dicaprio… todos hicieron acto de presencia para apoyar este evento que coloca a China a muy pocos centímetros de la cabeza en cuanto a realización de películas se refiere.

Pero su visión comercial no acaba aquí, este CHINAWOOD pretende convertirse en algo más que una colección de estudios de cine: un parque temático, ocho hoteles de lujo, un gigantesco centro comercial, restaurantes al borde del mar y un club de yate son sólo algunas de las facilidades que Qingdao ofrecerá para convertirse en uno de los principales centros turísticos mundiales.

Las autoridades chinas han afirmado que esta metrópolis dedicada al cine es un proyecto sin precedentes y que creará historia.

Para culminar su proyecto Wang Jianlin también ha anunciado que se comenzará a organizar un nuevo festival de cine en la ciudad, cada septiembre a partir de 2016. Que tiemblen Venecia y San Sebastián, aquí llega Qingdao.

Cine
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios