Es noticia
Menú
Oyinkan Braithwaite: “Me gusta escribir sobre la mujer como una persona mala”
  1. Cultura
Entrevista

Oyinkan Braithwaite: “Me gusta escribir sobre la mujer como una persona mala”

La escritora mitad británica, mitad nigeriana que ha participado estos días en el Festival Aridane Criminal de La Palma, es la gran revelación de la novela negra anglosajona

Foto: La escritora Oyinkan Braithwhite estos días en La Palma (P.C)
La escritora Oyinkan Braithwhite estos días en La Palma (P.C)

Hace cuatro años, Oyinkan Braithwaite (Lagos, 1988) se convirtió en toda una celebridad en Reino Unido. Su novela, 'Mi hermana, asesina en serie' (publicada en español por Alpha Decay en 2019) tuvo un éxito inmenso y apareció en todas las listas de premios consiguiendo el de mejor novela negra del año. Le siguieron entrevistas y reportajes en todo tipo de medios. La historia tenía un argumento que no pasaba desapercibido pocos meses después del #metoo: una mujer que se va cargando a todos sus ligues mientras se lo confiesa a su hermana. Su siguiente novela, 'El bebé es mío', también publicada recientemente por Alpha Decay, tampoco dejó indiferente. Escrita durante el confinamiento que pasó en Lagos se preguntaba sobre quién es la verdadera madre, la biológica, la adoptiva, la que cuida... Tema complejo en tiempos de vientres de alquiler.

Braithwaite, que es mitad británica y mitad nigeriana y que vive entre los dos países, ha aterrizado estos días en la isla de La Palma para participar en el Festival Aridane Criminal. Toda una estrella del género negro actual bajo el cielo de la isla bonita.

placeholder 'Mi hermana, asesina en serie'
'Mi hermana, asesina en serie'

PREGUNTA: Dígame, ¿qué es, más británica o nigeriana? ¿O se siente distinta en los dos países?

RESPUESTA: Cuando era pequeña me sentía más británica, incluso aunque mis padres siempre me inculcaron que procedía de Nigeria y que no me podía olvidar de mis raíces. Además, teníamos un montón de familiares y amigos de Nigeria en Reino Unido. Pero cuando regresé a Lagos, en mis veinte, ya me empecé a sentir más nigeriana, quizá antes, cuando era adolescente que me empecé a involucrar más con mi cultura y me di cuenta de lo importante que eran mis raíces.

P: ¿Esta cuestión influye en sus libros?

R: Estoy muy, muy influida por Nigeria, pero creo que no estoy influida por la literatura nigeriana porque he leído mucho más literatura anglosajona. Así que desde esta perspectiva me influyen más los libros ingleses y americanos.

P: En España se han traducido sus dos novelas, 'Mi hermana, asesina en serie' y 'El bebé es mío'. ¿Literatura anglosajona o nigeriana?

R: Por la situación que yo he vivido hay una mezcla. Es como lo que pasa dentro de una aspiradora, que se mezcla todo. Y las historias que yo creo tampoco sé muy bien a qué pertenecen, pero beben de ambas raíces.

"Lidiar con toda esa popularidad me hizo empezar a sentir miedos por las expectativas que estaban en juego. De repente, todo el mundo opina sobre ti"

P: 'El bebé es mío' se desarrolla durante el confinamiento en Nigeria. ¿Cómo fue vivir aquello?

R: Yo no soy una persona muy ansiosa, pero desde 2020, bueno, no desde ese año, sino desde que alcancé popularidad con la anterior novela empecé a sentir ansiedad. Y eso, mezclado con el confinamiento, con que yo me iba a casar ese año… me hizo sentir mucha ansiedad. Me empecé a dar cuenta de que me era muy difícil leer novelas, así que empecé a leer cuentos y novelas cortas. No me podía concentrar para otra cosa. Pero a la hora de escribir sí podía hacerlo. Además, me habían puesto un deadline para entregar la siguiente novela y yo trabajo mejor cuando tengo una fecha de entrega. El hecho de tener esta constancia me ayudó mucho durante el confinamiento para escribir ‘El bebé es mío’.

P: Decía que el éxito de su primera novela la alteró. ¿Cómo fue la popularidad para usted?

R: Obviamente, el hecho de que el libro se hiciera tan popular fue muy bueno y estoy muy agradecida, pero también me asustó. Cuando empecé a escribir la siguiente novela la presión me golpeó porque empecé a pensar en lo que los lectores esperaban de mí y cómo iba a responder yo a todo eso. Recibí muchas críticas positivas, pero también hubo gente que odió esa novela y que escribió cosas horribles de ella. Es decir, lidiar con toda esa popularidad me hizo empezar a sentir miedos por las expectativas que estaban en juego. De repente te conviertes en una persona muy popular y todo el mundo tiene una opinión sobre ti aunque no te conozca. Y luego llegó la pandemia, que parecía que me estaba persiguiendo, porque durante el tour que hice por Europa presentando el libro cada vez que llegaba a una ciudad la confinaban. Decidí volverme a Nigeria, pero también lo cerraron y aunque me iba a casar con mi novio no pude estar con él por lo que viví todo el confinamiento sola. Eso me hizo darme cuenta de que lo que se dice en los medios y redes de una no es toda la verdad. Cuando acabó la pandemia fui consciente de que había escrito ‘Mi hermana, una asesina en serie’ para mí y no para los demás.

"Las críticas negativas que antes eran algo privado, ahora se exponen en público. Pero los comentarios positivos pueden ser un arma de doble filo…"

P: Cuando una tiene tanto éxito y recibe tan buenas críticas, ¿una mala duele más?

