Es noticia
Menú
'A quien cierra los ojos': la educación como corsé y la dificultad de cambiar lo establecido
  1. Cultura
EN CINETECA EL JUEVES 7 DE JULIO

'A quien cierra los ojos': la educación como corsé y la dificultad de cambiar lo establecido

La directora navarra Ana Díez regresa con un drama ambientado en un colegio privilegiado de Ciudad de México como modelo de las dinámicas de abuso y poder de nuestra sociedad

Foto: Algunos de los alumnos de 'A quien cierra los ojos', de Ana Díez. (Cineteca)
Algunos de los alumnos de 'A quien cierra los ojos', de Ana Díez. (Cineteca)

En marzo de 2021, El Confidencial entrevistó al profesor Juan Izuzkiza, autor de 'Borregos que ladran', un ensayo sobre la educación española que proponía un mayor inciso en los conocimientos adquiridos memorísticamente, una vuelta al antiguo modo de enseñanza, y un menor protagonismo del alumno como individuo a seducir. Ahí estaba el fallo. Ahí el motivo del abandono escolar y el desencanto. "La escuela no está para cambiar el mundo", sentenció Izuzkiza. Meses después, este periódico hizo lo propio con bell hooks, profesora y activista estadounidense que falleció el pasado diciembre, quien abogaba por una escuela convertida en un espacio crítico donde se fomente la rebeldía frente al sistema y se apueste por la libertad. ¿Es la escuela una organización que ilustra o constriñe? ¿Que defiende valores o los impone? ¿Que eleva el potencial de los futuros adultos o lo castra?

Trailer A QUIEN CIERRA LOS OJOS from Reflekto Kreativo on Vimeo.

La cineasta navarra Ana Díez indaga sobre dichas cuestiones en su última película, 'A quien cierra los ojos', un drama social rodado en México y ambientado en un colegio elitista de su capital. Alumnos adolescentes en plena maleabilidad, con las hormonas disparadas, que se ven arrastrados por las rígidas normas que alguien a quien no conocen dictó años atrás, cuando siquiera habían nacido. A través de las historias de varios personajes que confluyen en el centro de estudio, Díez reflexiona sobre las dinámicas de poder y abuso de la sociedad mexicana en particular y de todas en general, con el colegio ejerciendo de micro sistema cerrado que actúa como el reflejo del todo. Con la actriz mexicana Patricia Reyes Spíndola como 'matriarca' -directora- de este exclusivo centro, 'A quien cierra los ojos' se ha estrenado en Casa de América de Madrid y pasará por Cineteca el jueves 7 de julio, en la Tabakalera de Donostia el sábado 9 de julio y en la Filmoteca de Catalunya el lunes 11 de julio.

placeholder El colegio como cárcel. (Cineteca)
El colegio como cárcel. (Cineteca)

Montserrat (Patricia Reyes Spíndola) heredó de su padre el Instituto Villaseñor, un prestigioso centro privado que pasa por algunas dificultades económicas y para ponerse al día de los nuevos métodos educativos. Entre los alumnos más aventajados, se mezclan también algunos estudiantes más desfavorecidos. Al igual que entre los trabajadores. La clase, la procedencia social, se definen por los roles preestablecidos, normalmente impuestos por la capacidad económica o el color de piel. Pero todos bajo la férrea mirada de Montserrat.

"La historia me la ofrecen a partir de la ONG Educadores Somos Todos, Educadores Sin Fronteras [una organización no gubernamental, autónoma, sin fines de lucro, que desarrolla y fomenta programas académicos y culturales, así como publicaciones e investigaciones con el objetivo de mejorar la educación en México], y me dicen que hay que hablar de que, según sus investigaciones, los niños en la infancia tienen más miedo a la violencia intrafamiliar y a la violencia institucional en la escuela que a cualquier otra cosa", explica Díez. "No son capaces de asumir los problemas que tienen lugar en el seno más íntimo y eso produce adultos cercenados. Y eso en un país muy violento y con muchas muertes. Es decir, que la violencia que más temen es la que no se ve".

