El argentino que defiende a España de la leyenda negra: "Hernán Cortés liberó a los indios"
  1. Cultura
Historia

El argentino que defiende a España de la leyenda negra: "Hernán Cortés liberó a los indios"

El profesor Marcelo Gullo Omodeo publica 'Madre patria' (Espasa), una apasionada enmienda a siglos de vituperios contra nuestro país

placeholder Foto: El profesor Marcelo Gullo Omedeo, autor de 'Madre Patria', (Espasa).
El profesor Marcelo Gullo Omedeo, autor de 'Madre Patria', (Espasa).

Antes de la 'falsa bandera' en el USS Maine, el navío estadounidense que supuestamente habrían hundido los españoles en la Havana, Cuba, en 1898, antes de la invención rusa de los Protocolos de los Sabios de Sion que estilizaron y mejoraron los nazis para allanar el camino de la Solución Final, antes de cualquier operación de propaganda y 'marketing' político, existió la leyenda negra, la mayor creación cultural de la historia para desprestigiar a un imperio y desactivar a un pueblo, los españoles, o mejor, a dos, si se cuenta a los hispanoamericanos.

Es exactamente lo que defiende con vehemencia el profesor Marcelo Gullo Omodeo, que se presenta como "argentino, es decir, español americano", y eso que en conversación con El Confidencial matiza que él no tiene antepasados de la antigua metrópoli, de la 'Madre Patria' que da título a su obra con el nada ambiguo subtítulo 'Desmontando la leyenda negra desde Bartolomé de las Casas hasta el separatismo catalán' (Espasa). Marcelo desmonta incluso la tesis cliché, esa que se esgrime en España desde hace siglos contra el indigenismo de América: "En todo caso sería tu abuelo el que perpetró la masacre porque el mío se quedó en casa". El abuelo de Marcelo tampoco participó.

Foto: Elvira Roca Barea. Foto: Asís G. Ayerbe

La leyenda negra de la casa holandesa de los Orange nació con la obra de Bartolomé de las Casas: 'Brevísima relación de la destrucción de Indias'. Afinando, para Marcelo, la leyenda negra se resume en la madre de todas las batallas: la cuestión de la conquista de América. ¿Hernán Cortés fue un genocida? No, Cortés fue un libertador, "Cortés liberó a los indios", según el argentino. Ni Martí, ni Bolívar, artífices de las independencias americanas en el XIX. Cortés lo hizo en el XVI, mientras que los verdaderos culpables de esa "tergiversación y dominación cultural" fueron los ingleses y estadounidenses a partir de esa primera piedra holandesa.

Sin concesiones

Así, en la línea del éxito de 'Hispanofobia' de la profesora Elvira Roca Barea, que ha elogiado su libro, Marcelo expone en 'Madre Patria' una argumentación sin ninguna concesión, que tiene como objetivo abrir los ojos también en Hispanoamérica a lo que considera una apropiación anglosajona de la historia con intereses de dominación mundial desde hace siglos. Hay un prólogo también que no dejará indiferente a nadie y que firma el exvicepresidente del Gobierno Alfonso Guerra, sí, el mismo socialista que ha sido acusado de "facha" en los últimos tiempos. 'Madre Patria' se suma a una batalla, más que historiográfica, cultural, ya que no hay nuevos datos, sino interpretaciones. Aquí es enconada desde hace años, al otro lado del charco está más desequilibrada:

"La Leyenda Negra es hegemónica en toda Sudamérica y es hegemónica en todas las universidades porque tanto los hispanoamericanos como los españoles hemos perdido la gran batalla cultural por el relato histórico ya que terminó siendo escrita y contada por aquellos que fueron nuestros adversarios y enemigos. Lo paradójico de esto es que tanto los españoles como los hispanoamericanos terminamos creyendo esa falsa historia, que se entiende que es la Leyenda Negra y más concretamente la Conquista de América que difundieron primero los holandeses [la Casa de Orange] después los ingleses, tras ellos los norteamericanos y curiosamente también los soviéticos".

