Oliver Stone, un profesor de historia con ganas de jarana
  1. Cultura
  2. Cine
el director presenta the untold history of the united states

Oliver Stone, un profesor de historia con ganas de jarana

En San Sebastián se podrá ver la serie de diez episodios dirigida por Stone que repasa la historia de los Estados Unidos desde la II Guerra Mundial a Barack Obama

Foto: Fotograma de 'The untold history of the United States'
Fotograma de 'The untold history of the United States'

Que a Oliver Stone le va la marcha es algo que está fuera de toda duda. Es el director que revisó las guerras sucias latinoamericanas (Salvador, 1986), el que regresó a la derrota en Vietnam en pleno reaganismo (Platoon, 1986), el que profetizó la era de la codicia financiera (Wall Street, 1987), el que reescribió el asesinato de Kennedy (JFK, 1991) y el que retrató las neuras del presidente caído en desgracia (Nixon, 1995). Por no hablar de sus incursiones documentales al otro lado de la frontera, allá donde los gringos no son bien recibidos (Comandante, 2003; South of the Border, 2009).

Pues lo crean o no ha llegado la hora de que Stone lance la traca final. El colofón a su asalto a la (geo)política de su país llega ahora con La historia no contada de EEUU (The Untold History of the United States), serie de televisión de diez capítulos presentada en el Festival de Cine de San Sebastián, patrocinado por Gas Natural, y producida por la cadena Showtime, responsable de esa oda a la paranoia política y el mal rollo llamada Homeland. Dirigida y narrada por Stone, la serie arranca su repaso histórico en la II Guerra Mundial para saltar a la bomba atómica, la guerra fría, JFK, la guerra de Vietnam, la caída de Nixon, la ideología reaganiana, los Clinton, los Bush y Obama.

En San Sebastián podrán verse dos capítulos por día hasta completar los diez, aunque ya les adelantamos que la historia oficial sale mal parada de principio a fin. No obstante, no se trata de una serie conspiratoria; la investigación del asesinato de JFK, por ejemplo, apenas ocupa dos minutos de las más de diez hora de duración. Se trata más bien de una revisión crítica de la historia mainstream. Por algo la serie se llama "la historia no contada" en lugar de "la historia secreta". Los datos aportados por Stone no han estado ocultos, simplemente marginados. Todo depende de dónde pone uno el foco.

placeholder Oliver Stone, director de 'The untold story of the United States'

Datos que la historia institucional prefiere convertir en nota a pie de página para que no emborronen la narrativa oficial; por ejemplo, que Stalin fue nombrado hombre del año por la revista Time en 1942, como recuerda la serie. Lo que da pie a Stone a reflexionar sobre cómo Rusia pasó en pocos meses de aliado bélico a enemigo a batir. O cómo las cifras de soldados estadounidenses muertos en la II Guerra Mundial palidecen al compararlas con las de las tropas rusas: 405.000 contra 27 millones.

Apoyándose en materiales desclasificados, imágenes de archivo y documentos poco conocidos, Stone revisa las causas que llevaron a la guerra fría, al lanzamiento de la bomba atómica y a la beligerante geopolítica estadounidense, que dura hasta nuestros días. Una lección de montaje (marca de la casa) en la que el director intercala imágenes de decenas de películas de Hollywood -de Casablanca a Caballero sin espada pasando por Siete días de mayo y Los mejores años de nuestras vidas- demostrando un habilidoso uso de los imaginarios de la época para explicar los contextos históricos.

También hay sitio para imágenes de películas contemporáneas como Black Hawk derribado o La noche más oscura. A Stone no le tiembla el pulso a la hora de criticar las películas de sus colegas Kathryn Bigelow y Ridley Scott por su justificación de la tortura y por su ardor bélico, respectivamente. Una vez más, Oliver Stone haciendo amigos.

Pero a quien fustiga sin cuartel es a presidentes como Truman (ideólogo de la guerra fría y del lanzamiento de la bomba nuclear, según él) y George Bush Jr. (por invadir Irak sin venir a cuento tras la voladura de las Torres Gemelas a cargo de Osama Bin Laden).

Obama también se lleva lo suyo. Stone le acusa de no “tener el coraje de JFK” y le ve como el candidato de Wall Street que perdió la oportunidad histórica de limpiar la mugre del sistema financiero tras el crash de 2008. También critica su continuismo respecto a la guerra contra el terror de Bush.Como ven, cuando Oliver Stone coge su fusil, hay palos para todos.

Stalin fue nombrado hombre del año por la revista Time en 1942

Por cierto, el pasado jueves Oliver Stone anunció en su cuenta de Twitter que JFK (1991) iba a volver a los cines de EEUU en noviembre coincidiendo con el 50 aniversario del asesinato de Kennedy. También saldrá una edición especial en DVD que incluirá el capítulo de La historia no contada de EEUU en el que se habla de la época de JFK. Stone aclaraba lo siguiente vía redes sociales: “El capítulo no trata del asesinato en sí, pero sí del contexto que lo hizo posible”.

Stone abusó del tono conspirativo en JFK, lo que no quita para que le saliera un thriller trepidante. Ahora, dos décadas después, ha vuelto a Kennedy y a sus predecesores en el cargo armado de un alud de datos históricos… y de un barril de dinamita. Un profesor de historia con ganas de jarana.

Cine Festival de San Sebastián Estados Unidos (EEUU)
El redactor recomienda