Pedro Pablo Guerrero: "Las grandes editoriales solo apuestan por Netflix o las firmas de siempre"
  1. Cultura
periodista y editor de Lastarria y de Mora

Pedro Pablo Guerrero: "Las grandes editoriales solo apuestan por Netflix o las firmas de siempre"

La editorial independiente irrumpe en el mercado español con títulos y autores inéditos de España, Latinoamérica y China. Hablamos con su editor sobre el mundo del libro y el futuro del sector

Foto: El periodista y editor Pedro Pablo Guerrero. (Jorge Álvaro Manzano)
El periodista y editor Pedro Pablo Guerrero. (Jorge Álvaro Manzano)

Tras la pandemia, el mundo editorial parece estar recuperando el pulso. Según el último informe sobre el 'Estado de la Cultura en España' de la Fundación Alternativas, las librerías cerraron el primer trimestre de 2021 con ventas superiores a los 87 millones de euros, por encima de 2020 (78 millones) y de 2019 (85 millones). Un panorama alentador para las editoriales, que salvaron el año de la pandemia gracias al incremento de lectores y a la venta por internet en pleno confinamiento, y que ya empiezan a recobrar su agenda literaria con presentaciones en público y encuentros con autores.

Con motivo precisamente de la lectura del poeta chileno Juan Carreño en el centro cultural Tabacalera de Madrid, nos sentamos con Pedro Pablo Guerrero, periodista y editor que, tras más de una década contribuyendo a la edición independiente en Chile, decidió aventurarse en el universo editorial español con Lastarria y de Mora, su nuevo proyecto con el que promete descubrir al lector voces inéditas de la literatura latinoamericana, española y también china.

PREGUNTA. ¿Cómo se lanza una editorial en un mundo confinado?

RESPUESTA. (Risas). Pues con mucha paciencia. Los miles de trámites burocráticos que se necesitan para crear una editorial en España, ya de por sí muy lentos y complejos, se dilataron aún más debido a la pandemia. Pero finalmente lo conseguimos estrenándonos con nuestra primera publicación en el mercado español, ‘Némesis’ de Mike Wilson, una novela gótica y apocalíptica que nos pareció muy adecuada para el momento.

P. Once años antes ya hiciste lo propio en Chile. ¿Qué le empuja a un periodista de la ‘Revista de libros’ del diario ‘El Mercurio’ a lanzarse al complejo mundo editorial?

R. Fue la respuesta a un vacío que había en las editoriales chilenas independientes en aquel momento. Ninguna se dedicaba al rescate de libros chilenos del XIX y principios del XX. Queríamos convertirnos en una editorial patrimonial desde la que poner en valor ensayos históricos y novelas, y con el tiempo abrirnos a otras líneas.

P. ¿Qué diferencias has encontrado entre el mundo editorial chileno y el español?

R. El mercado editorial español es mucho más competitivo, simplemente porque hay más editoriales. Pero también hay muchas más librerías. Chile, sin embargo, es un país con buena intención editorial y mucha voluntad para publicar, pero hay muy pocos puntos de venta. En todo el territorio apenas hay 150 librerías, siendo este su gran talón de Aquiles. En España hay más de 3.000 y muchos puntos de venta 'online', lo que es muy estimulante para nosotros.

placeholder El periodista y editor Pedro Pablo Guerrero. (Jorge Álvaro Manzano)
El periodista y editor Pedro Pablo Guerrero. (Jorge Álvaro Manzano)

P. ¿Qué va a aportar Lastarria y de Mora al mercado español?

R. Queremos ofrecer al lector español nuevos títulos y voces de la literatura contemporánea, tanto española como latinoamericana y china. La oferta editorial en España es amplísima, pero no es fácil acceder a autores inéditos si aún no circulan en los catálogos de las grandes editoriales. Esto es porque estas se arriesgan poco y solo apuestan por los hallazgos de Netflix o las firmas consolidadas de siempre. Queremos que los lectores españoles tengan la opción de leer algo distinto.

P. Los clásicos de la literatura latinoamericana son de sobra conocidos por el público español, desde grandes poetas chilenos como Gabriela Mistral a novelistas como Isabel Allende o Roberto Bolaño. Sin embargo, los autores contemporáneos chilenos y, sobre todo chinos, son grandes desconocidos. ¿Qué autores recomendaría?

R. Recomendaría empezar por una autora, Carolina Brown, que acaba de publicar una gran novela, ‘Nostalgia del desierto’, pero solo se distribuye en Chile… Mientras llega, si llega, porque depende del número de ejemplares que consiga vender allí, una excelente introducción a su literatura puede ser los relatos de ‘Rudas’, cuatro cuentos con cuatro personajes femeninos intensos. De autores chinos recomendaría ‘La voz que permanece’ de Fang Fang, autora de otra gran novela, ‘Diario de Wuhan’. Es una escritora incómoda para el régimen. Esa obra jamás tendría cabida en las grandes editoriales chinas, ya que hace una crítica sagaz de la sociedad contemporánea del país, como en esta novela, cortita pero muy interesante.

P. ¿Qué tiene que tener un autor para despertar el interés de Lastarria y Mora?

R. Lo primero, que su nombre no esté circulando en editoriales consolidadas, ni tampoco en el catálogo de las pequeñas. No queremos rivalizar con el resto de editoriales independientes. Por eso buscamos autores que, idealmente, todavía no hayan publicado en España y que nos cuenten algo distinto. Huimos de los estereotipos de la literatura latinoamericana. El realismo mágico ya pasó, queremos proponer voces e ideas nuevas a nuestros lectores.

