Los superhéroes pierden sus poderes en la taquilla española
  1. Cultura
  2. Cine
SUS PELÍCULAS NO FUNCIONAN EN NUESTRO PAÍS

Los superhéroes pierden sus poderes en la taquilla española

Rayos X, fuerza sobrehumana, telequinesis, miles de gadgets… nada vale contra los peores villanos de todos: los espectadores españoles

Foto: Imagen de 'The Amazing Spider-man'
Imagen de 'The Amazing Spider-man'

Rayos X, fuerza sobrehumana, telequinesis, miles de gadgets… nada vale contra los peores villanos de todos: los espectadores españoles. No importa que sean de Gotham, Metropolis o la Tierra, todos los superhéroes han intentado combatir la maltrecha taquilla española con sus películas y muy pocos lo han conseguido.

Lo más curiosode esta situación es que estas películas han arrasado en todo el mundo, especialmente en Estados Unidos, donde los filmes de superhéroes suelen tener una gran aceptación.

No hay más que fijarse en la que, hasta ahora, es allí la película más taquillera del año: Iron Man 3. Al otro lado del charco el filmede Shane Black ha recaudado la friolera de 406 millones de dólares. Una cifra récord para una saga que siempre ha conectado con el público americano, ya que sus antecesorassuperaron los 300 millones de recaudación, número sólo accesible para los grandes taquillazos. En España la saga del hombre de acero siempre ha pasado sin pena ni gloria (para un filme de estas características) por nuestras pantallas.

La primera parte de esta trilogía superó el millón de espectadores (1.315.767). Sin embargo la segunda, que normalmente suele superar las cifras de su predecesora, ni siquiera llegó al millón de personas que pagaron por verla. La saga ha vivido en nuestro país un pequeño resurgir ya que, gracias a la mano de Disney, la tercera parte se ha convertido en la más taquillera de las tres (1.365.481) y, precisamente en el peor momento para ello, en plena crisis del cine. Pero todas estas cifras están muy lejos de lo que en España se puede considerar un taquillazo en toda regla que se reservaría para películas que llegan (o al menos se acercan) a los tres millones de espectadores. De hecho, una película como Sherlock Holmes (2009), también con Robert Downey Jr como protagonista, hizo más espectadores que cualquiera de la trilogía de Iron Man.

placeholder Robert downey jr. reconoce 'paralelismos obvios' con iron man

Por desgracia esta saga no es una excepción para el mundo de los superhéroes, sino que la tónica dominante en nuestro país es que estos tengan que pelear mucho para convertir sus filmesen éxitos. Rafael Martín Trechera, autor de obras como Spider-Man: El superhéroe en nuestro reflejo (Editorial Sins Entido)y guionista de cómics cree que esto puede ser debido a que los superhéroes siguen siendo vistos como cosa de frikis, “se necesita un componente emocional previo que el público general quizás no tiene. Además, los jóvenes ya consideran el cine como algo ajeno”.

Pero, ¿ha existido siempre estatendencia negativaen las películas de superhéroes?, viendo los datos de dos de las primeras películas de superhéroes:Superman(Richard Donner, 1978) yBatman(Tim Burton, 1989), se puede decirque no. No sólo eso, sino que además fueronéxitos enormes de taquilla. La cinta de Burton fueron a verla más de 3,5 millones de personas en nuestro país, y Superman algo más de5,2 millones de espectadores, cifras que hacen palidecer a cualquier superhéroe de la actualidad. Según Martín Trechera esto se debe a que antes, los superhéroes hacían cosas quenunca se habían visto en el cine, pero ya no es así.

Puede que la pérdida de esefactor sorpresase haya convertido en laKriptonitade este tipo de cine que necesita volver aconectar con el público español, que ahora pide algo más que una buena campaña publicitaria para pagar el precio de su entrada.

Spider-Man, la excepción

A niveles de saga la excepción que encontramos esSpider-Man (incluyendo las tres películas dirigidas por Sam Raimi). Todas ellas han realizado cifras espectaculares tanto en su país como en España, donde todas han superado los tres millones de espectadores. De hecho la primera de ellas superó los cinco millones, algo que actualmente parece impensable para cualquierfilme. Es cierto que lo consiguieron en años precrisis, pero es destacable que toda la trilogía presente unas cifras tan sólidas.

