Es noticia
Menú
Guillermo González (Warner): "El español puede competir con el inglés en las listas de éxitos"
  1. Cultura
entrevista

Guillermo González (Warner): "El español puede competir con el inglés en las listas de éxitos"

La compañía traslada su sede en España a la antigua Estación del Norte, en Madrid, donde su presidente recibe a El Confidencial. "El siguiente paso es posicionarse para canalizar y fomentar la creatividad de los artistas"

Foto: Guillermo González, presidente de Warner Music Iberia.
Guillermo González, presidente de Warner Music Iberia.

Warner Music pertenece a las llamadas "tres grandes", el grupo de discográficas que domina la publicación de música en el mundo. Es la tercera más grande, tras Universal Music Group y Sony. Y en España, Warner acaba de hacer las maletas y ha trasladado su centro neurálgico a la antigua Estación del Norte, en Madrid. El edificio, propiedad de Adif, se ha convertido en el 'hub' creativo The Music Station, según explica Guillermo González, presidente de Warner Music Iberia. Además, el complejo contará con un teatro con aforo para 1.000 personas, un restaurante, una discoteca, un museo... Algo así como un parque temático musical. González recibe a este periódico a las puertas de la nueva sede al día siguiente de su inauguración, mientras varios operarios recogen una gran alfombra roja.

González muestra las estancias de la sede, que imita en su estética a la estación de tren que albergaba el edificio en el pasado. "Aquí, no tengo despacho. Es que no existen despachos ni oficinas como tal. Solo hay salas a las que se puede acudir a trabajar las 24 horas del día y a las que se accede a través de una aplicación", explica mientras recorre la planta. En España, los trabajadores de esta discográfica contarán con posibilidad de teletrabajo total, a no ser que quieran acudir a una de las salas que se reparten por el edificio. Un espacio que comparten con los artistas del sello, que dispondrán de estudios, cabinas, guitarras y pianos en varios puntos. Deslocalización y autonomía son dos de los conceptos que sustentan el discurso de González. La pandemia fue el catalizador de esta mudanza y rediseño de la oficina tradicional, según explica. Fue en julio de 2020 cuando asumió la dirección de Warner Music Iberia, después de que José Carlos 'Charlie' Sánchez dejara el cargo y fundara su propio sello independiente. Con motivo de la inauguración de The Music Station, charla con El Confidencial a pocos metros del piano donde alguien esboza unos acordes.

placeholder Guillermo González, presidente de Warner Music Iberia.
Guillermo González, presidente de Warner Music Iberia.

PREGUNTA. Imagino que toda esta mudanza responde a las líneas que Warner quiere seguir de ahora en adelante en la industria discográfica: extender el teletrabajo, estudios abiertos las 24 horas, remarcar la autonomía de los artistas...

RESPUESTA. Esto es un cambio de mentalidad tremendo que permite la flexibilidad total, tanto a trabajadores como artistas. El edificio está abierto siempre y cualquiera puede venir cuando quiera, reservar y abrir salas a través de una aplicación. A nivel laboral, eso permite que puedas trabajar cuando, donde y como quieras. Esto no es una oficina: es un lugar de encuentro para socializar y crear. Queremos encontrar el punto en el que trabajar aquí sea un motivo de orgullo y potenciar la conciliación. Esto es un trabajo de personas y es importante que estemos todos equilibrados emocionalmente. Aquí, nadie rinde por horas. Confiamos plenamente en el empleado. De cara a los artistas, queremos que sientan que son nuestro motor de vida y nuestra razón de existir. Este sitio es nuestra manera de demostrarlo.

P. La industria discográfica ha sido una de las más golpeadas por la digitalización y la irrupción del 'streaming'. Los discos, que hasta hace pocas décadas eran la mayor fuente de ingresos de cualquier gran compañía, son ahora minoritarios. El modelo de negocio de la música se ha transformado a una velocidad difícil de asimilar... ¿Las discográficas y los artistas todavía están buscando una vía? ¿Cómo hace frente Warner a los terremotos de la era del 'streaming'?

R. La respuesta a esta pregunta daría para una Ted Talk, pero por simplificar... Ahora mismo, no hace falta una discográfica para la distribución de música. Tienes las redes sociales, tienes muchas plataformas para llegar a los oyentes directamente. Este lugar quiere convertirse en una cuna para la creación musical. Queremos que aquí se encuentren los artistas e intercambien ideas, fomentar su creatividad. Aquí se van a encontrar músicos de distintos países. Estar aquí mola, significa estar donde las cosas están ocurriendo. Te puede salir una canción o una colaboración en nuestra cafetería, en el estudio, en la entrada, en cualquier piano... Intentamos posicionarnos en esa manera de conectar la música, porque entendemos que ahí hay valor.

