Es noticia
Menú
Los 'nepo babies' españoles o por qué parece que hay más hijos de famosos en las series
  1. Cultura
EL OTRO LADO DEL CAPITAL SOCIAL

Los 'nepo babies' españoles o por qué parece que hay más hijos de famosos en las series

La gran pregunta no es si los hijos de los grandes actores tienen mérito o no, sino si habrían tenido mérito de no haber sido hijos de grandes actores

Foto: El reparto de 'Al salir de clase', cuando las cosas eran muy distintas.
El reparto de 'Al salir de clase', cuando las cosas eran muy distintas.

Hay polémicas que traspasan rápidamente el ámbito anglosajón al español, como la controversia sobre lo woke o la cultura de la cancelación. Cuando en diciembre la revista NY Mag abrió el melón de los nepo babies, esos bebés del nepotismo, actores, artistas y músicos que provienen de familias de artistas, muchos de los medios corrieron a replicar los nombres de la lista que apareció en el medio americano pero evitaron aplicar el concepto al ámbito español.

En España, como en todas partes, hay nepo babies, y sus rostros aparecen en las series más famosas. A menudo, debutan en las comedias de instituto, donde es frecuente ver rostros conocidos… por su origen biológico. A menudo el apellido salta a la vista. En otras ocasiones, no es tan evidente.

"No sabía de quién era hijo Miguel Bernardeau cuando le di su primer papel"

Una de las críticas más duras que se realizaron sobre el artículo de Variety era que metía en el mismo saco casos muy diferentes, no solo por su vinculación familiar (no es lo mismo un hijo que un sobrino lejano) como por la labor profesional de dicho nepo baby.

Como le gusta recordar a la directora de casting Rosa Estévez, una de las más veteranas del sector con 25 años de experiencia y el reparto de series como Física o química, El príncipe o Apaches y películas como Mortadelo y Filemón o Blancanieves a sus espaldas, no es lo mismo un hijo de famoso que es célebre por serlo que un artista. "Los que nutren los realities no son artistas, otra cosa son los actores", explica a El Confidencial.

Así, se podría trazar una pequeña clasificación de Linneo no exhaustiva de los nepo babies españoles: los hijos de con una carrera a prueba de bombas (Luis Merlo), las dinastías artísticas (los Morente), los actores aún no consolidados (Nicolás Coronado), las figuras del multiverso del corazón (Chabelita Pantoja, Tamara Falcó) o los nepo babies light (como la cantante María Escarmiento, hija del compositor Francisco Villar Castejón y la directora Azucena Rodríguez).

Hay, sin embargo, áreas grises donde no resulta fácil clasificar a dichos artistas. El nombre que aparece con más frecuencia entre los nepo babies españoles es el de Miguel Bernardeu, protagonista de Élite y reciente expareja de la cantante Aitana, a la sazón, hijo de Ana Duato y el productor de Cuéntame y presidente de Grupo Ganga Miguel Ángel Bernardeau.

Estévez fue la primera directora de casting que le dio un papel en una película como el macarra Dani de Es por tu bien (Carlos Therón, 2017), y asegura que no conocía su origen hasta después de haberlo fichado: "Cité a una serie de actores para interpretar al noviete de la hija de Javier Cámara y cuando hice la prueba me quedé pasmada, era mi chaval total. No relacioné el apellido. Se lo presenté a Carlos, le gustó y cuando hizo otra prueba con la chica lo pasamos a producción. Fue alguien de producción quien me dijo que era el hijo de Ana Duato". Estévez no tiene ninguna duda de la validez profesional del actor.

Es más probable que el hijo de un actor sea actor que el hijo de un charcutero

Sin embargo, como recuerda la sociología, es más probable que el hijo de un actor sea actor que el hijo de un charcutero, y que estos disponen de ventajas que no disponen el resto. Una de las razones por las que Estévez no había identificado a Bernardeau es porque en la prueba interpretaba a un "cani barriobajero" que, por origen social, no se correspondía con la imagen que alguien podría tener de un nepo baby. "Cuando le pregunté cómo había podido hacer ese personaje, me dijo que solía cruzarse la autopista, como decía él, para ir al barrio de los canis para hacer botellón".

