Es noticia
Menú
'El Señor de los Anillos: los anillos del poder': la serie más cara jamás rodada no defrauda
  1. Cultura
ESTRENO EN AMAZON PRIME VIDEO

'El Señor de los Anillos: los anillos del poder': la serie más cara jamás rodada no defrauda

Este viernes, Amazon estrena el primer capítulo de la nueva serie inspirada en el Universo Tolkien y cuyos dos primeros capítulos están dirigidos por Juan Antonio Bayona

Foto: Galadriel es la protagonista de esta nueva serie basada en la Tierra Media. (Amazon)
Galadriel es la protagonista de esta nueva serie basada en la Tierra Media. (Amazon)

Se preguntaba recientemente el compañero Ramón González Férriz si la industria del entretenimiento se estaba quedando sin ideas, visto cómo cada vez, de manera más pronunciada, copan la conversación y las audiencias versiones y derivados de premisas que una vez fueron originales, pero que hoy se sobreexplotan en busca de un público asegurado. Este viernes, Amazon estrena su gran serie estrella, la que va a abrir a codazos el camino hasta el patio de los mayores para la plataforma de Jeff Bezos, donde hasta ahora Netflix y HBO eran los que repartían juego. La serie más ambiciosa y más cara jamás rodada —468 millones de euros para los primeros ocho capítulos, una inversión de 1.200 millones para las cinco temporadas firmadas— necesitaba una propuesta con tirón, con la fidelización inmediata que tan solo consiguen los fenómenos fan masivos. Y 'El Señor de los Anillos', de Tolkien, lleva generaciones atrapando entre sus páginas y sus trilogías cinematográficas a una base de seguidores difícilmente igualable.

Fantasía, acción y la sempiterna lucha entre el bien y el mal son las bases de 'El Señor de los Anillos: los anillos del poder', una serie que no adapta concretamente ningún pasaje en concreto del Universo Tolkien, sino que toma prestados y moldea a su apetencia algunos pasajes de, por ejemplo, 'El Silmarillion', la 'biblia tolkeniana' cuya lectura diferenciaba a los verdaderos fanáticos de los lectores por moda. De momento, los críticos han —hemos— podido ver los dos primeros capítulos de esta adaptación televisiva —aunque, ¿qué es ya la televisión?— que corre a cargo de los autores-productores JD Payne y Patrick McKay, que no se sabe muy bien de dónde han salido para echarse a las espaldas un proyecto de tanta envergadura. Hasta ahora, Amazon, el rey del comercio mayorista y minorista, se había limitado a producir títulos muy concretos, pocos, con ambición autoral ('Manchester by the Sea', en 2017, fue el primer título de una plataforma de streaming en optar a un Oscar a mejor película) e, incluso, dando luz verde a proyectos imposibles como 'Too Old to Die Young', la serie de Nicolas Winding Refn a la que solo un absoluto demente —o un 'cienmilmillonario'— hubiese regado con 10 millones de dólares de presupuesto. Y Bezos, además, es admirador confeso de Tolkien.

Tráiler de 'Los anillos del poder'

Faltan unos mil años para el comienzo de la Tercera Edad, la época en la que tienen lugar los hechos relatados en la Trilogía del Anillo. Galadriel, además de mil años más joven, es la protagonista de este romance épico, que comienza con la llamada a la aventura de la elfa, interpretada por Morfydd Clark, que pasa del terror independiente de 'Saint Maude' (2019) a la superproducción más grande de todos los tiempos. Después de que su hermano muera en combate contra las fuerzas oscuras, capitaneadas por Morgoth —una especie de reverso tenebroso de Ilúvatar, el dios creador— y Sauron, Galadriel capitanea un ejército para acabar la misión de su hermano: eliminar a Sauron y a sus orcos. Vestida como en las cruzadas, Galadriel emprende una travesía en la que pierde la confianza de muchos de sus soldados, que piensan que lo que mueve a la elfa es la sed de una venganza que le impide reconocer que el mal desapareció hace tiempo. Hasta que Galadriel les demuestra lo contrario.

placeholder Morfydd Clark es Galadriel en la Segunda Edad, miles de años antes de 'El Señor de los Anillos'. (Amazon)
Morfydd Clark es Galadriel en la Segunda Edad, miles de años antes de 'El Señor de los Anillos'. (Amazon)

A partir de aquí, cuando 'Los anillos del poder' dejan al descubierto la amenaza, la serie se despliega en varias tramas diferentes. Otro viejo conocido, Elrond (interpretado esta vez por Robert Aramayo), tiene la misión de encontrar una fuerza de trabajo que le permita construir la torre con la forja más poderosa jamás vista, lo que le llevará a negociar con los enanos, esta vez con Durin (Owain Arthur) como contrapunto ácido en la pareja cómica que forma con Elrond, lo que recuerda demasiado a la relación entre Légolas y Gimli en las películas de Peter Jackson.

