David Peace: "Todos los gobiernos son ahora mucho más autoritarios que los de Thatcher"
  1. Cultura
Entrevista

David Peace: "Todos los gobiernos son ahora mucho más autoritarios que los de Thatcher"

El escritor británico afincado en Japón y uno de los mejores de novela negra actual, publica 'Tokio Redux' y alerta sobre el aumento de la desigualdad tras la pandemia

placeholder Foto: El escritor David Peace (Naoya Sanuki)
El escritor David Peace (Naoya Sanuki)

En las novelas negras de David Peace (Reino Unido, 1967) hay que entrar con respeto. De primeras, no se lo va a poner fácil al lector; de segundas, hay que dejarse llevar; eso sí, de terceras ya solo hay que dedicarse a disfrutar del lenguaje poético y de la historia. Eso opinamos sus lectores y la crítica, que considera a este británico uno de los mejores autores del género negro de la actualidad, a la vez que una voz muy crítica con el sistema. Lo consiguió con el cuarteto de 'Red Riding', cuatro novelas ambientadas durante los gobiernos de Margaret Thatcher y que abordaban los crímenes (reales) de un asesino en serie, a las que siguieron 'GB84', sobre las huelgas que los mineros le preparon a Thatcher, y la trilogía sobre el Japón tras la II Guerra Mundial, que después de 'Tokio Año Cero' y 'Ciudad ocupada' finaliza ahora con 'Tokio Redux'. Entre medias también ha escrito sobre los equipos de fútbol Leeds United y Liverpool.

Excepto las primeras, los libros de fútbol y 'Paciente X' (Armaenia), el resto han sido publicadas por la editorial asturiana Hoja de Lata. Su relación con Asturias se hará patente las primeras semanas de julio cuando acuda a la Semana Negra de Gijón para presentar 'Tokio Redux', novela con un estilo más asequible que las anteriores en la que narra, desde distintos puntos de vista, la desaparición en 1949 del presidente de la empresa nacional de ferrocarriles con un conflicto laboral de fondo. Aquello fue un caso real que trajo consigo numerosas teorías y que impactó muchísimo en el país. Peace, que vive desde hace años allí, nos traslada a aquel Japón del que nos habla en esta entrevista, además del Japón actual, cómo se ha enfrentado a la pandemia y cómo se ha preparado para los Juegos Olímpicos. Spoiler: no se ha preparado.

placeholder 'Tokio redux'
'Tokio redux'

PREGUNTA: ‘Tokio redux’ es una novela mucho más convencional y clásica que las anteriores, incluyendo las dos de la trilogía de Tokio. ¿Por qué ha cambiado el estilo?

RESPUESTA: ¿Eso crees? Porque 'Tokio Redux' se desarrolla en tres espacios temporales y hay cinco voces narrativas, incluyendo una que es en segunda persona del singular. Realmente pensaba que era bastante “difícil”. El estilo de cada uno de mis libros está determinado solamente por la historia, y el misterio de la muerte de Sadanori Shimoyama es muy complejo. Cambió y evolucionó a lo largo de muchas décadas y salieron muchas teorías sobre lo que había ocurrido. La primera parte de la novela, la que está narrada por las fuerzas de Ocupación, es un homenaje deliberado al noir norteamericano, especialmente a Dashiell Hammett, mi gran inspiración. La segunda parte está escrita a partir de dos tendencias dentro de la novela negra japonesa: la narrativa del detective privado Murota le debe mucho a ‘El mapa calcinado’, de Kobo Abe, que a su vez se basó en las primeras novelas de Robbe-Grillet; la otra parte procede del escritor desaparecido Kuroda Roman, extraído de la literatura de misterio más clásica de Edogawa Rampo. Finalmente, la tercera parte de la novela pasa del noir a la novela de espías justo cuando, a medida que nos acercamos al fin de la Unión Soviética, el horizonte del caso se amplía para abarcar una historia de la Guerra Fría. La escritura de esta novela ha supuesto diez años y muchos, muchos borradores hasta llegar a lo que quería. Y solo espero haber logrado transmitir el misterio del caso y el impacto político que tuvo en Japón y más allá.

P: La trilogía tiene lugar en el Japón post II Guerra Mundial. Japón fue uno de los países perdedores, pero desde Europa hemos estudiado mucho más a Alemania e Italia. ¿Cómo vivió Japón aquel tiempo y por qué ha querido contarlo en las novelas?

R: Espero que la trilogía enseñe a los lectores cómo era Japón durante la Ocupación. Ese es el porqué de haber escrito estos libros. Yo estaba viviendo aquí en Tokio, en la zona occidental de la ciudad donde vive la clase trabajadora y que fue bombardeada en marzo de 1945, mis hijos nacieron aquí, y sin embargo, todavía no sabía la historia del lugar en el que estaba viviendo: ¿cómo fue la guerra, la derrota y todo lo que ocurrió durante la Ocupación para la gente? ¿Cómo esta moderna y gran ciudad salió de las cenizas y los escombros de 1945? Esas eran las preguntas que yo quería responder para mis hijos y por eso escribí los libros y espero que los lectores se beneficien de ello.

"Las relaciones laborales, las disputas y las huelgas fueron clave durante los siglos XIX y XX. ¿Por qué no hay más gente interesada en ello?"

P: Como en todas sus novelas, especialmente en 'GB84', hay un conflicto laboral. ¿Por qué le interesan como materia narrativa?

R: Las relaciones laborales, las disputas y las huelgas fueron clave durante los siglos XIX y XX, ya que involucraron a cientos de millones de personas en todo el mundo. Pero ahora parece que esas luchas, esas historias han sido borradas de nuestra memoria colectiva. El arte y la cultura rara vez iluminan esta parte de nuestra historia. Por tanto, mi pregunta realmente sería, ¿por qué no hay más gente interesada en este tipo de conflictos?

P: ¿Qué es la novela negra para usted y qué pretende contar con este género?

R: Comparto la opinión del gran escritor francés de novela negra y de izquierdas, Jean-Patrick Manchette, cuando describe la novela negra como “la gran literatura moral de nuestro tiempo”. Creo que la novela negra tiene el potencial para ser la forma de ficción más apropiada para narrar el cinismo y la inmoralidad del comportamiento humano, o incluso, para ser más precisos, para exponer la maldad y la corrupción que existe en el corazón de nuestro sistema capitalista. Desde luego, la mayoría de las novelas negras reniegan de esta responsabilidad y oportunidad y prefieren asumir el papel de la pornografía: un género lleno de fantasías sádicas y voyeuristas que solo sirven para perpetuar el sistema.

placeholder El escritor David Peace
El escritor David Peace

P: En sus novelas uno de los temas principales es la desigualdad social, que trae consigo violencia. ¿Cree que aumentarán las desigualdades tras esta pandemia?

R: Ya estamos ahí. Creo que las secuelas de la pandemia solo harán que esa desigualdad sea más llamativa y visible. Sinceramente, espero estar equivocado, pero el masivo gasto en el que muchos gobiernos se han embarcado para sostener sus economías durante la pandemia y las deudas que han adquirido conducirán inevitablemente a una gran austeridad en el gasto público en el futuro, lo que también acelerará el crecimiento de la desigualdad.

"Hoy la mayoría de las novelas negras asumen el papel de la pornografía: fantasías sádicas que solo sirven para perpetuar el sistema"

P: El Gobierno neoliberal de Margaret Thatcher está en el fondo de las novelas del Cuarteto de Red Riding. ¿Cree que ahora los Gobiernos son más autoritarios? ¿Qué espera que suceda, políticamente, después de la pandemia?