No es ninguna sorpresa que un hijo de sea buen actor para Aida Dos Santos, politóloga y responsable de Hijas del Hormigón, un proyecto sobre mujeres de clase obrera y periferia. "Pienso en Irene Escolar, una actriz increíble que viene de una saga de actores", recuerda. "La hija de una actriz, un dramaturgo o una persona universitaria con inquietudes habrá ido al teatro desde pequeña, tendrá libros en su casa desde siempre, en su familia habrán valorado el tiempo que hay que invertir para una profesión de ese tipo. Si el hijo de una cajera les dice que todos los días va a dedicar tres horas a su pasión quizá le respondan que espere a poder pagárselo".

placeholder Irene Escolar, familia de los Gutiérrez Caba. (EFE/Juanjo Martín)
Irene Escolar, familia de los Gutiérrez Caba. (EFE/Juanjo Martín)

A menudo, ni siquiera la clase trabajadora se plantea que la de actor pueda ser una profesión. Entre todas las mujeres que Dos Santos ha entrevistado para Hijas apenas hay actrices. Solo una, originaria de Torrejón, "cuyos padres de clase trabajadora sí respetaron la decisión cuando dijo que quería estudiar teatro, porque lo había descubierto en un colegio donde las clases extraescolares eran de teatro. Pero ¿cuántos colegios de extrarradio tienen una extraescolar así?", se pregunta Dos Santos.

El efecto Rodolfo Sancho

Hay razones lógicas por las que los así llamados nepo babies abundan en las series: hay tantas producciones que necesitan jóvenes que en muchos casos es más fácil acceder a ellos tirando de conocidos. "La incorporación de actores muy jóvenes se ha multiplicado en todo el mundo, el cine siempre ha necesitado niños y actores, pero por simple ley de probabilidad, quien es de familia de actores se lanza", recuerda Antonio Cuadri, realizador y director de cine que se encargó del casting original de Al salir de clase en 1997.

"En 'Al salir de clase', solo entre un 5 y un 10% de los actores tenían experiencia"

En aquel momento, el mundo del casting apenas estaba desarrollado y existían muchas menos academias para actores jóvenes, por lo que el reparto de las producciones televisivas solía nutrirse de otros ámbitos como el teatro o el cine. Antonio Mercero convocó castings populares para su popular Verano azul, en la que la mayor parte de los intérpretes infantiles apenas tenían experiencia. Miguel Joven, el actor que encarnaba a Tito, era hijo de uno de los camareros del chiringuito donde comía el equipo de producción (irónicamente, Antonio Mercero Santos, hijo de Mercero, es uno de los Carmen Mola y trabajó como guionista después de que su padre le diese la alternativa en Farmacia de guardia).

El proceso de selección de los actores principales de Al salir de clase fue mucho más popular que lo que habría sido hoy, cuando los procesos se han profesionalizado. "Pusimos a sustitutos, colocamos anuncios en prensa… Había series juveniles con actores de 30 con flequillo y actrices de 30 con coleta, pero por primera vez tenían que ser chicos de esa edad. Pasaron 2.500 por el casting durante más de seis meses. En un 5 o un 10%, era gente con experiencia que había hecho algo de televisión o de agencias, el resto venía cuando salían del instituto".

placeholder Rodolfo Sancho, el rostro más conocido de la primera tanda de 'Al salir de clase'. (RTVE)
Rodolfo Sancho, el rostro más conocido de la primera tanda de 'Al salir de clase'. (RTVE)

En aquella primera tanda de actores, el único que hoy calificaría como nepo baby es Rodolfo Sancho, hijo de Sancho Gracia, que interpretaba a Nico y que ya había aparecido en Hermanos de leche. Una anécdota que cuenta Cuadri resume bien la paradoja del mérito. "Fue el único al que no tuve que mandar a clases porque era al que se le entendía perfectamente lo que decía", explica. Ser hijo de Sancho Gracia es un grado, aunque solo sea por los consejos que tu padre te puede dar.

"Los críos aprenden mucho por imitación", recuerda Dos Santos. "Los hijos de mis amigos que son doctores en la universidad hablan casi como si fuesen adultos a los ocho años, mientras que los hijos de doce de mis amigas las que trabajan cocinando hamburguesas tienen un vocabulario menos rico o no tienen la misma opinión formada sobre temas de actualidad porque no se comentan en la mesa". El mero círculo social de los padres influye mucho en la educación de los hijos: "Solo faltaba que siendo hijo de los mejores y teniendo todas las oportunidades, no seas bueno".

"Me piden pruebas, pero no padres de actores, sino empresarios o gente relacionada"

Por Al salir de clase circularon otros rostros que venían de familias célebres, como Carmen Morales, hija de Rocío Dúrcal y Junior, con quien Cuadri no coincidió, o Pilar López de Ayala, descendiente de la nobleza rural de Extremadura que ya había aparecido en Menudo es mi padre. "En absoluto influyó porque era uno de los pocos casos en los que venía con experiencia televisiva y sobre todo teatral, lo que me fascinó fue su calidad interpretativa y cómo la quería la cámara. Era una estrella como se demostró en su trayectoria posterior". Pero ¿se habría dedicado a la interpretación de provenir de otros orígenes?