También provoca una extraña familiaridad la pareja de pelosos —una especie de hobbits nómadas— que forman la pareja de Nori Brandyfoot (Markella Kavenagh) y Poppy Proudfellow (Megan Richards), quienes encuentran a un humano que cae del cielo como un meteorito y que demuestra tener poderes sobrenaturales. Son, así en un brochazo, la versión femenina de Merry y Pippin. Otra de las historias cruzadas es la de la humana Brownwyn (Nazarin Boniadi) y el elfo Arondir (Ismael Cruz Cordova), que intentan resistirse a una historia de amor prohibida e interracial mientras se enfrentan a los primeros signos de que Sauron y sus acólitos no están tan desaparecidos como se habían imaginado.

placeholder Los elfos fueron a la guerra para asegurar la paz. (Amazon)
Los elfos fueron a la guerra para asegurar la paz. (Amazon)

Los creadores de 'Los anillos del poder' han tenido muy en cuenta a un público ya conocedor de las tramas y de los personajes para elegir y subrayar esos hitos que desembocarán más adelante en aquello que ya conocen de la Trilogía del Anillo. La creación de la forja más poderosa o la caída a la Tierra Media de ese humano con superpoderes son algunas de las pistas evidentes que se relacionan con la historia de Frodo y compañía. La música de Bear McCreary se asemeja mucho a la de Howard Shore en los filmes de Jackson. Los diálogos están plagados de aforismos, da igual en boca de una elfa de 10 años que en uno de 10.000: todos los personajes son fuentes de sabiduría ancestral, lo que, en realidad, conserva a pies juntillas el espíritu Tolkien.

El diseño de producción, además de muy vistoso y con un acabado realmente conseguido en los efectos especiales, está anclado en el tiempo, como si en esos mil años que han pasado entre ambas edades no hubiese supuesto apenas cambios estéticos. En 'Los anillos del poder' hay algo en el tempo que es irremediablemente televisivo. La forma de narrar de la serie se permite circunloquios que la alejan de la concisión de ideas del cine. Y es inevitable pensar en pantalla grande cuando el espectador observa detenidamente el trabajo de arte y de creación de espacios. Y si en 'El Señor de los Anillos' Jackson eligió un reparto con muchas caras ya asentadas y conocidas en el oficio, en esta nueva serie se han decidido por un elenco más bien desconocido, lo que, al menos, demuestra el interés por crear una identidad propia al margen de grandes nombres.

placeholder Los orcos obedecen a Sauron, la mano derecha de Morgoth. (Amazon)
Los orcos obedecen a Sauron, la mano derecha de Morgoth. (Amazon)

El barcelonés Juan Antonio Bayona dirige estos dos primeros capítulos y demuestra con ello la capacidad para sacar adelante un proyecto descomunal sin perder su esencia como director y, a la vez, mimetizándose con la narración tolkieniana. Bayona hace énfasis en la faceta más íntima y emocional de los personajes, además de optar por la aventura pura y dura —con momentos de comedia— frente a una opción más sangrienta, oscura y adulta que hubiese seguido la estela marcada por 'Juego de tronos', que, por cierto, estrenó hace dos semanas su precuela, 'La casa del dragón', en una muestra de que la lucha en las plataformas va a ser encarnizada y sin rehenes. 'Los anillos del poder' ofrece una nueva vuelta de tuerca a la zona de confort, entretenimiento palomitero que seguro reactivará esa tradición comunitaria perdida con el final de 'Juego de Tronos': la de ver cada viernes el último capítulo para comentarlo en la máquina del café.

Se preguntaba recientemente el compañero Ramón González Férriz si la industria del entretenimiento se estaba quedando sin ideas, visto cómo cada vez, de manera más pronunciada, copan la conversación y las audiencias versiones y derivados de premisas que una vez fueron originales, pero que hoy se sobreexplotan en busca de un público asegurado. Este viernes, Amazon estrena su gran serie estrella, la que va a abrir a codazos el camino hasta el patio de los mayores para la plataforma de Jeff Bezos, donde hasta ahora Netflix y HBO eran los que repartían juego. La serie más ambiciosa y más cara jamás rodada —468 millones de euros para los primeros ocho capítulos, una inversión de 1.200 millones para las cinco temporadas firmadas— necesitaba una propuesta con tirón, con la fidelización inmediata que tan solo consiguen los fenómenos fan masivos. Y 'El Señor de los Anillos', de Tolkien, lleva generaciones atrapando entre sus páginas y sus trilogías cinematográficas a una base de seguidores difícilmente igualable.

Amazon Prime Video
El redactor recomienda