Del portazo de Anson a la rebelión contra Gistau: los renglones torcidos de 'ABC'
  1. Cultura
ENTREVISTA

Del portazo de Anson a la rebelión contra Gistau: los renglones torcidos de 'ABC'

Ramón Pérez-Maura, pata negra de 'ABC' durante tres décadas, ajusta cuentas en un libro escrito tras su salida del periódico, marcada por las tensiones sobre las esencias

placeholder Foto: Ramón Pérez-Maura. (Ana Beltrán)
Ramón Pérez-Maura. (Ana Beltrán)

Ramón Pérez-Maura se convirtió en 1990 en el redactor jefe más joven (24 años) de la historia de 'ABC'. El año pasado, decidió irse del periódico. Lo que pasó entre medias lo cuenta ahora en 'Memorias de un periodista', repaso a tres décadas en 'ABC' de un periodista que fue becario, jefe de Internacional, adjunto al director y candidato a director, pero dejó el periódico de mala manera. ¿Por qué?

Se puede acusar de muchas cosas a Pérez-Maura, pero no de no dejar claro en el libro sus filias y fobias: 'ABC' ha caído "en manos de una facción de sus accionistas que nunca ha hecho nada relevante en sus vidas profesionales. Unos accionistas encabezados por un 'caudillo Kane', llamado [Luis] Enríquez, que es la antítesis de un editor como Guillermo Luca de Tena", escribe.

Luis Enríquez es el actual consejero delegado de Vocento, grupo formado tras la fusión de Correo (gigante de la prensa regional) con Prensa Española, que los lectores más ortodoxos de 'ABC' interpretaron así en 2001: "los vascos" se hacían con el control del rotativo de la familia Luca de Tena y nada volvería a ser igual.

placeholder Ramón Pérez-Maura. (Ana Beltrán)
Ramón Pérez-Maura. (Ana Beltrán)

'ABC' ha vivido varios psicodramas sobre sus esencias las últimas tres décadas. Con diversos protagonistas. Luis María Anson reflotó el periódico en los ochenta, pero se fue dando una puñalada (fundó 'La Razón' para hacerle la competencia) y anunció la muerte del 'ABC' auténtico (el suyo). Durante su dirección, José Antonio Zarzalejos se enfrentó a la beligerancia de Federico Jiménez Losantos y Esperanza Aguirre. Pérez-Maura, por su parte, chocó con la renovación impulsada por el nuevo CEO de Vocento.

En efecto, las tensiones entre tradición y modernidad, entre un 'ABC' de toda la vida y un 'ABC' más atrevido, atraviesan todo el libro, de lo macro (los planes "transversales" de Vocento) a lo micro: de los detalles costumbristas ("La nueva redacción de 'ABC' me parece un lugar espantoso. Estaban encantados de contarnos que había un gimnasio —nunca entendí por qué el lugar de trabajo requería proporcionar unas instalaciones para lo que debemos hacer en nuestro tiempo libre—") a las trifulcas entre periodistas, como la que Pérez-Maura tuvo con David Gistau, que, según él, "fue la gota que colmó mi suerte en 'ABC".

Hablamos en su casa con Ramón Pérez-Maura (Santander, 1966).

PREGUNTA. El libro se publica siete meses y medio después de su salida de 'ABC'. ¿Ha escrito unas memorias en caliente?

RESPUESTA. Hombre, en frío no, pero lo que quería era cerrar una etapa. Contar lo que vi durante los 31 años que estuve en 'ABC': la marcha atrás del periodismo como siempre lo había entendido y, sobre todo, la pérdida de la figura del editor. Casi no quedan ya editores. Antes eran empresarios —de una empresa muy peculiar, un periódico, pero empresarios— y ahora son empleados. La diferencia es sustancial.

placeholder Portada de las memorias de Ramón Pérez-Maura. (Ana Beltrán)
Portada de las memorias de Ramón Pérez-Maura. (Ana Beltrán)

P. Gracias al impulso de Anson, 'ABC' reinó en los ochenta entre los lectores conservadores, pero en 1989 se fundó 'El Mundo'. En los últimos años, ha habido rumores de fusión entre ambos. ¿'ABC' llegó a tener complejo por el éxito de 'El Mundo'? Lo digo porque la relación entre los dos medios ha tenido bandazos raros: de las lisonjas de Anson a Pedro J., a los intentos de 'mundidizar' 'ABC' que apunta usted en su libro.