R: Lo interesante es que, es obvio que no vas a gustar a todo el mundo, pero lo que ocurre ahora es que todo el mundo te etiqueta para decirte algo malo para que te enteres. Yo leo muchos libros y hay algunos que no me gustan, pero eso se lo digo a un amigo no escribo en las redes que no me gusta y etiqueto al autor. Es decir, esas críticas negativas que antes eran algo privado, ahora se exponen en público. Pero incluso los comentarios positivos pueden ser un arma de doble filo… Lo que quiero decir es que todo el mundo tiene una opinión sobre algo y parece que tiene que decirlo. Por ejemplo, hay mucha gente ahora que me está pidiendo una segunda parte de ‘Mi hermana, asesina en serie’ y yo no me siento cómoda sobre hacer una segunda parte. Mi espíritu creativo no está en eso. Las redes sociales te hacen estar pendiente todo el tiempo, que si contestando a gente que te escribe, viendo los comentarios que recibes… Yo he decidido separarme de eso, pero también por salud mental.

placeholder Oyinkan Braithwhite en La Palma (P.C)
Oyinkan Braithwhite en La Palma (P.C)

P: La crítica ha destacado de sus libros el humor. Son novelas negras, hay crímenes, pero hay algo divertido. Decía Camus que, precisamente, los temas más graves eran los que había que tomarse con humor. ¿Tiene presente esa cita o es algo que le sale solo?

R: Estoy muy de acuerdo con Camus, pero también es una forma de expresarme. Cuando estaba escribiendo ‘Mi hermana…’ no quería escribir una historia que fuera deprimente, aunque sí es una historia muy oscura. Es un tópico, pero yo no quería traumatizar al lector, sino que tuviera momentos luminosos. Para sobrevivir, en la medida de lo posible, tenemos que mirar hacia los momentos de la vida que son divertidos. No creo que ‘Mi hermana’... sea una novela especialmente divertida, pero sí tiene algo divertido que a la gente le gusta.

P: También sus libros tienen un ritmo muy rápido, frases cortas, capítulos cortos y cosas que no dejan de pasar. ¿Por qué escribe así? ¿No le gusta irse por las ramas?

R: No lo sé. Puedo escribir frases largas y a veces lo hago, pero yo estudié Historia de la literatura y poesía y me gustaban mucho las estructuras cerradas con reglas concretas como la de los sonetos, que también he escrito. Mis profesores me inculcaron que tienes que escribir el texto más extenso con la menor cantidad de palabras posibles. Así que de ahí surge esa forma de expresarme.

P: ¿A escribir se aprende?

R: Yo llevo escribiendo toda mi vida. Me gradué en Escritura Creativa, hice talleres… Escribir es mi pasión, pero estoy segura que con todas estas clases escribo mejor.

placeholder 'El bebé es mío'
'El bebé es mío'

P: Otro tema que aparece en sus libros son las relaciones entre mujeres, de amistad, fraternidad o lo que sea ¿Por qué le interesa este tipo de relación siempre llena de estereotipos (las mujeres no se llevan bien entre ellas etc)?

R: Me gustaría decir algo profundo sobre esto, pero a mí solo me interesan las mujeres porque se tienen que enfrentar a muchas situaciones que no deberían y a las que tienen que sobrevivir. Como mujer también me parece natural escribir sobre ellas. Pero sobre todo me gusta escribir sobre la mujer como una persona mala, sobre mujeres que no siempre hacen lo correcto, lo que se espera de ellas, que toman decisiones erróneas.

P: En sus libros también hay conflictos morales. En su última novela es muy claro ya que se pregunta qué consideramos qué es una madre, la biológica, la adoptiva, la que le ha cuidado… ¿Es más atractiva una literatura que entra en estas cuestiones?

R: En mi casa sabían que yo escribía literatura muy oscura y mis padres siempre me decían, por qué no escribes algo que empodere a la gente, que la haga sentir bien… Mi padre me decía que la literatura tiene una gran responsabilidad para con la gente y hay que utilizarla para hacer el bien, pero yo le decía, venga, yo no quiero ser un modelo a seguir, quiero hacer libros que entretengan a la gente y que sea una fuente de escape. Es también lo que yo busco en los libros, que me transporten a otros lugares. Me gusta leer y escribir por el placer de hacerlo.

P: Sin moralismo.

R: Esa es la cosa. Cuando yo estaba escribiendo ‘Mi hermana…’ pensaba mucho en esos temas morales. Como ser humano hay cosas que me enfadan, me frustran, me asquean, y eso claro que está presente en lo que escribo, pero por otro lado me pregunto a mí misma si no tengo nada que decir al respecto o si no debería hacerlo. Eso también me genera ansiedad. Es una visión más dura del papel que tengo como escritora.

Hace cuatro años, Oyinkan Braithwaite (Lagos, 1988) se convirtió en toda una celebridad en Reino Unido. Su novela, 'Mi hermana, asesina en serie' (publicada en español por Alpha Decay en 2019) tuvo un éxito inmenso y apareció en todas las listas de premios consiguiendo el de mejor novela negra del año. Le siguieron entrevistas y reportajes en todo tipo de medios. La historia tenía un argumento que no pasaba desapercibido pocos meses después del #metoo: una mujer que se va cargando a todos sus ligues mientras se lo confiesa a su hermana. Su siguiente novela, 'El bebé es mío', también publicada recientemente por Alpha Decay, tampoco dejó indiferente. Escrita durante el confinamiento que pasó en Lagos se preguntaba sobre quién es la verdadera madre, la biológica, la adoptiva, la que cuida... Tema complejo en tiempos de vientres de alquiler.