Es noticia
Menú
'Outer range': ¿es esta hipnótica y fascinante serie la nueva 'Perdidos'?
  1. Cultura
la serie del fin de semana

'Outer range': ¿es esta hipnótica y fascinante serie la nueva 'Perdidos'?

Sugerentes tramas paranormales en medio del Oeste en la serie creada por Brian Watkins, que destaca también por el gran trabajo de todo el elenco

Foto: 'Outer range'.
'Outer range'.

Wyoming es un territorio intrigantemente rectangular. Por él deambulan 'cowboys', bisontes y el oso Yogui. En Wyoming se practica el rodeo, que es como los toros, pero sin sangre ni engaño. Wyoming, en fin, precipita la América profunda, muy bebida, con montañas y horizontes, hijos que aprenden a recoger el ganado, hijas que aprenden a recoger la mesa, fe en Dios, botas altas y peleas a puñetazos antes de dormir con la tranquilidad de la rutina bien hecha.

Nos sabemos Wyoming entero porque hemos visto muchas películas del Oeste. Por eso, los 10 primeros minutos de 'Outer range' (Amazon Prime) se los pueden ustedes saltar, pues película a película tenemos asumido que vivir en medio de la naturaleza y llevar siempre la misma camisa es bastante duro. Luego aparece un agujero enorme y circular en medio de un prado y la serie empieza a tirar cosas por ese agujero, mayormente todas las expectativas del espectador.

Tráiler de 'Outer range'

¿De qué va esto? ¿Qué demonios va a suceder aquí? Conseguir que dos ranchos limítrofes y enfrentados parezcan casi la Estrella de la Muerte y que no se vea la menestral suciedad del oficio ganadero, sino un limpio mundo de coordenadas espacio-temporales trastocadas, es el gran logro de esta serie. Resulta muy difícil ser original, y la mejor opción de originalidad se encuentra en la mezcla. Aquí mezclamos ranchos y actividad paranormal, montamos a caballo y desaparece una montaña, todo es normal y nada es normal, los muertos no se mueren nunca, pero los vivos sí.

Un tío

Un primer motivo para picar con esta serie es Josh Brolin, actor que, haga lo que haga, siempre parece que hace lo que quiere, desde el buscavidas de 'No es país para viejos' (Joel y Ethan Coen, 2007) al malvado Thanos de 'Los vengadores'. Es como un hombre de los que ya no quedan y que nos viene mal que queden; “un tío”, como calificaba Carlos Boyero a Matt Damon. Ser como Josh Brolin es nuestro sueño masculino más inconfesable, confesemos.

Este 'tío' tiene un gran rancho, donde vive con su mujer y sus dos hijos, y una nieta. La madre de la niña desapareció hace meses sin dejar rastro. El marido anda tocado por la misteriosa marcha de su esposa; el hermano vive para triunfar en el rodeo. La madre pone orden. En el rancho vecino, un psicópata absoluto planea quitarles sus tierras. Como en Romeo y Julieta, los clanes prenden la mecha de la tragedia en un bar de copas, que desde Shakespeare es como resuelven las familias de bien sus diferencias.

¿Por qué es tan buena esta serie, cualquier serie? ¿Importan más el guion o los actores? Cuando algo es bueno, no sabes por qué

Hay una hippy, también. Interpretada angelicalmente por Imogen Poots, la hippie llega con nada y una tienda a las tierras inmensas de Wyoming, y pide humildemente acampar unos días. Luego esa pobre muchacha sabe mucho, maneja dinero, se pone colgantes que brillan raro, lee a Simone Weil. La química entre Brolin y Poots es extraordinaria. Solo ellos saben que hay un agujero ahí con niebla gris semoviente que comunica con un mundo nuevo.

'Outer range' empieza como 'Lost' ('Perdidos'), dando sustos de a poquito, sin forzar lo sobrenatural, haciéndote creer que todo tiene algún sentido. Su presumible éxito y cuatro temporadas más conseguirán lo mismo que 'Lost': que nadie entienda nada, pero no haya serie más adictiva. Yo la estoy viendo con la devoción que hace mucho no dedicaba a nada.

Foto: 'Tokyo vice'.

¿Por qué es tan buena esta serie, cualquier serie? ¿Importan más el guion o los actores? Cuando algo es bueno, no sabes por qué. Lo malo, sin embargo, es fácil de diagnosticar. Pienso que 'Outer range' tiene un elenco perfecto. Cada actor parece haber vivido toda su carrera esperando su papel en esta serie. Te los crees, incluso cuando están callados, al fondo de la escena. Te los crees, sobre todo callados al fondo de la escena.

Puro delirio

'Outer range' tiene dos personajes secundarios que dan la medida de su, por otra parte, valioso guion. Uno es la 'sheriff', una mujer india y lesbiana (Tamara Podemski). El modo en que una mujer india y lesbiana nos encaja perfectamente como 'sheriff' y nadie nota lo revolucionario de la apuesta es algo que tienen que estudiar los de Netflix, que cada vez que sacan en sus series un personaje que representa a una minoría tienen que lanzar las campanas al vuelo, tirar cohetes, subrayar cada rasgo diferencial y, en fin, echar a perder el capítulo.

'Outer range' tiene dos personajes secundarios que dan la medida de su valioso guion

Luego está el ranchero rival, interpretado excepcionalmente por Will Patton. En los cuatro capítulos que lleva la serie mientras escribo esta pieza, Patton ha protagonizado dos o tres escenas escalofriantes, un puro delirio que me ha recordado algunas de las ocurrencias más incómodas de David Lynch en 'Twin Peaks', sin ir más lejos.

El capítulo cuarto, por cierto (hoy se estrenan los dos siguientes), supone por ahora ese punto de inflexión que, inconscientemente, solemos exigir a una serie. Es decir: en algún momento un capítulo debe dejarnos sin palabras, extasiados, completamente indefensos. En este episodio hay un funeral crucial, una partida de póker brillante, el diablo, la luz, una vuelta al principio: no sabemos dónde va esta serie, pero queremos estar ahí mismo cada semana, viendo venir lo insólito.

Wyoming es un territorio intrigantemente rectangular. Por él deambulan 'cowboys', bisontes y el oso Yogui. En Wyoming se practica el rodeo, que es como los toros, pero sin sangre ni engaño. Wyoming, en fin, precipita la América profunda, muy bebida, con montañas y horizontes, hijos que aprenden a recoger el ganado, hijas que aprenden a recoger la mesa, fe en Dios, botas altas y peleas a puñetazos antes de dormir con la tranquilidad de la rutina bien hecha.

Amazon Prime Video
El redactor recomienda