Es noticia
Menú
Aixa Villagrán: "Estamos supeditados al capitalismo de la belleza"
  1. Cultura
¿Y TÚ DE QUIÉN ERES?

Aixa Villagrán: "Estamos supeditados al capitalismo de la belleza"

Ella es una mezcla imperfecta de México y Andalucía, acaba de rodar bajo las órdenes de Juan Diego Botto y con compañeros de reparto como Penélope Cruz y Luis Tosar

Foto: Entrevista a Aixa Villagrán. (Isabel Blanco)
Entrevista a Aixa Villagrán. (Isabel Blanco)

Aixa Villagrán (1978) llega a la entrevista con su perra Kika. La actriz sevillana reconoce que ahora cuenta hasta 10 antes de hablar, que ir por la vida sin filtro le ha traído algún que otro disgusto. Pero, después de muchos minutos de conversación, una le acaba dando la razón al también actor Paco León, cuando afirmó que se le ven hasta los jugos gástricos de lo transparente que es.

Villagrán ha participado en películas como 'Mataharis'(2007), 'Kiki, el amor se hace' (2016) y 'Donde caben dos' (2021); también en series como 'SMS Sin miedo a soñar' (2006), 'Los hombres de Paco' (2009) y 'Allí abajo' (2018), aunque ha sido el personaje de Ester en 'Vida perfecta', la serie dirigida por Leticia Dolera y premiada en el Festival de Cannes, el que le ha hecho alcanzar la popularidad. "Creo que la serie ha conectado con mucha gente porque trata temas como la depresión posparto, la discapacidad, la salud mental, y la mujer aparece como centro del relato y no como objeto de deseo, sino como 'deseante", explica.

Ella es una mezcla imperfecta (porque lo perfecto no parece gustarle) de México y Andalucía, acaba de rodar bajo las órdenes de Juan Diego Botto y con compañeros de reparto como Penélope Cruz y Luis Tosar. "Y estoy muy contenta porque voy a rodar un 'thriller", dice con voz bajita, como si fuera un secreto inconfesable.

Kika, al acabar la sesión de fotos, hará migas con el resto de perros que pasean por la calle.

placeholder Foto: Isabel Blanco.
Foto: Isabel Blanco.

PREGUNTA. Tengo una sensación rara después de ver la segunda temporada de 'Vida perfecta'. Apenas hay similitudes con lo que yo he vivido y al mismo tiempo me reconozco en muchas de las cosas que se plantean.

RESPUESTA. Creo que la serie conecta con la gente porque toca temas universales. Al final, tener una vida imperfecta es algo que nos pasa a todos; y menos mal, porque tenerla perfecta sería muy aburrido.

P. Las fachadas sin manchas dan miedo, ¿verdad?

R. Esas vidas estructuradas, con pertenencias, matrimonio, hipoteca, hijos, cortacésped, casa de vacaciones…

P. ¿Cómo llegó a la vida perfecta de Leticia Dolera?

R. Por un 'casting' que fue difícil. Ella dudaba entre otra actriz y yo, y tuvimos que hacer tres pruebas. Tardó casi tres meses en decirme que sí. Cuando con la última prueba recibí un mensaje de Arantza Vélez, la directora de Casting, que me dijo: "¿Te cortarías el pelo?". Contesté que sí y me dije: "Mira, ¡si no me cogen después de esto!". Al día siguiente me llamó y me dijo: "¡Hola, Ester!". Estaba en mi casa con mi hermano (el actor Julián Villagrán) y saltamos los dos de alegría.

Foto: Leticia Dolera, en 'Vida perfecta'. (Movistar )

P. A su personaje le dan miedo las palabras 'hipoteca' y 'cortacésped'. ¿Cuáles aterran a Aixa Villagrán?

R. 'Cortacésped', 'pareja', 'vida estructurada'… Soy una persona muy libre y, aunque es bueno en muchos aspectos de tu vida, también serlo implica pagar un precio. Todo lo que es mucha responsabilidad me da miedo. Creo que no solo es la vida conyugal o tener una casa, sino que va más allá, porque es algo que nos ha impuesto el sistema, y me rebelo a que eso sea lo bueno y no lo otro. Y encima las mujeres tenemos la presión de no cumplir con esos requisitos que se nos piden. Por eso creo que en algunos aspectos no acabo de encajar.