placeholder Otro momento de 'A quien cierra los ojos'. (Cineteca)
Otro momento de 'A quien cierra los ojos'. (Cineteca)

"Con eso he construido una historia de ficción. Todos los personajes sufren una violencia intrafamiliar: el padre o la madre ausente, violencia de pareja, el padre que persigue a la directora aun incluso muerto… en el fondo todos esos juegos de poder se convierten en una metáfora social y representan el espejo de lo que puede ser la lucha de poder y los abusos en la sociedad", Díez, ganadora del Goya a Mejor dirección novel en 1990 por 'Ander eta Yul', un drama con la cuestión del terrorismo vasco muy presente, estudió Dirección de cine en el Centro de Capacitación Cinematográfica de Ciudad de México, y siempre ha mantenido una vinculación creativa con América Latina: su anterior largometraje, 'Paisito' (2008), por el que estuvo nominada a la Biznaga de oro, lo rodó en Uruguay.

En 'A quien cierra los ojos', Díez ha encerrado a sus personajes dentro del colegio. No vemos su vida fuera de él, sus formas de relacionarse en la privacidad de sus casas, tan sólo el rol adoptado en el contexto escolar. "Tiene un reto de construcción dramática de los personajes que es que se encuentran en un espacio público, que es donde normalmente actuamos y no enseñamos nuestra parte más íntima", añade. "Yo quería que fuese una escuela cárcel, una escuela muro, que limita más que potencia a sus alumnos, que tienen que seguir con los roles que se les han asignado". Díez escrubió el guión a varias manos, pero su principal colaboradora fue la también coproductora mexicana Alayde Castro. En la película también ha colaborado como montadora Teresa Font, responsable del montaje de 'Madres paralelas' y 'Dolor y Gloria', entre muchísimas otras.

placeholder Patricia Reyes Spíndola es Montserrat. (Cineteca)
Patricia Reyes Spíndola es Montserrat. (Cineteca)

De nuevo, el colegio como un corsé. "No somos capaces de ser más intuitivos o de repensar el futuro que queremos y las herramientas que los niños necesitan para enfrentarse a una realidad cambiante -el mundo va adquiriendo cada vez más complejidad-. Ni México ni España tienen un pacto por la educación. Da igual que yo haya rodado en México, porque en España ocurre lo mismo. Quizás sea diferente en Francia, por esa educación republicana. Vemos que hay muchas más películas con el sistema educativo de fondo", puntualiza.

La película comienza con el comienzo del día, el paseo de la bandera, y una lectura a través de un altavoz de los alumnos que se están retrasando en el pago de las tasas. Un escarnio público que es absolutamente real. "Eso no nos lo hemos inventado, eso sucede. No en todos los colegios, pero sí hay muchos que exhiben esa humillación de forma tan brusca. El chaval no tiene la culpa de que su madre o su padre no paguen. Es otra forma de marginar social y económicamente desde la infancia".

En marzo de 2021, El Confidencial entrevistó al profesor Juan Izuzkiza, autor de 'Borregos que ladran', un ensayo sobre la educación española que proponía un mayor inciso en los conocimientos adquiridos memorísticamente, una vuelta al antiguo modo de enseñanza, y un menor protagonismo del alumno como individuo a seducir. Ahí estaba el fallo. Ahí el motivo del abandono escolar y el desencanto. "La escuela no está para cambiar el mundo", sentenció Izuzkiza. Meses después, este periódico hizo lo propio con bell hooks, profesora y activista estadounidense que falleció el pasado diciembre, quien abogaba por una escuela convertida en un espacio crítico donde se fomente la rebeldía frente al sistema y se apueste por la libertad. ¿Es la escuela una organización que ilustra o constriñe? ¿Que defiende valores o los impone? ¿Que eleva el potencial de los futuros adultos o lo castra?

Cartelera y estrenos de cine
El redactor recomienda