Los superhéroes son una fantasía masculina y Spider-man, en el fondo, es un tebeo de niñas... para niños

Según Martín Trechera el éxito de Spider-Man radica en que tiene todos los ingredientes (melodrama, marginación social, amores no correspondidos) que pueden interesar a todos los públicos, “no olvidemos que los superhéroes son una fantasía masculina, y que Spider-Man en el fondo es un tebeo de niñas... para niños”.Además destaca como clave de su éxito su elemento identificador entre el público “adolescente y tardoadolescente”.

No ocurrió lo mismo con el reinicio de la saga del año pasado, The amazing Spider-Man, que con protagonistas nuevos, y ya en plena decadencia de las salas cinematográficas, logró sólo 1.381.211 espectadores (aun así más que cualquiera de Iron Man).

Público fiel

De lo que no cabe duda es que a pesar de que los superhéroes vuelan a un nivel algo bajo en España sus seguidores sonmuy fieles, ya que las diferentes sagas cinematográficas presentan un número de espectadores muy homogéneo.

La taquilla española supone un escaso 3% de la cifra norteamericana

Por ejemplo, la trilogía de Batman dirigida por Christopher Nolan siempre se ha movido en cifras que oscilan entre el 1.400.000 de Batman Begins y el 1.947.000 de El Caballero Oscuro, lo que hace ver que existe un fan base muy fuerte sobre el que recae todo el peso de la taquilla sin que nuevos seguidores se acerquen a las películas. Este comportamiento no tiene nada que ver con lo que se observa en los datos estadounidenses. La primera de las películas, recaudó “sólo” 200 millones de dólares. Pero dejó tan buen sabor de boca que su secuela (ayudada por unas críticas impecables) reventó la taquilla tres años después y superó los 500 millones sólo en EE.UU. Una cifra que han alcanzado muy pocas obras. El cierre de la saga sí que repite esos números y, debido a un boca-oreja algo más débil, se queda en los 470 millones.

Es decir, la taquilla española supone un escaso 3% (11.148.453 euros)de la cifra norteamericana (Spider-Man sin embargo presenta una media que supone un 5% de lo recaudado fuera de nuestras fronteras).

placeholder Imagen promocional de 'X-Men: primera generación'

Otra saga que cuenta con un público fiel es X-Men. En el año 2000 Bryan Singer estrena su adaptación de la historia de los mutantes más famosos del mundo del cómic. En Estados Unidos la película gusta (aunque no arrasa, 157 millones de dólares), y como ocurre con Batman la crítica se muestra sorprendida por la película. Esto hace que sus secuelas superen ambas los 200 millones de dólares. Si bien los X-Men nunca han mostrado una aceptación tan amplia como otros superhéroes, el buen regusto dejado por las cintas hacía que una audiencia muy constante se acercara a las salas. Esta tendencia positiva se rompe en la tercera entrega, que obtiene críticas bastante negativas y enfada a los fans, que dan la espalda a la saga. Esto se confirma con el estreno del spin-off sobre Lobezno, que en EE.UU no llega a los 200 millones.

En España, en este caso, ha habido un comportamiento muy similar al americano. La primera de las películas estrena con una recaudación de 7,6 millones de euros (1.880.764 espectadores), mientras que sus secuelas recaudan más por el aumento del precio de la entrada, ya que si se observa el número de espectadores todas rondan los 1.900.000 espectadores. Esta cifra baja también con la película sobre Lobezno que se queda en 1.399.860 espectadores, dato que como se observa es una constante en los filmes de superhéroes.

Ahora Fox estrena la segunda parte de Lobezno esperando que la tendencia hacia los mutantes cambie y que las buenas sensaciones dejadas por X-Men First Class hace dos años y el carisma de Hugh Jackman revitalicen una franquicia que prepara su gran apuesta (con reunión de todos los protagonistas de las diferentes películas) para 2014: X-Men, days of future past.

El redactor recomienda