Foto: Antigua Estación del Norte de Madrid. (Kadellar/Wikipedia)

Si lo piensas, España está en el centro geográfico entre América, África y el resto de Europa. Es un lugar de encuentro. Además, el español está viviendo un momento increíble en la industria de la música. Es el único idioma que puede competir con el inglés en las listas de éxitos mundiales. Queremos ser un punto de paso de creación. El siguiente paso es posicionarse para canalizar y fomentar la creatividad de los artistas, pasando por que finalmente Warner sea quien pueda distribuir y 'marketear' la música. Somos muy buenos trabajando carreras de artistas a largo plazo. Y para ello es necesario estar presentes desde el primer minuto de la creación del proyecto, que los músicos te sientan parte de su equipo. No como ocurría antiguamente, cuando era más habitual que vinieran a la discográfica con un disco o una maqueta ya grabada. Aquí hay salas de composición y grabación. Pero el artista puede estar involucrado desde el primer momento en la estrategia de marketing. Trabajar así es muy importante y hace que toda la manera de crear, grabar y publicar música cambie. Somos el único país y compañía con esta propuesta.

P. ¿Qué sentido tiene una gran discográfica en un tiempo de democratización del mercado, en el que casi cualquiera puede producir y publicar música desde su casa?

R. Claro que ya no son completamente necesarios los estudios. Pero, por ejemplo, los estudios que tenemos aquí no quieren competir con otros estudios. Este es un lugar de encuentro. Eso es lo que hace falta: un espacio en el que aumente la creatividad y en el que los músicos puedan involucrarse desde el principio. Tanto en la composición, producción, como en el plan de marketing. Vamos a ayudar a traer un montón de artistas a este lugar para que los artistas locales también tengan oportunidad de llegar al resto del mundo.

"Ahora, no es necesaria la intervención de ningún sello discográfico para lanzar música"

P. Hay una imagen que suele repetirse en la cultura popular cuando se trata de grandes discográficas: la de los ejecutivos que buscan la apuesta segura y rentable desde el despacho, frente a algunos artistas que pelean por más libertad desde el estudio. ¿Fomentar la creatividad es arriesgado, resiente el negocio?

R. Eso existió en algún momento, claro que sí. Pero no es el espíritu de este sello ni nuestra metodología. Ahora no es necesaria la intervención de ningún sello para lanzar música. En un momento determinado, algunos artistas han intentado huir de esa situación y trasladarse al lugar opuesto. Este sitio busca el punto medio perfecto, que es trabajar en equipo. Creo que los artistas van a sentir eso cuando entren aquí. Nuestra experiencia nace de todos los fallos cometidos, porque los aciertos son siempre pocos. Cualquier gran negocio o gran idea ha pasado antes por muchas más ideas malas. Muchas veces, tenemos más experiencia cuando pensamos en lo que ha ocurrido en el pasado. Jamás me atrevería a decirle a un artista lo que va a ocurrir, lo que será un éxito y lo que no. Lo que sí puedo decirle es lo que siento al escucharlo, pero mi opinión es tan respetable como la de un periodista o la del público general. Cuando se trabaja entre iguales y cuando todo el mundo tiene voz, entendiendo las canciones por sentimientos más que por sabiduría arrogante, la dinámica cambia. Esto no tiene nada que ver. En el pasado, yo también fui artista y creo que eso me ayuda a empatizar más con el proceso creativo.

Warner Music pertenece a las llamadas "tres grandes", el grupo de discográficas que domina la publicación de música en el mundo. Es la tercera más grande, tras Universal Music Group y Sony. Y en España, Warner acaba de hacer las maletas y ha trasladado su centro neurálgico a la antigua Estación del Norte, en Madrid. El edificio, propiedad de Adif, se ha convertido en el 'hub' creativo The Music Station, según explica Guillermo González, presidente de Warner Music Iberia. Además, el complejo contará con un teatro con aforo para 1.000 personas, un restaurante, una discoteca, un museo... Algo así como un parque temático musical. González recibe a este periódico a las puertas de la nueva sede al día siguiente de su inauguración, mientras varios operarios recogen una gran alfombra roja.

Música Pandemia
El redactor recomienda