"Buscamos autores que, idealmente, todavía no hayan publicado en España y que nos cuenten algo distinto"

P. ¿Los escritores inéditos de hoy están tan influenciados por la tradición literaria y la técnica? Se habla mucho de la necesidad de innovar en literatura.

R. Es verdad, siguen siendo muy formales, se apegan a esquemas tradicionales y les cuesta experimentar. Por eso nos gustó partir con un libro tan rupturista como el de Mike Wilson, que desborda las convenciones a las que estamos acostumbrados. ¿'Némesis' es una novela fantástica o alegórica? ¿Apocalíptica o distópica? Incluso desde el diseño del texto en la página: a dos columnas, como los textos bíblicos. Esto ya no es común en los libros. Partir con él es un guiño a la ruptura y a una lectura no habitual. Dar voz también a aquellos que no llegan al 'mainstream' editorial.

P. Entre las colecciones de Lastarria y Mora está la colección Chivato, dedicada en exclusiva a obras de misterio y policiacas. ¿El lector español es muy de novela negra?

R. Sí. De hecho, creamos esta colección a partir del resultado de una encuesta que hicimos en nuestras redes sociales sobre qué colección pensaban que nos faltaba. En España se lee mucha novela negra mientras que en Chile es un género ‘nicho’ que apenas leen sus más adeptos. Por eso queremos hacer especial hincapié en esta colección y mostrar a los lectores españoles nuevos nombres del género.

P. Jorge Herralde, editor de Anagrama, declaró recientemente que “las editoriales independientes están condenadas a la excelencia y los grandes grupos a ganar dinero”. ¿Está de acuerdo con esta afirmación? ¿Le mueve más la idea romántica de la edición o los beneficios?

R. ¡La romántica! Tenemos claro que no nos vamos a hacer ricos editando libros. Las pequeñas editoriales les hacemos el trabajo sucio, duro, a los grandes sellos. Una labor de búsqueda y experimentación. Publicamos a autores desconocidos, apostamos por ellos y, cuando les llega el éxito, ‘vuelan’. Son las reglas del juego. Nosotros no pagamos anticipos, pero nuestra exploración de nuevos autores y nuestros descubrimientos son más audaces.

placeholder El periodista y editor Pedro Pablo Guerrero. (Jorge Álvaro Manzano)
El periodista y editor Pedro Pablo Guerrero. (Jorge Álvaro Manzano)

P. La venta de 'ebooks' y audiolibros se incrementó considerablemente durante la pandemia. ¿Qué opina de estos nuevos formatos?

R. Estoy seguro de que convivirán con el papel por mucho tiempo porque, en realidad, ambos formatos se complementan. Los lectores españoles, y también los latinoamericanos, están adoptando un nuevo hábito de consumo a la hora de comprar un libro. Si no están muy seguros, primero se descargan su versión digital y, si les ha convencido, se compran la versión en papel. Muchos lectores utilizan el formato digital como una 'cata' para decidir su compra en papel.

P. Los sistemas de distribución editorial en los últimos años también se han abierto a un inmenso abanico de posibilidades además de las tradicionales librerías. Venta directa 'online', ‘print on demand’... ¿Cuál será el método de Lastarria y Mora?

R. Nuestras ediciones impresas seguirán el método tradicional de distribución, mientras que las digitales se ofrecerán desde nuestra web. Respecto al sistema ‘print on demand’, soy bastante escéptico. Mi experiencia no ha sido buena. Los libros que he adquirido con este sistema me han parecido caros, mal encuadernados y de mala calidad.

“Las pequeñas editoriales les hacemos el trabajo sucio, duro, a los grandes sellos. Una labor de búsqueda y experimentación”

P. ¿Y Amazon? En pleno confinamiento y con las librerías cerradas fue el salvador de las editoriales…

R. También el libro digital. Cuando en Chile estábamos confinados, no pudimos publicar 'La voz que permanece', de Fang Fang, así que nos vimos obligados a hacerlo directamente como 'ebook'. Amazon no puede ser el único proveedor de libros en todos sus formatos. Hay que remarcar esto. Nosotros no habíamos incursionado en el ámbito digital, tuvimos que hacerlo obligados por la pandemia, y no lo hicimos a través de Amazon, sino a través de nuestro pequeño distribuidor chileno.

P. Según una encuesta de Conecta Research & Consulting, antes del confinamiento, los lectores frecuentes eran un 50%. Una cifra que ascendió hasta el 54% con la reclusión. ¿Qué respuesta espera con la vuelta a la normalidad?

R. Que siga fortaleciéndose el gusto por la lectura. Netflix no puede ser la única vía de entretenimiento.

P. Sumidos en las redes sociales y conectados al móvil y las plataformas de televisión, ¿cuál es el futuro de la lectura y de los lectores?

R. Habrá nuevas formas de lectura y nuevos lectores en la medida que surjan también nuevas formas de edición: obras más interactivas, con más y mejores contenidos, hipervínculos enriquecedores, interfaces innovadoras. No somos pesimistas, por algo acabamos de crear una editorial; no creemos que el libro en papel se vaya a acabar, pero somos conscientes de que deberemos acostumbrarnos a nuevas formas y formatos e incorporarlos en nuestro trabajo.

P. La escuela de escritores de Madrid ha arrancado una curiosa iniciativa, un consultorio ‘literario’ en el que te recetan un libro según tu dolencia. ¿Qué libro recetaría para superar las secuelas pospandémicas?

R. Veo que por fin la 'biblioterapia' se está tomando en serio. Claramente recetaría la poesía de Neruda, luminosa y esperanzadora. Y también la obra de Nicanor Parra, un autor con un sentido del humor muy peculiar e irónico, una ‘rara avis’ de la literatura latinoamericana que sería una excelente lectura pospandémica.

Libros