R. Creo que son dos cosas diferentes. Cuando se fundó 'El Mundo', pasó algo extrañísimo: Anson jaleaba al nuevo periódico constantemente desde las páginas de 'ABC'.

"Anson se inventó la teoría de que 'El Mundo' iba a hacerle mucho daño a 'El País', pero le hizo un daño muy pequeño... y un gran daño a 'ABC"

P. ¿Por qué hizo eso?

R. Lo promovía porque se inventó la teoría de que 'El Mundo' iba a hacerle mucho daño a 'El País'. Pero los hechos son los que todo el mundo conoce: 'El Mundo' le hizo un daño muy pequeño a 'El País'... y un gran daño a 'ABC'.

Luego entramos en otra fase distinta, cuando Vocento se trajo de 'El Mundo' a su nuevo consejero delegado, Luis Enríquez, que consiguió echar de la presidencia a Santiago Bergareche. Tas marcharse las grandes familias y obtener una nueva mayoría en el consejo, Vocento decidió cambiar 'ABC', expulsando a las hermanas Luca de Tena, destituyendo al director, Bieito Rubido, y apostando por otra línea... Algo que, no lo niego, tienen todo el derecho del mundo a hacer como accionistas mayoritarios.

Columnista estrella

Luis Enríquez decidió fichar a Gistau (con el que tenía buena relación desde 'El Mundo') para meter aire fresco en 'ABC'. Hasta ahí, está todo el mundo de acuerdo; en lo que pasó después, no.

placeholder Ramón Pérez-Maura. (Ana Beltrán)
Ramón Pérez-Maura. (Ana Beltrán)

Versión A: "Gistau tuvo un paso por 'ABC' que lo enfrentó con buena parte de los periodistas que allí trabajaban", escribe Pérez-Maura en su libro.

Versión B: "Gistau se embarcó con Enríquez en un proyecto que tenía un objetivo determinado: la actualización de 'ABC', una cabecera muy cimentada en sus grandísimas e históricas firmas, un periódico muy de columna y que al entender de ambos debía orientarse más a la crónica larga, a la información 'per se', a la noticia... Pero la idea que se habían comprometido a desarrollar encontraría obstáculos, incluido el fuego amigo que se dispararía contra David desde las propias páginas de 'ABC' por quienes lo consideraban indigno de los valores del centenario periódico. Harto de esas riñas... volvió a 'El Mundo', según la introducción de 'El penúltimo negroni', libro póstumo de artículos de Gistau.

Pérez-Maura y Gistau tuvieron un rifirrafe en las páginas de 'ABC. La tensión siguió latente. Semanas después, tras mandarle Maura un 'mail' de trabajo, Gistau le respondió: "Antes de usar una columna del periódico para insultarme e intentar echarme, deberías haber pensado que luego no podrías gestionar nada conmigo. Ni diciéndome querido. Un saludo". Lo cuenta Maura en el libro.

Gistau murió el año pasado.

"Gistau se fue porque quiso, porque se sentía acosado. Siento que tuviera una piel tan dura para criticar y tan fina para aceptar las críticas"

P. Hablemos del quilombo interno tras el aterrizaje de Gistau. La llegada de un columnista estrella puede generar recelos en una redacción, pero el conflicto con Gistau fue más intenso, según usted, pues se le vio como el ariete periodístico del nuevo CEO para modernizar 'ABC'. ¿Qué problema había con Gistau? ¿Periodístico, ideológico o de egos?

R. Era un problema de ego y de posición editorial. Muchos columnistas de 'ABC' discrepan de la posición del periódico, eso no tiene nada de particular, pasa en casi todas partes. Pero Gistau contradecía constantemente la línea editorial, escribía incluso contra los editoriales de 'ABC'. Cuando algún compañero le respondía en defensa de la línea editorial, Gistau armaba la mundial: es que me quieren echar, es que quieren acabar conmigo, es que me odian. Bueno, a ver, aquí o jugamos todos o rompemos la baraja. ¿Usted puede atacar los principios editoriales del periódico, pero los que creemos en ellos no podemos criticarle? Era inverosímil. Gistau consiguió el despido del jefe de Opinión, Jaime González, que llevaba 31 años en el periódico. Jaime fue despedido por escribir un artículo contra Gistau. Al único al que no echaron fue a él, Gistau se fue porque quiso, porque se sentía acosado. Siento que tuviera una piel tan dura para criticar y tan fina para aceptar las críticas.

placeholder Ramón Pérez-Maura. (Ana Beltrán)
Ramón Pérez-Maura. (Ana Beltrán)

P. ¿La redacción se dividió por este asunto?

R. No hubo la más mínima división en la redacción. Gistau apareció por la redacción dos o tres veces, el resto del tiempo estaba en su casa, nunca fue un hombre de redacción.

Ya habíamos tenido una experiencia parecida, cuando 'ABC' fichó a Umbral de 'El Mundo'... y Umbral tuvo que volverse a las dos semanas por las protestas de los lectores. Pedro J. se frotó las manos, en plan: "Umbral, te lo dije". Esas cosas pasan, pero lo de Gistau fue más un problema generado por él mismo al atacar diariamente la línea editorial, cosa que no recuerdo que Umbral hiciera nunca, aunque es verdad que tampoco le dio tiempo...

P. Lo de Umbral fue más folclórico, ¿no? Algunos lectores de 'ABC' pensaban que era un rojo peligroso...

R. Eso es. Umbral se volvió a 'El Mundo' y todos tan amigos, pero Gistau se lo tomó como una gran ofensa.

placeholder Ramón Pérez-Maura, en una recepción con Felipe VI. (Ana Beltrán)
Ramón Pérez-Maura, en una recepción con Felipe VI. (Ana Beltrán)

P. Pinta usted un Anson con claroscuros: del periodista que salvó a 'ABC' al director autoritario que tomaba a veces decisiones arbitrarias. ¿Cuántos ansones hay dentro de Anson?

R. Yo al principio era el redactor que tenía un respeto reverencial hacia Anson, aunque luego conocí a otros directores, y empecé a verlo de otro modo. Anson tenía una gran capacidad para ver titulares y enfoques, eso lo hacía mejor que nadie.

Pertenecía a una generación de directores todopoderosos —que morirá con él, con Cebrián y con Pedro J.—. Directores que tenían detrás editores vieja escuela: empresarios que sabían que la información es un negocio particular, y que la labor del editor es fijar una línea editorial y fichar a un director para que la saque adelante...

P. Sin muchas interferencias…

R. Con las mínimas interferencias. Anson tuvo una relación complicada con Guillermo Luca de Tena, pero como editor le defendió siempre, y no era fácil defenderle siempre.

P. La salida de Anson fue rara. Pidió irse porque le ofrecieron lo que parecía un cargazo televisivo, pero quizá se arrepintió, y acabó dando un portazo para fundar otro periódico: 'La Razón'. ¿Me lo explica?

R. La salida de Anson fue tremenda. Dijo que se quería ir, luego que se quería quedar trabajando simultáneamente de presidente de Televisa España y de director de 'ABC', y se lo permitieron, lo que no había pasado nunca... para acabar marchándose con nocturnidad... y llevándose hasta los diccionarios...

placeholder Ramón Pérez-Maura. (Ana Beltrán)
Ramón Pérez-Maura. (Ana Beltrán)

P. ¿Cómo?

R. Eso lo vi yo. Se llevó los diccionarios para montar un 'ABC Cultural' nuevo en otro periódico... con la misma redacción. Cada cual sabrá qué hizo y con qué ética en ese momento.

P. Aunque Anson se fue de 'ABC', se mostró resentido hacia el periódico que siguió después: decía que ya no era el 'ABC' auténtico. Circulan muchos guardianes de las esencias por su libro. ¿Cuál es el 'ABC' auténtico?

R. No sé si existe un 'ABC' auténtico, sí creo que su mayor signo de identidad, desde la fundación hasta el año pasado, fue el apellido Luca de Tena... Y Anson no se apellidaba Luca de Tena, tenía muchas virtudes, pero esa en concreto no. La familia Luca de Tena dio una coherencia al periódico... que Anson pensaba que había surgido gracias a él.

Anson fue clave para salvar 'ABC' en 1982, cuando asumió la dirección, pero eso no significa que 'ABC' fuera él o que el 'ABC' verdadero fuera el suyo. ¿Y el 'ABC' anterior a Anson cómo era? ¿De mentira? Estamos ante uno de esos titulares impacto tan del gusto de Anson. Titulares que se ajustan un poquito de lejos a la realidad, pero que tienen tirón e impacto.

P. Esto me recuerda a algunas portadas antológicas de Anson, como un montaje con Pujol exprimiendo limones con la cara de Felipe González...

R. Ja, ja, sí.

placeholder Portada histórica de Anson: Pujol haciendo un zumito.
Portada histórica de Anson: Pujol haciendo un zumito.