P. ¿Por ejemplo?

R. He aprendido con la edad a no decir todo lo que pienso, a no ser todo lo espontánea que me gustaría. Porque soy capaz de contarte mi vida en un segundo aunque no te conozca de nada. Lo explosivo es bonito, pero te acaba complicando a la hora de relacionarte. Paco León siempre me decía: "Cuando te miro, veo tus jugos gástricos y la sangre que te corre por las venas". Como artista eso es bueno, pero he aprendido a protegerme.

placeholder Foto: Isabel Blanco.
Foto: Isabel Blanco.

P. Le confieso que iba a preguntarle por política, por temas de actualidad, pero a los políticos no se les pregunta por cultura, así que mejor me reservo.

R. Ya lo dice Aitana Sánchez Gijón en 'Madres paralelas': "Soy apolítica, tengo que quedar bien con todo el mundo". Me cuesta porque soy un poco punki, pero debo tener cuidado. En Sevilla me dicen que soy un híbrido entre la Macarena y Patti Smith tomando el té debatiendo a ver quién puede más.

He sido siempre una persona muy sociable, pero últimamente lo único que quiero que irme al campo, tener un huerto y aislarme de todo. Con la pandemia nos pensamos que nos íbamos a volver más generosos y ha sido al revés. No es que quiera parecer catastrofista, pero sufro con las cosas que pasan. Últimamente, en todas las entrevistas, aprovecho para pedirle a la gente que vaya a terapia, porque conocerse a uno mismo equivale a vivir mejor en sociedad.

P. Al buscar su nombre en Google, lo primero que aparece es la palabra 'pareja'.

R. Me hace gracia, la verdad. Es muy fuerte porque yo misma lo hago cuando veo una película o una serie y veo a algún actor o actriz que me llama la atención, porque quiero indagar en su vida personal. Me gusta que la gente se interese por mi vida y qué hago con ella, lo considero un halago.

Foto: Imagen de 'Vida perfecta'. (Movistar )

P. Gracias a que yo también he indagado he visto que vivió en México. ¿Qué le llevó allí?

R. Mi amor por ese país nació en Londres, cuando tenía 19 años. Allí conocí a un chico mexicano, me enamoré de él y nos hicimos novios. A partir de ahí, México empezó a venir a mi vida. Cuando empecé a estudiar en la escuela de interpretación, había dos mexicanos en clase, me eché otro novio y también lo era… Así que con 22 años, cuando estaba en tercer curso, cogí mi mochila y me fui a vivir allí durante un año. Mis padres pusieron el grito en el cielo porque me fui al DF y consideraban que a esa edad una se va a Londres o a Holanda con un Erasmus.

México me produce mucha felicidad. Conecto con cosas muy primarias que ocurren allí: el placer, los sabores, los olores. Allí puede pasar de todo, pero me tuve que volver porque se me acabó la beca y me salió una película.

P. Sus padres, tan contentos.

R. ¿Sabes que mi madre se fue luego allí un año? (risas) Es un país muy vivo.

P. Conecta con México, pero también se siente muy lorquiana.

R. Sí, soy pasional, muy emocional. Los andaluces en términos generales somos muy así. Mi familia es de Cádiz, de la Cádiz profunda, me he criado con mis titas Conchita y Asunción que vivían en Trebujena y las dos iban de luto riguroso, una viuda y una soltera, vivían juntas. Pienso en ellas y pienso en jazmines, geranios, la cocina, la comida casera, la mantequilla, su gazpacho, que no hay otro igual… Supongo que es una manera de entender la vida desde mi infancia que se me ha quedado grabada.

placeholder Foto: Isabel Blanco.
Foto: Isabel Blanco.

P. ¿Aplica algo de todo esto en su día a día?

R. Mis raíces, mi tierra y mi casa me hacen estar viva. No me quiero poner mística, pero mi tierra me transmite a lo sensorial, más allá de la fiesta y el cachondeo. Lorca, vamos. ¡Pero si hice 'Yerma' con 16 años y aparato en los dientes! Después de eso puedo con todo.

Tuve la suerte de que mi colegio era muy progre y teníamos Teatro como asignatura obligatoria, así que desde los 11 años recitaba el Romancero viejo y el 'Romancero gitano' en maillot. Yo ya me quería dedicar a esto, pero subirme al escenario a bailar y a recitar así desde pequeña te curte.

P. Hace poco la actriz Ruth Gabriel contaba en una entrevista que tenía ocho años cuando le llegó la fama con 'Barrio Sésamo'. Llegaron a tener que sacarla de una cafetería tras sentirse agobiada por la gente. A usted la popularidad le ha llegado con 40 años. ¿Cómo lo digiere?

