El "maldito inglés" fusilado por defender a Irlanda que escribió la mejor novela de espías
  1. Cultura
libros

El "maldito inglés" fusilado por defender a Irlanda que escribió la mejor novela de espías

El sello de aventuras Zenda-Edhasa capitaneado por Arturo Pérez-Reverte arranca con 'Las cuatro plumas, de Mason, y 'El enigma de las arenas', del fascinante Robert Erskine Childers

Foto: Robert Erskine Childers y la portada de la nueva edición de 'El enigma de las arenas' (Zenda-Edhasa)
Robert Erskine Childers y la portada de la nueva edición de 'El enigma de las arenas' (Zenda-Edhasa)

Antes de ser ejecutado el 24 de noviembre de 1922 en los cuarteles de Beggars Bush en Dublín, Robert Erskine Childers le hizo prometer a su hijo de 16 años y futuro presidente de Irlanda que perdonaría y estrecharía las manos de todos aquellos que habían firmado su sentencia de muerte. El condenado hizo lo propio con cada uno de los miembros de su pelotón de fusilamiento y, al advertir su congoja, exclamó: "Den uno o dos pasos hacia adelante, chicos, será más fácil así". Aquel día, hace cien años, moría una figura excepcional: soldado, aventurero, político, inglés de origen que combatió por los suyos en la Gran Guerra y contra ellos por la independencia de Irlanda sin que los irlandeses dejaran nunca de recelar de "ese maldito inglés". Y autor de la que quizás sea la primera novela de espías de la historia (con permiso del 'Kim' de Kipling) y una de las mejores en su género. Su título 'El enigma de las arenas'.

Fruto de la colaboración entre el histórico sello Edhasa que hoy dirige Daniel Fernández y la revista literaria digital Zenda, capitaneado por el escritor Arturo Pérez-Reverte y coordinada por María José Solano y Penélope Acero, acaba de nacer Zenda-Edhasa, un nuevo sello que busca rescatar las grandes novelas de aventuras que, por unas u otras razones, llevaban ya tiempo injustamente descatalogadas e inencontrables. Los dos primeros títulos son 'Las cuatro plumas', de A.E.W. Mason, ya disponible en librerías, y precisamente 'El enigma de las arenas', de Robert Erskine Childers que saldrá a la venta el próximo 3 de febrero, ambos con magníficas portadas de Augusto Ferrer Dalmau. Durante la presentación esta semana en Madrid, Pérez-Reverte ha destacado que aspiran a recuperar clásicos literarios que pertenecen a la memoria literaria de varias generaciones y darles la visibilidad que merecen en las mesas de novedades: "Logramos así aunar el espectacular fondo de Edhasa y el prestigio de Zenda y su millón de lectores en una batalla a largo plazo, en una lucha contra el tiempo".

placeholder Arturo Pérez-Reverte (EFE/Marcial Guillén)
Arturo Pérez-Reverte (EFE/Marcial Guillén)

"Hay aquí algo de travesura juvenil que nos une a todos", confiesa Pérez-Reverte, "ese amor por las películas de nuestra infancia. Porque parece hoy que la aventura ya solo puede transcurrir en mundos imaginarios, con orcos y espadas, y el gusto por la aventura clásica casi juvenil que pensamos sigue vigente nos une en este proyecto". Según el escritor, su apuesta que también busca "dejar miguitas" para que los nuevos lectores conozcan libros maravillosos va, con todo, dirigida al lector adulto que nunca pierde el gusto por la aventura".

El enigma de Robert Erskine Childers

Churchill dijo de él que "ningún hombre ha hecho más daño, mostrado malicia más genuina o intentado traer una mayor maldición sobre el pueblo común de Irlanda que este ser extraño, activado por una aversión mortífera y maligna hacia su tierra natal". Y es que Robert Erskine Childers fue alguien digno de un cuento de Borges, el ejemplo paradigmático del converso -o del traidor según se mire- amén de un gran escritor que con 'El enigma de las arenas' toca el cielo con una intriga de espionaje modelo que conjuga una acción en perfecto crescendo de tensión y la mirada larga sobre el mundo de ayer en el que a principios del siglo XX germinaban los horrores que estaban a punto de hundir a la civilización en la barbarie de las guerras mundiales. Todo comienza cuando el narrador, un aburrido y ocioso londinense, acepta la invitación de un amigo para cazar patos en el Báltico en un destartalado velero...

'El enigma de las arenas' toca el cielo con una intriga de espionaje modelo en perfecto crescendo de tensión

Erskine Childers nació en Londres en 1870, creció con una fe inquebrantable en el Imperio británico y lo defendió en primera línea de fuego en la Guerra de los Bóers y en la Primera Guerra Mundial. Pero ya para entonces su amor por Irlanda en la que había vivido en su infancia se tornó obsesión, indignado por la opresión a la que sometían a la pequeña isla los ingleses. Se implicó en el primer autogobierno irlandés y luego en la guerra civil, primero en los despachos y luego tal vez en el tráfico de armas para los rebeldes. Fue amigo del héroe de la independencia Michael Collins quien, poco antes de morir, le regaló una pistola. Aquello fue su perdición. Cuando las fuerzas filo británicas del llamado Estado Libre le encontraron el arma en un registro, acabó juzgado y condenado a muerte. Murió así entre el repudio de su país natal y la desconfianza de la nación que había contribuido a crear.

Literatura Novela