encontrada una copia de 'too much johnson'

Orson Welles renace en un almacén en el norte de Italia

La película, de 40 minutos de duración, se creía que había desaparecido en el incendio de la casa que el director tenía en Madrid

Foto: Una imagen de 'Too much Johnson', de 1938, con Virginia Nicholson, Joseph Cotten y Ruth Ford.
Una imagen de 'Too much Johnson', de 1938, con Virginia Nicholson, Joseph Cotten y Ruth Ford.

Pregunta de quesito rosa: ¿Cuál fue la primera película de Orson Welles? Respuesta obvia: Ciudadano Kane. Sí y no. Si bien es cierto que Kane fue el primer largometraje del realizador, también lo es que antes de ella había rodado un cortometraje titulado Corazones del tiempo, y un mediometraje de 40 minutos, Too much Johnson, del que no existía ninguna copia.

Hasta ahora, porque el azar ha hecho que esta película haya aparecido en un almacén de una compañía de transporte en Pordenone, en el norte de Italia. Las casualidades no terminan aquí, ya que Pordenone es, precisamente el lugar donde se ubica Cinemazero, una organización cultural especializada en cine clásico, que al descubrir este material lo llevó a la George Eastman House en Rochester, donde se procedió a comenzar con las labores de conservación del filme con el apoyo de la National Film Preservation Foundation.

Ahora Too much Johnson tendrá su estreno por todo lo alto en el marco del festival de cine de Pordenone, el 5 de octubre, así como en la Eastman House unos días más tarde, el 16.

Las esperanzas de poder encontrar este material se habían disipado hace años, sobre todo desde que el propio Welles comentara en una entrevista haberse encontrado con la película por casualidad en su villa en Madrid. El director alabó las condiciones en las que se había conservado y la increíble interpretación de su amigo Joseph Cotten, al que quería proyectar el filme por su cumpleaños.

Por desgracia su casa española sufrió un incendio que arrasó con todo su interior, por lo que siempre se pensó que Too much Johnson había ardido con todas las pertenencias de Orson Welles.

Lo poco que se sabía de esta primera incursión de Welles en el mundo del cine (en un proyecto que no fuera un cortometraje), es que se había realizado con la ayuda de sus colegas del Mercury Theatre: Joseph Cotten, Arlene Francis, Howard Smith… y su delirante argumento: una comedia en torno a la figura de un playboy newyorquino que tiene que huir del marido de su amante y termina en una plantación en Cuba. La idea de Welles fue realizar una película muda en la mejor tradición del slapstick e iniciar su obra con un prólogo de 20 minutos y continuar con un segundo y tercer acto de 10 minutos cada uno.

Ahora queda esperar hasta el 5 de octubre para descubrir si en Too much Johnson Welles ya utilizó sus famosos grandes angulares y sus decorados cubiertos, o esa iluminación expresionista que tanto maravillaron al mundo tres años después y que hicieron de Ciudadano Kane una de las películas más influyentes de la historia del cine.

Cine
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios