El artista del Renacimiento Miguel Ángel habría medido 1,60 metros de altura
  1. Cultura
Según una investigación

El artista del Renacimiento Miguel Ángel habría medido 1,60 metros de altura

Aunque el hombre que esculpió obras como el David era "ancho de hombros", disponía de un cuerpo “delgado en proporción” y contaba con una estatura media

placeholder Foto: Retrato de Miguel Ángel (Creative Commons)
Retrato de Miguel Ángel (Creative Commons)

Un estudio publicado este mes de septiembre en la revista Anthropologie revela que el pintor Miguel Ángel Buonarroti no tenía un calzado de grandes dimensiones, lo que indicaría que no era un hombre alto. Un equipo de investigadores italianos ha llegado a esta conclusión al analizar tres zapatos encontrados en la casa del artista después de su muerte.

Según Live Science, estos habrían pertenecido al genio del Renacimiento, y se trata de dos zapatos de cuero y una zapatilla suelta hecha del mismo material (la otra fue robada en 1873) que formaban parte de la colección del Museo Casa Buonarroti de Florencia, Italia. En función de las medidas de estos objetos personales, los expertos comprobaron que no medía más de un metro y sesenta centímetros.

Aunque esta estatura es relativamente baja para un hombre adulto europeo si se observa según los estándares de la actualidad, en la época de Miguel Ángel (de 1475 a 1564) esa altura no habría sido inusual. Los investigadores del Fapab Research Center (FAPAB) Francesco Galassi, paleopatólogo, y Elena Varotto, antropóloga forense, midieron los zapatos y calcularon las dimensiones de los pies y la altura del portador.

El verdadero dueño de los zapatos

Posteriormente, los resultados obtenidos coincidieron con una descripción de Miguel Ángel hecha por el artista y escritor del siglo XVI Giorgio Vasari. Según él, el hombre que esculpió obras como el David era “ancho de hombros”. Sin embargo, disponía de un cuerpo “delgado en proporción” y contaba con una estatura media.

El artista pudo haber estado aquejado por un problema de salud al final de su vida

Los investigadores han señalado que los zapatos eran todos de tamaño similar, lo que sugiere que fueron usados por el mismo individuo. Sin embargo, los científicos han indicado que cabe la posibilidad de que pertenecieran a un hombre que viviese en la casa de Miguel Ángel, un familiar o un descendiente.

Asimismo, el artista pudo haber estado aquejado por un problema de salud al final de su vida, como la gota o la artritis (algo que se aprecia en varios escritos del propio Miguel Ángel). Aunque los expertos no puedan asegurar cuál era el estado del artista en el momento de su muerte (a los 88 años), estudios como este ayudan a saber más acerca del aspecto físico del escultor en su vejez.

Noticias de Italia Miguel Ángel Buonarroti
El redactor recomienda