R. Yo soy muy fan de ir a terapia y he ido en distintos momentos de mi vida, así que estoy acostumbrada a que todo lo que llega lo tienes que trabajar y moldear en función de la neura. Pero, cuando eres tan pequeño, no tienes esas herramientas. He visto a gente que se ha ido a la mierda porque los actores somos muy vulnerables, trabajamos con las emociones y eso a veces el mundo no lo tiene presente. Se te ve en la tele o en la pantalla y te llueven críticas, buenas y malas. Y, si no tienes una familia que te baje a tierra, que te cuide…

Cuando está todo el mundo a tu alrededor diciéndote lo brillante que eres y lo bien que lo haces, es fácil que también te vayas a la mierda, por eso es importante buscar ayuda si la necesitas. Yo soy bastante humilde, pero es fácil que te entre el síndrome de Dios sin serlo. Cuando veo a alguien que se le ha subido a la cabeza, no me enfado ni me da coraje, me produce compasión y ternura. Por no hablar de las operaciones estéticas, las inyecciones… Estamos supeditados al capitalismo de la belleza. La exposición es muy jodida, hay que gestionarla.

Foto: Entrevista a Almudena Cid. (Isabel Blanco)

P. ¿Qué efecto tienen las redes sociales en esa vulnerabilidad?

R. Es un tema peliagudo y es digno de estudio sociológico. Si eres capaz de utilizarlas como una herramienta laboral, genial. Pero hay una línea muy fina que lo separa de la exposición constante de fotos de uno mismo y la necesidad de 'likes' para sentir que merezco la pena. Es una búsqueda de reconocimiento a unos niveles que me inquieta. Yo lo he hecho a veces y borro y vuelvo a borrar.

P. ¿Es cierto que se consiguen proyectos al peso, por número de seguidores?

R. A mí nunca me han dado un trabajo por eso, ni por ser portada de revista, sino porque me lo he currado mucho. He tenido la suerte de que un determinado proyecto buscara a una actriz como yo. Aunque también lo consigo porque soy buena y valgo para esto, coño, que me voy por las ramas.

P. Hábleme de ese rodaje que acaba de terminar. 'En los márgenes', una película con Luis Tosar y Penélope Cruz y dirigida por Juan Diego Botto. Me cuentan que está encantada con el director…

R. Es una persona enamorable, excepcional. Solo tengo palabras buenas para él. Es un personaje pequeño, pero ha sido de las experiencias profesionales más bonitas de mi vida. A pesar de las pocas sesiones, se toma todo el tiempo del mundo para trabajar con el actor, y hace que te sientas muy segura. Cuida y saca lo mejor de uno. Me encantaría trabajar más veces con él. La película ahora se está montando, el guion es una pasada, comprometido. No es entretenimiento, sino que habla de cosas que me interpelan y me preocupan, como es el desahucio.

placeholder Foto: Isabel Blanco.
Foto: Isabel Blanco.

P. Después de Botto, ¿qué?

R. Solo puedo decirte que estoy muy contenta por hacer, al fin, un 'thriller'.

P. Déjeme que hablemos de uno de los titulares más recientes en los que aparece su nombre. "Aixa Villagrán: con ella llega la secuencia de destape más larga de la ficción española". ¿Qué cuerpo se le quedó cuando lo leyó?

R. No me sentó bien, no me gustó la foto que utilizaron, no entendí muy bien a qué venía. Estamos en 2022. ¿Tú crees que Leticia Dolera y yo queríamos mostrar un cuerpo desnudo o queríamos contar otra cosa y el personaje aparece desnudo? ¿A qué viene tanto revuelo? ¡Al personaje le estaban pasando otras cosas, qué más da si está desnuda o va con escafandra? Lo que se trata es de mostrar realismo y, si mi personaje ha pasado la noche con una chica, lo normal es que se despierte en pelotas. Que no se hable de mi trabajo o de la serie, del miedo al compromiso de mi personaje, para subrayar de eso, es un poco antiguo, casposo. Me puse un poco triste cuando lo leí. Pero, vamos, que soy fan de Susana Estrada (risas).

Aixa Villagrán (1978) llega a la entrevista con su perra Kika. La actriz sevillana reconoce que ahora cuenta hasta 10 antes de hablar, que ir por la vida sin filtro le ha traído algún que otro disgusto. Pero, después de muchos minutos de conversación, una le acaba dando la razón al también actor Paco León, cuando afirmó que se le ven hasta los jugos gástricos de lo transparente que es.

Películas
El redactor recomienda