Es noticia
Menú
Fiebre por el audiolibro: así es el estudio gijonés que pone voz a los 'bestellers' del momento
  1. Cultura
La “era de la audificación”

Fiebre por el audiolibro: así es el estudio gijonés que pone voz a los 'bestellers' del momento

Los ingresos por audiolibros se cuadruplicarán de cara a 2030, según datos de Podimo. Desde Asturias, 'La habitación en una cama' contribuye al desarrollo de esta industria

Foto: Fotografía: La habitación con una cama/cedida
Fotografía: La habitación con una cama/cedida

Edwin Hopkins y Jacob Karol fueron unos visionarios. En una de las etapas más convulsas del siglo XX, entre la Primera Guerra Mundial y la peor crisis en la historia de Wall Street, estos dos artistas cambiaron la historia del cine al doblar al alemán la película ‘The Night Flyer’. Fueron inicios convulsos para una industria que no dejó de crecer en los años posteriores. Un siglo más tarde, el mundo de la locución y el doblaje ha cambiado por completo y se ha abierto a un sinfín de posibilidades, dando paso a una nueva generación de perfiles profesionales dispuestos a dar el salto del cine a la literatura. Es el caso de ‘La Habitación con una cama’, un estudio de Gijón (Asturias) que gracias al éxito de este sector ha logrado convertirse en uno de los focos de la industria del audiolibro en España.

Elena Silva y Mario Viñuela son la columna vertebral de este proyecto que ya ha dado voz a grandes obras como ‘El infinito en un junco: La invención de los libros en el mundo antiguo’ de Irene Vallejo o ‘La emperatriz de los etéreos’ de Laura Gallego. “Empezamos por casualidad”, cuenta a El Confidencial Silva, también directora y narradora de audiolibros en Penguin Random House Audio. “No sabíamos muy bien cómo iba a salir. Así que después de juntar nuestro material pusimos este nombre a la empresa. Un nombre que refleja la realidad de cómo empezamos y que no quisimos cambiar para no olvidar nuestros orígenes”, explica.

placeholder Fotografía: La habitación con una cama/cedida
Fotografía: La habitación con una cama/cedida

La búsqueda de referentes en plataformas como Audible Estados Unidos y una gran labor de investigación llevaron a ‘La habitación en una cama’ a grabar su primer audiolibro: ‘El bosque sabe tu nombre’ de Alaitz Leceaga. “También fue por casualidad. Buscaban a una persona con acento del norte que conociera los paisajes característicos de esta zona”, recuerda la directora del estudio. Tanto Elena como Mario vivieron esta experiencia como un desafío porque nunca habían hecho nada igual hasta entonces. Este libro, que fue publicado en 2018, marcó un antes y un después en la historia de esta compañía asturiana. Desde entonces, el sector del audiolibro supera año tras año su récord de facturación (los ingresos de los audiolibros en español crecieron un 13,7% en 2020).

El apogeo del audio es innegable. En España, cada vez son más las personas que han decidido formar parte de la nueva “era de la audificación”, gracias a la fiebre del podcast y el éxito de los audiolibros. Según datos de Podimo, una plataforma especializada en este tipo de contenidos, se espera que los ingresos del consumo de audiolibros se cuadrupliquen de cara a 2030, pasando de los 5.000 millones a los 20.000 millones de dólares.

placeholder Fotografía: La habitación con una cama/cedida
Fotografía: La habitación con una cama/cedida

Las nuevas plataformas de distribución de audio han propiciado el auge de un formato cuyo consumo se ha disparado durante la pandemia. Desde que se decretó el confinamiento en marzo de 2020, este estudio ha recibido un mayor número de encargos, convirtiéndo en un producto más de entretenimiento digital. “Al principio cuando empezamos había muchas personas que nos preguntaban si este trabajo era para hacer llegar los libros a las personas invidentes. En los últimos años y sobre todo con la llegada del coronavirus ya se ha normalizado el consumo de audiolibros en España”, explica Silva.

Javier Celaya, responsable de Podimo en España y América Latina considera que la principal razón detrás de este crecimiento es la comodidad que supone consumir este tipo de contenidos. “Cuando la gente descubre que puede escuchar audiolibros o podcast en el trayecto al trabajo o mientras está realizando otra acción genera el hábito”, incide. “En España, en el momento en el que una persona adquiere la costumbre puede llegar a consumir una media de entre 20 y 25 horas mensuales de audio, incluyendo podcast y audiolibros, y en línea con lo que consumen el resto de europeos”, explica.

Foto: Foto: EC. Opinión

Dos años después del confinamiento, este producto se ha convertido en una opción más para los españoles a la hora de disfrutar de su tiempo libre. Además de por la comodidad de escuchar podcast o audiolibros en cualquier momento (30%), la mayoría de la gente destaca que estos contenidos les sirven para entretenerse o relajarse (27%), aprender cosas nuevas (23%) o informarse (20%), de acuerdo con un estudio elaborado por Podimo.

El audio vive su edad de oro en la actualidad gracias a la explosión de contenidos originados a raíz de la pandemia. “En los primeros meses de confinamiento, de marzo a junio de 2020, las plataformas de suscripción llegaron a cuadruplicar el consumo. En los meses posteriores, los consumidores ya duplicaban a los registrados antes de que llegase el coronavirus”, destaca.

El perfil en la actualidad es un hombre o mujer, de entre 25 y 45 años, que reside en grandes metrópolis, como Madrid o Barcelona

Los hábitos de consumo y el perfil de los oyentes también han sufrido una gran transformación. Antes de la pandemia, los audiolibros se dirigían principalmente a personas de entre 35 y 55 años, un hecho que cambió por completo en marzo de 2020. El auge del audio se debe, en parte, a los más jóvenes, quienes en los últimos dos años se han metido de lleno en el mercado, tanto para producir contenido como para escucharlo. “Esto se debe al tipo de contenido producido específicamente para la población en estas edades”, relata Celaya. El perfil en la actualidad es un hombre o mujer, de entre 25 y 45 años, que reside en grandes metrópolis, como Madrid o Barcelona.

Foto: El formato del audiolibro busca asentarse en España. (EFE)

Este cambió también se notó en la curva de consumo. Antes la población escuchaba audiolibros en el trayecto al trabajo o la universidad, principalmente de lunes a jueves. En cambio, en los meses posteriores al confinamiento, esta curva se estabilizó y los españoles comenzaron a escuchar contenidos principalmente durante las horas laborales, es decir, entre las ocho de la mañana y las seis de la tarde. En cambio, a partir de las ocho caen las escuchas, coincidiendo con el pico de consumo de otro tipo de contenidos audiovisuales, como series de televisión o películas.

Desde entonces, los contenidos que más triunfan en las plataformas de distribución de audio son todos los relacionados con el entretenimiento o crimen y el suspense; seguidos de los audiolibros y podcast sobre desarrollo personal, que incluyen todo tipo de contenido relacionado con la salud mental, el bienestar o la nutrición. “Si bien esta categoría triunfaba en Estados Unidos, en España no terminaba de calar. Tras la pandemia, este tipo de contenidos se sitúan en el segundo puesto, e incluso peleándose por el primero”, puntualiza Javier. “Otra de las categorías que más curiosidad despierta es la de las historias personales. En España nos encanta conocer la vida de otras personas”, afirma.

El proceso desde que un libro llega a sus manos hasta que este finalmente se distribuye es largo y requiere de la implicación de distintos perfiles

El proceso desde que un libro llega a sus manos hasta que este finalmente se distribuye a través de distintas plataformas es largo y requiere de la implicación de distintos perfiles profesionales. Una vez que se supera el casting inicial por parte de la editorial y el estudio recibe el libro se hace una lectura previa en la que se van desglosando todas las palabras que no son de nuestro idioma para ver qué fonética usar. En esta misma lectura también se elabora una biblia de personajes con todas sus características y así elegir qué tipo de voz representa mejor la historia. “Habitualmente cuando nos pasan las tripas del libro la editorial te dice qué tipo de voz quiere. En ese caso, desde ‘La habitación en una cama’ buscamos una parte del libro que tenga un diálogo con alguien del sexo opuesto a la voz cantante de la grabación. ¿Por qué? Porque suelen ser los personajes que más cuestan y así la editorial sabe cómo te enfrentas haciendo ese tipo de voces”, aclaran.