P. Es una portada histórica.

R. Anson se inventa el portadismo. Los periódicos tienen primeras páginas, pero 'ABC' tiene otra cosa: una portada, y dentro de eso, Anson se inventó el portadismo, porque una portada puede ser la foto del día y ya está, pero él hacía otra cosa. ¡Pujol exprimiendo limones! A mí eso no me gustaba nada, porque convertía a 'ABC' en algo parecido a los periódicos populistas anglosajones y centroeuropeos, aunque luego te encontraras dentro una tercera escrita por un académico de la lengua y el asunto se corregía. Digamos que el 'ansonismo' fue una combinación de elementos que ayudaron a que el periódico tuviera una tirada espectacular en la época final del papel.

Chascarrillos tengo

Todo libro de memorias periodísticas que se precie debe incluir anécdotas y comentarios viperinos. He aquí una selección de los de Pérez-Maura:

Sobre Mauricio Casals, fontanero mayor del reino, se cuenta que pagó un millón y medio de pesetas en negro a una periodista de 'ABC' (Clara Isabel de Bustos, pareja entonces de Pérez-Maura) para escribir un libro sobre el matrimonio de la infanta Elena. "Mauricio Casals fungía —entre otras muchas cosas— como delegado comercial de 'ABC' en Cataluña. Sin duda, no por la cuenta de resultados de la edición catalana... El día de la firma del contrato, Clara fue llamada al antedespacho de Anson, donde la esperaba Casals con el contrato. Tras firmarlo, le entregó un maletín negro, más bien pequeño, de plástico, con el pago en billetes de 5.000 pesetas. Clara vino hasta mi mesa con el dinero en la mano y me dijo con notable desconcierto: '¿Qué hago con esto?'... Al llegar a casa, metí los billetes en la caja fuerte y tiré el cochambroso maletín a la basura... Al día siguiente, me llamó la secretaria de Anson... 'Casals quiere que le devuelvas el maletín'... Me quedé sin palabras. Aquel era un maletín que daba vergüenza ajena. Y Casals se molestaba en reclamar su devolución. ¿Tanto uso le daba?".

Sobre el gafe político de Pedro J. Ramírez: "Se sentó en primera fila en un acto de Ciudadanos para mostrar su apoyo al partido ascendente de Albert Rivera. 'Pobre hombre', pensé yo. El historial de respaldos políticos de Ramírez era una enumeración de hecatombes".

placeholder Ramón Pérez-Maura. (Ana Beltrán)
Ramón Pérez-Maura. (Ana Beltrán)

Sobre cómo la guerra entre 'ABC' y 'La Razón', con sus fichajes de ida y vuelta, forró a algunos periodistas: "Personas que se habían marchado de 'ABC' como traidores, cobrando una gran indemnización, como [José Alejandro] Vara, regresaban ahora en loor de santidad. Y el principio sostenido hasta ese día de que ningún columnista que se hubiese ido de 'ABC' a 'La Razón' volvería al diario, al menos mientras viviese Guillermo Luca de Tena, saltaba por la ventana".

Sobre los ejecutivos de la empresa: "Los directivos de Vocento, en su inmensa mayoría, siguieron residiendo en Bilbao... Casi todos llegaban a Madrid los lunes por la tarde —o incluso los martes por la mañana— y volvían a Bilbao los jueves por la tarde".

Sobre los trucos de Anson: las crónicas internacionales iban siempre firmadas por los corresponsales (aunque las escribieran los redactores en Madrid). Dicha práctica cabreó al corresponsal (chino) en China, al que Anson firmó alegremente crónicas sobre la matanza de Tienanmen... que no había escrito él. "Cuando yo ya era jefe de Internacional, llegó un día una carta de Li Deming denunciando que 'ABC' había estado publicando con su firma unas crónicas que él nunca había enviado y que habían manchado su buen nombre. Anunciaba una demanda judicial si 'ABC' no le compensaba con un millón de pesetas. Me quedé sin palabras. Anson leyó la carta en el Consejo de Redacción con notable mofa y encargó el envío de una respuesta en la que informaba de nuestro desconcierto aduciendo que durante meses habíamos recibido unas magníficas crónicas firmadas por él en las que se daba cuenta detallada de lo ocurrido en China. Se le explicaba que el rigor era tan alto que no cabía imaginar que hubieran podido ser escritas más que por un periodista de la talla de Li Deming y que 'ABC' había sido sorprendido en su buena fe. Con un par".

Y con esto lo dejamos, porque después de este cuento chino, más alto no podemos subir...

* Si no ves correctamente el módulo de suscripción, haz click aquí

ABC Medios de comunicación
El redactor recomienda