¿Estarías dispuesto al ojo por ojo? El 'thriller' del abogado 'español' que triunfa en EEUU
  1. Cultura
Entrevista

¿Estarías dispuesto al ojo por ojo? El 'thriller' del abogado 'español' que triunfa en EEUU

Raúl Calvoz (aka J.K. FRanko) publica 'Ojo por ojo', donde desarrolla cómo una persona normal puede llevar a cabo un asesinato por venganza

Foto: La Estatua de la Justicia
La Estatua de la Justicia

Fue su mujer quien le dijo que tenía que ponerse a escribir ficción. El abogado Raúl Calvoz (Texas, 1968) llevaba años escribiendo artículos jurídicos cuando ella, también abogada, sentenció que lo suyo era la narrativa. Se puso a ello, pero no resultó nada fácil. “Tengo ocho abortos literarios guardados en el cajón que nunca han salido a la luz y nunca saldrán porque son malísimos”, cuenta con honestidad por teléfono. Sin embargo, al final dio con la piedra filosofal. Lanzó el thriller ‘Ojo por ojo’ en EEUU en 2019 y fue bien recibido. Tanto que ya tiene toda una trilogía que se compone también de ‘Diente por diente’ y ‘Vida por vida’. Y ahora Planeta publica el primero en español.

placeholder 'Ojo por ojo', de J.K Franko
'Ojo por ojo', de J.K Franko

Calvoz, que firma como J.K. Franko “por una cuestión de márketing ya que es más fácil de recordar”, se muestra contento con que su novela haya llegado a España, puesto que, aunque nacido en EEUU, su familia tiene bastantes raíces españolas. Su madre nació en Cuba, de donde se fue en 1958, pero sus ascendientes eran de Oroso, al sur de A Coruña. Su padre procede de emigrantes asturianos de Llanes. Y su mujer es Raquel Cordón, la hija del empresario Publio Cordón, secuestrado por los GRAPO en 1995 y cuyo cuerpo aún no ha sido encontrado. “Sí, siempre hay algo de España. Además, en el segundo libro hay una gran parte que transcurre en Mallorca, que es un sitio en el que hemos pasado mucho tiempo. Todo lo que sale en los libros son cosas que hemos hecho nosotros. Yo creo que se nota cuando un escritor ha vivido sobre lo que escribe”, manifiesta.

Asesinato por venganza

Este abogado de lo civil -nada relacionado con lo penal- ha creado un thriller que transcurre en varias ciudades de EEUU y en el que se comete un asesinato por venganza. “Un día estaba volviendo del súper y pensé qué tendría que pasar para que una persona normal llevase a cabo un asesinato”, comenta. Es decir, su premisa fue qué lleva a una persona que tiene un código ético y moral asentado a aplicar la ley del talión y tomarse la justicia por su mano. Su respuesta tiene que ver con los fallos del sistema jurídico. “Falla porque somos humanos, pero lo tenemos porque necesitamos un orden social para que nadie se tome la ley por su mano. Lo que ocurre es que cuando falla, la persona que lo sufre puede querer volver a lo primitivo”, manifiesta.

placeholder Raúl Calvoz/ J.K. Franko
Raúl Calvoz/ J.K. Franko

Eso es lo que le sucede al matrimonio protagonista de esta novela cuya hija muere por accidente. O eso es lo que el lector descubre nada más empezar, ya que después va desvelándose una trama menos convencional. “Claro, al final no es solo que falle la justicia. Se tienen que dar otras circunstancias para que estos padres crucen la línea”, sostiene el escritor.

"Lo que ocurre es que cuando falla el sistema judicial la persona que lo sufre puede querer volver a lo primitivo, a tomarse la justicia por su mano"

La novela, dice su autor, bebe en buena medida de Patricia Highsmith, una de sus escritoras favoritas. Calvoz confiesa haberse leído todos los libros sobre el inquietante personaje de Mr. Ripley. “Fue una fuera de serie en un momento en el que las mujeres como escritoras no eran tan apreciadas”, apostilla. En concreto, afirma, ‘Ojo por ojo’ se nutre de las ideas de ‘Extraños en un tren’, la primera novela de Highsmith publicada en 1950 y adaptada solo un año después al cine por Alfred Hitchcock. En ella la novelista relata cómo puede llevarse a cabo el crimen perfecto que consiste, básicamente, en no tener ninguna relación con la víctima. De ahí que en la novela dos tipos que no se conocen decidan matar cada uno al enemigo del otro. “Esa es la base, pero a mi novela le di muchos giros distintos”, advierte Calvoz.

La fórmula del thriller

Los ocho intentos que hizo antes de poder poner el punto y final a esta novela no cayeron en ningún saco roto. Como explica, fueron ejercicios que le enseñaron a desarrollar la fórmula del thriller y a escribir de forma que el lector no se sienta defraudado. Porque no es fácil mantener al lector en tensión y que tenga avidez por seguir pasando páginas. “Lo que hice fue empezar por el final y escribir primero los tres últimos capítulos. Con eso escrito me fui al principio”, revela. Lo que quería impedir a toda costa era ese final en el que al lector se le cae el libro de las manos. O que tiene ganas de apagar el televisor como ha sucedido en alguna serie de gran éxito. “Es que odio ese libro que empieza muy bien, pero llegas al final y dices, ¿pero qué han hecho?”, resume.

“Lo que hice fue empezar por el final y escribir primero los tres últimos capítulos. Con eso escrito me fui al principio”

Los otros dos componentes para conseguir la fórmula mágica, dice, son entretener y que el lector tenga algo a lo que darle vueltas. No resultar plano, como sucede en no pocas ocasiones con los thrillers. “Como lector siempre me quiero entretener cuando leo, quitar las cosas pesadas y filosóficas del día a día. Pero también que haga pensar. En esta novela creo que hay bastante humor negro porque me divierte eso de la comedia con el morbo. He intentado hacer algo divertido”, confiesa.

placeholder Raúl Calvoz/ J.K. Franko
Raúl Calvoz/ J.K. Franko

Con estas cuestiones en mente Calvoz fue horadando su terreno literario y después de la primera novela llegaron la segunda, la tercera… y ya hay una cuarta en camino. “Quiero escribir tres trilogías”, manifiesta. Y eso que al principio tuvo algunos problemas puesto que al final de cada libro escribió una especie de prólogo del siguiente, que no resultó muy buena idea. “Era como un cebo, pero después de escribirlo y que fuera publicado me di cuenta de que no había forma de encajar eso. Y me costó casi un año escribir el segundo. Al final salió muy bien, pero fue mucho trabajo y mucho dolor y no voy a hacerlo de nuevo”, recalca.

De momento a España ha llegado la primera novela y está previsto que lleguen las siguientes. También hay ya por ahí varios contactos con Netflix, Amazon y HBO que podrían convertir las historias en una serie. Es el triunfo del abogado que puso su empeño en publicar ficción… y lo consiguió.

Thriller Novela Publio Cordón