Generalmente, 150 palabras son un minuto y por cada dos horas de grabación se suele obtener una de contenido definitivo. Cuando ya está todo editado pasa al proceso de edición que, más tarde, es revisado por la editorial. Tras las correcciones necesarias este material se distribuye en distintas plataformas para llegar al audiolector. “La principal dificultad que nos encontramos en este proceso son las palabras en otros idiomas porque más allá del inglés, nos encontramos con otros muchos idiomas como el alemán, el árabe o el hindú. Otro de los problemas es solventar las pequeñas adaptaciones que hay que hacer para ser lo más fiel posible a la obra inicial. Son muchas cosas a tener en cuenta. Al final ningún libro es igual que otro, porque siempre te enfrentas a un reto nuevo que no sabes cómo solventar”, advierte Elena.

placeholder Fotografía: La habitación con una cama/cedida
Fotografía: La habitación con una cama/cedida

En los últimos tres años, este estudio ha puesto voz a obras como ‘Historia de una maestra’, ‘Papel y tinta’ o ‘La sociedad literaria y del pastel de piel de patata Guernsey’. “Se me encogió el corazón al grabar este libro. Aunque estuviera llorando por la emoción, el director no decidió cortarme. Y al final se quedó así porque era muy orgánico, muy real. Fue algo mágico”, afirman.

Por su parte, desde plataformas como Podimo se acercan a los creadores para pedirles algún contenido “bajo demanda”, principalmente de las categorías antes mencionadas. “Otra de las posibilidades es que los propios creadores, sobre todo productoras, se pongan en contacto con este tipo de compañías para ofrecerles su contenido”, señala Celaya.

Las tendencias para 2022

El auge de los audiolibros es una tendencia que ha llegado para quedarse en España. “Me sorprende como tenemos la habilidad de pasar del pasado al futuro sin pasar por el presente. Al principio somos reacios a innovaciones que luego pasan a formar parte de nuestro día a día”, puntualiza Celaya. En 2022, el mundo del audio seguirá creciendo gracias, en parte, a la “evolución de la inteligencia artificial en español”. “Si se sigue apostando como se está haciendo porque la tecnología se entienda mejor en castellano en los próximos meses y años veremos una explosión de contenidos, sobre todo de no ficción”, augura el director regional de Podimo.

En el caso de la literatura, las emociones siguen siendo necesarias a la hora de transmitir la esencia de una obra, algo que desde ‘La habitación en una cama’ tienen muy presente. “Narrar un libro es un regalo porque me permite realizar personajes que nunca podría hacer por mi tipo de voz como actriz. En apenas unas horas puedo volver a sentir como lo hacen los niños o tener la sabiduría de un anciano. Es una oportunidad única”, concluye Elena.

Edwin Hopkins y Jacob Karol fueron unos visionarios. En una de las etapas más convulsas del siglo XX, entre la Primera Guerra Mundial y la peor crisis en la historia de Wall Street, estos dos artistas cambiaron la historia del cine al doblar al alemán la película ‘The Night Flyer’. Fueron inicios convulsos para una industria que no dejó de crecer en los años posteriores. Un siglo más tarde, el mundo de la locución y el doblaje ha cambiado por completo y se ha abierto a un sinfín de posibilidades, dando paso a una nueva generación de perfiles profesionales dispuestos a dar el salto del cine a la literatura. Es el caso de ‘La Habitación con una cama’, un estudio de Gijón (Asturias) que gracias al éxito de este sector ha logrado convertirse en uno de los focos de la industria del audiolibro en España.

Podcast Hábitos de consumo Streaming
El redactor recomienda