Las presiones por poner un apellido famoso

De vez en cuando, salta a la vista un apellido conocido en los repartos de estas series. En otras, el actor camufla su origen (o, al menos, no lo potencia), como ocurría en Compañeros con Manuel Feijóo, hijo de Rita Irasema y nieto de Miliki. En Física o química, serie de cuyo casting se encargó Estévez, no había ningún apellido célebre entre el reparto principal. Cuando un hijo de famoso ha alcanzado la fama, añade, es porque se lo ha trabajado, como ocurre con Greta Fernández, hija de Eduard Fernández que fue nominada al Goya a la Mejor Actriz por La hija de un ladrón de Belén Funes, en la que compartía reparto con su padre: irónicamente, ella entró antes que él en el proyecto. "Nunca tuvimos ninguna sugerencia por parte de su padre", aclara la directora de reparto.

placeholder Greta Fernández, obviamente hija de Eduard Fernández. (EFE/Marta Pérez)
Greta Fernández, obviamente hija de Eduard Fernández. (EFE/Marta Pérez)

Lo cual no quiere decir que no existan presiones ocasionales para que se realicen pruebas a hijos de. Pero en la mayoría de casos, se trata de personas de otros ámbitos. "Reconozco que más de un correo he recibido de un productor o responsable de una cadena de televisión que me piden, siempre sin compromiso, que haga una prueba a tal o cual", explica Estévez. "No hijos de actores, sino de empresarios o gente que está bien relacionada. Intento atender casi siempre, pero sin compromiso. Hago la prueba y a lo mejor no puedo ni darle una frase. No me ha pasado que ninguno de ellos haya prosperado con cierta relevancia".

La sugerencia es el enchufismo light de estos procesos. Cuadri añade que "no hace falta ser hijo de famoso para hacer presión en un casting, las presiones te vienen muchas veces de donde menos puedes esperar. No deja de ser un proceso de selección de personal muy subjetivo, no es una oposición pública, así que te pueden venir de cualquier lado". Por ejemplo, añade, hijos de "algún empresario de la construcción o de un señor que era periodista. Que hay actores jóvenes y actrices hijos de es tan antiguo como el cine, pero el público no es idiota y si un acto no funciona se dan cuenta rápido".

"Nadie duda de su talento, pero otras personas talentosas no han tenido esas oportunidades"

Otra cuestión es que en ocasiones un apellido que suena pueda resultar suculento para los responsables de cadenas o de marketing, concede el director de Si todas las puertas se cierran. "¿Que es muy goloso para un productor, una cadena o una plataforma? Qué duda cabe", concede. "Pero insisto en que quien están quitando el sitio a los buenos actores no son los hijos de, sino la cortedad de miras de muchas cadenas".

Cómo se forma un actor

La profesionalización de la profesión interpretativa ha terminando generando un sesgo en el que es cada vez más complicado que un joven de clase trabajadora acceda a formar parte del reparto de una serie de primer nivel. No se trata ya solo de que los castings populares hayan desaparecido, sino que el coste económico de las academias de interpretación es inaccesible para gran parte de la población.

placeholder Miguel Bernardeau en 'Élite'. (Netflix)
Miguel Bernardeau en 'Élite'. (Netflix)

Miguel Bernardeau no es solo hijo de, sino que estudió arte dramático en el Santa Monica College y la American Academy of Dramatic Arts. Una formación que pocos se pueden permitir. "No es lo mismo que las extraescolares que hemos hecho la mayoría de mortales de los barrios de extrarradio", añade Dos Santos. "Nuestros padres y abuelos buscaban que estuviésemos entretenidos en un sitio medianamente vigilado, no fomentar un talento para cuando fuésemos mayores. Pero ellos tienen la conciencia de clase totalmente interiorizada, los encaminan a aquello que puede tener salidas profesionales". Como señalaba una investigación publicada por la British Sociological Association, la proporción de personas de clase trabajadora en el mundo de las artes ha descendido de un 16,4% a un 7,9% durante las últimas cuatro décadas.

"Nadie niega que sean talentosos", concluye la politóloga. "Se trata de las oportunidades: muchas otras personas no han tenido la posibilidad de formarse como ellos". Al final, la gran pregunta no es si los hijos de los grandes actores tienen mérito o no, sino si habrían tenido mérito de no haber sido hijos de grandes actores.

Hay polémicas que traspasan rápidamente el ámbito anglosajón al español, como la controversia sobre lo woke o la cultura de la cancelación. Cuando en diciembre la revista NY Mag abrió el melón de los nepo babies, esos bebés del nepotismo, actores, artistas y músicos que provienen de familias de artistas, muchos de los medios corrieron a replicar los nombres de la lista que apareció en el medio americano pero evitaron aplicar el concepto al ámbito español.

Series de Netflix Series de HBO Series de Filmin
El redactor recomienda