Un novato aspira al trono del Festival de San Sebastián
  1. Cultura
  2. Cine
'LA HERIDA' DE FERNANDO FRANCO competirá por la concha de oro

Un novato aspira al trono del Festival de San Sebastián

Es la gran apuesta española de la Sección Oficial del Festival de Cine de San Sebastián. No por el tamaño de su producción ni por el renombre de sus actores

Foto: Marián Álvarez en el rodaje de 'La herida'
Marián Álvarez en el rodaje de 'La herida'

Es la gran apuesta española de la Sección Oficial del Festival de Cine de San Sebastián. No por el tamaño de su producción ni por el renombre de sus actores. Lo es porque una ópera prima ha dado el salto de calidad que la hacen merecedora de competir al lado de nombres como los de David Trueba o ManuelMartín Cuenca. La herida es la primera película de Fernando Francoque, tras este respaldo a su filme, se confirma como el director a seguir en el próximo Zinemaldia. Su nombre se venía rumoreando desde hace días y ayer se confirmó su presencia como serio aspirante a la Concha de Oro.

Algo especial han tenido que ver los programadores en La herida, un filme rodado en 16 milímetros y realizada apostando por el plano secuencia como recurso, para incluirla en la Sección Oficial en vez de en Nuevos Directores o Zabaltegi. Para su director, esta noticia “es una recompensa, aunque impone saber que hace tanto tiempo que una ópera prima española no compite en la Sección Oficial” ha explicado a El Confidencial.

Fernando Franco y Marián Álvarez en el rodaje de la películaA pesar de ser su primer filmeFranco no es un novato en el mundo del séptimo arte. Tiene ya una experimentada carrera como montador (con títulos como No tengas miedo, de Montxo Armendáriz o Blancanieves, de Pablo Berger por la que fue nominado al Goya), ha dirigido videoclips para grupos como Vetusta Morla y también ha realizado varios cortometrajes, entre ellos Mensajes de voz (2007) y Tu(a)mor (2009) ambos ganadores de la Biznaga al mejor cortometraje en el Festival de Málaga.

Pertenece a una generación de cineastas de la que también ha surgido David Pinillos, amigo personal para el que montó Bon Apettit. Ahora se cambian las tornas y es Pinillos el que se ha encargado de la edición de La herida. Para el director “más que una generación somos un grupo de amigos que nos ayudamos, nos pasamos los montajes de nuestros trabajos… noticias como esta son un éxito para todos”.

Puede que pensar en premio parezca descabellado pero si nos remontamos a la anterior vez que una ópera prima española compitió en San Sebastián (Yo, también de Antonio Naharro y Álvaro Pastor en 2009) se puede ver que el filme se alzó con las Conchas para sus dos intérpretes. Lo que está claro es que la película ha conseguido generar un interés inusual para una obra de un realizador novel, como también lo está generando su protagonista Marián Álvarez, para quien Fernando Franco sólo tiene palabras positivas “es genial, su trabajo es increíble y se ha volcado al cien por cien con la película, por eso la gente apuesta por ella”.

Imagen promocional de 'La herida'La actriz parece que se ha convertido en una pequeña musa de directores debutantes a los que trae suerte, ya que su nombre saltó a la palestra por protagonizar la ópera prima de Roser Aguilar, Lo mejor de mí, que tuvo un gran recorrido por festivales internacionales y que reportó a Álvarez el premio a la mejor actriz en el Festival de Locarno. Ella rechaza educadamente esa calificación y confiesa que simplemente ha tenido suerte de que directores tan talentosos hayan confiado en ella.

Y es que Marián Álvarez es el centro del filme yestá presente en todos los planos de la película dando vida a Ana, una mujer eficiente en su trabajo pero a la que cuesta relacionarse debido a que padece, sin saberlo, un Trastorno Límite de la Personalidad, lo que la impide ser feliz y la lleva a impulsos autodestructivos. “Se cuenta algo muy complejo como este trastorno, es una película singular y un personaje complicado. Quiero que la película guste al público, pero quiero que también lleguen a empatizar con este personaje, que le entiendan y les pueda llegar a tocar” asegura la actriz.

Marián Álvarez confiesa que no piensa en premios y que más que nervios tiene ganas de ir al Zinemaldia “La herida es una película pequeña, así que nunca pensamos en que algo así podía ocurrir. Bastante con que todo haya salido bien. Todo lo que viene después son extras para el filme”.

Igual que Fernando Franco no reparaba en elogios hacia Marián, ella tampoco duda en alabar la labor de su director “Fernando no parecía un director novel, siempre daba la sensación de que tenía todo súper claro. Eso se ve, su madurez su honestidad y lo transmite al equipo”.

Ahora quedan por delante dos meses para que crítica y público terminen de dar su veredicto a La herida, lo harán en la misma ciudad donde durante cinco semanas rodaron un proyecto que nunca pensaron que pudiera volar tan alto.

Cine español Director de cine Cine
El redactor recomienda