R: Sí. Todos los gobiernos son ahora mucho, mucho, mucho más autoritarios que cualquiera de los gobiernos de Thatcher (aunque estos ayudaron para llevarnos a este lugar). En un país como Reino Unido, por ejemplo, el Gobierno se ha reafirmado muchísimo con las medidas de confinamiento, pero también con su masiva intervención en la economía, dos cosas que a los gobiernos de Thatcher le hubieran supuesto un horror. No creo que los gobiernos cedan ahora fácilmente sus nuevos poderes, aunque ahora la gente también debería esperar más de la intervención estatal en la economía (aunque, como he dicho más arriba, tengo dudas con esto). Por otro lado, la protesta pública también ha resurgido como arma política, por ejemplo, con el Black Lives Matter, las manifestaciones en pro de una Palestina libre y contra las vacunas y el confinamiento. Por tanto, es muy probable que estos nuevos gobiernos autoritarios tengan que enfrentarse a un crecimiento enorme y acelerado de las desigualdades y un público con apetito de protesta, por lo que podríamos tener , por decirlo suave, un momento explosivo en el futuro próximo.

P: ¿Le gustaría volver al Reino Unido de Boris Johnson?

R: No, solo para ver a mi familia y a mis amigos. Honestamente, me cuesta reconocer o entender a Inglaterra y digo Inglaterra porque en realidad no es el Reino Unido de Johnson. Escocia y Gales son muy distintos y las respuestas más sabias de sus gobiernos a la pandemia realmente han puesto de relieve estas diferencias. Creo que es posible que veamos el fin del Reino Unido y quizá la aparición de una nueva Irlanda Unida.

"Muchos gobiernos se han embarcado en un masivo gasto para sostener sus economías y eso acelerará las desigualdades"

P: Por cierto, ¿cómo ha batallado Japón contra la pandemia?

R: Inicialmente, Japón lo hizo muy bien. En el invierno del año pasado la mayoría de las personas ya llevaban mascarillas en exteriores con el fin de evitar los contagios de la gripe. Y el nivel de higiene en los espacios públicos es muy alto. Las fronteras se cerraron relativamente temprano, junto a los colegios, y el Estado de Alarma se declaró bastante rápido. Sin embargo, después ha tenido problemas económicos con la segunda, tercera y ahora, la cuarta ola. Esto se ha debido a que el Gobierno ha sido muy indeciso en la toma de decisiones y reintrodujo tarde el Estado de Alarma. Es decir, ¡no fue lo suficientemente autoritario! Y además, con el sistema de salud japonés y el gran poder que tiene la Asociación Médica Japonesa la mayoría de las ciudades han tenido muy pocas camas para pacientes con coronavirus. Dicho de forma simple: los hospitales pueden rechazar a pacientes con covid. El Gobierno central y los locales han hecho poco por cambiar este sistema por lo que cualquier pequeño incremento de casos hace que el sistema enseguida se colapse. Hasta la fecha, Japón tiene más de 14.000 muertos por covid, es la cifra más alta de toda la zona asiática y su plan de vacunación va muy lento, aunque es verdad que se está acelerando. Pero todos tenemos encima esa espada…

placeholder 'GB84' narra las huelgas contra Thatcher
'GB84' narra las huelgas contra Thatcher

P: A pesar de la pandemia, Tokio celebrará los Juegos Olímpicos. ¿Está preparado el país? ¿Qué se dice allí sobre este tema?

R: Para ser honestos, el país no se ha preparado muy bien. Como he dicho, no hay suficientes camas en los hospitales para los pacientes con covid y la vacunación va muy lenta. La gran mayoría de la población no quiere que los Juegos se celebren, incluido el director médico del Gobierno. Sin embargo, está claro que solo el COI puede cancelar las Olimpiadas. Y esa organización, completamente corrupta y que solo se preocupa de sí misma y de sus beneficios, jamás cancelará unos Juegos. Creo que mucha gente espera que estas sean las últimas Olimpiadas de la historia.

P: Y una última pregunta sobre deportes, ya que ha escrito varios libros sobre equipos de fútbol. ¿Está viendo la Eurocopa? ¿Qué espera de Inglaterra?

R: No, no estoy viendo la Eurocopa, en parte porque tengo que pagar para ver los partidos, en parte porque creo que no se debería haber celebrado durante la pandemia y, principalmente, porque sospecho de todo lo que fomente el nacionalismo.

Novela negra Literatura