Tanto los hispanoamericanos como los españoles hemos perdido la gran batalla cultural por el relato histórico

Conviene resaltar, ante la pregunta de este periódico, que, por ejemplo, la Santa Inquisición —que fue otro de los pilares de esa negativa visión del Imperio español a lo largo de los siglos— carece del mismo peso que el relato de la conquista y es así para el profesor argentino porque en definitiva la leyenda nunca respondió a una denuncia moral, sino a un plan puramente de dominio mundial anglosajón, que es una de las tesis centrales del libro. No se denunciaba con esa "propaganda" el integrismo católico a pesar de que existió esa vertiente también religiosa: la disputa del mundo protestante de Países Bajos, Gran Bretaña y después EEEUU contra el Imperio español, si no las bases del poder.

Aquí viene una de las grandes denuncias de 'Madre Patria': "Es una subordinación cultural tanto de España como de Hispanoamérica, que se muestra como el gran talón de Aquiles, el salvavidas de plomo: que impide construir un desarrollo económico, un poder cultural, influencia...", explica Marcelo. Existe, además, una cuestión más polémica: ¿realmente se puede ligar la denuncia o la estrategia de los rivales de la Monarquía Hispánica en los siglos XVII y XVIII con el telón de fondo de la visión en los siglos siguientes sobre el imperialismo y el indigenismo?

Imperialismo británico

Hay que apuntar que esa visión de los pueblos indígenas arrasados por una potencia imperial como España y desposeídos de sus referentes culturales prehispánicos es algo más moderna. Según Marcelo: "Indudablemente, claro que se puede ligar el 'fundamentalismo indigenista', mejor dicho, es un instrumento en manos del imperialismo británico, no hay que creer la falsa hipótesis de que nace a partir de finales del XIX. Consiste en la expansión política, económica y cultural de una gran potencia sobre otros territorios y en ese aspecto es el Imperio español el que se enfrenta al imperialismo británico que no lo puede derrotar en el plano bélico y lo hace en el comercial y cultural fabricando una gigantesca propaganda para desprestigiar a España".

Es el Imperio español el que se enfrenta al británico que no lo puede derrotar en el plano bélico y lo hace en el comercial y cultural

Esto es importante porque en el libro se distingue claramente imperio, imperialismo y colonialismo. La Monarquía Hispánica no habría sido imperialista mientras que Inglaterra sí, puesto que los objetivos fueron diferentes, el meollo de 'Madre Patria', que tiene defensa, pero también mucho ataque: el modelo inglés fue peor como demuestra que Australia fuera una cárcel. Básicamente lo más relevante de esa leyenda negra es fruto de la estrategia de la pérfida Albión para obtener una ventaja contra su rival.

La verdadera aportación aquí comienza en la misma conquista cuando Marcelo aclara que Hernán Cortés, lejos de ser un imperialista, en realidad es un libertador, puesto que los pueblos prehispánicos estaban 'de facto' subyugados por otro imperio que es el azteca y al que erróneamente se identifica con México cuando no es así. Los hechos en este caso son tozudos porque efectivamente la conquista por parte de Hernán Cortés se basó en una revuelta liderada por los españoles contra el dominio azteca en el que participaron los pueblos indígenas.

placeholder Grabado propagandístico de la leyenda negra del belga Thierry de Bry que mostraría al conquistador Hernando de Soto torturando a los jefes nativos de Florida.
Grabado propagandístico de la leyenda negra del belga Thierry de Bry que mostraría al conquistador Hernando de Soto torturando a los jefes nativos de Florida.

Es más que dudoso que fuera la intención de Cortés, que conquistaba territorios en nombre del Imperio de los Austrias de Carlos I de España, pero sí que existió una confrontación civil, por decirlo de alguna forma, entre los pueblos subyugados de lo que ahora es México. Lo singular en este aspecto respecto a la interpretación de esta gesta de los conquistadores —como también ocurre con Pizarro con los incas tal y como se recoge en el libro— es que fue un historiador estadounidense William H. Prescott uno de los primeros en difundir en el extranjero esta realidad sobre la conquista de Cortés del Imperio azteca, tal y como se explicó en este artículo de El Confidencial. Sirvió de inspiración para el 'best seller' del húngaro Lazslo Passuth 'El dios de la lluvia llora sobre México', que apuntaló esa versión de Malinche, de los pueblos oprimidos y de la gesta de Cortés.

Tergiversaciones

Entonces, ¿realmente todos los anglosajones han tergiversado la historia? ¿O de hecho muchos de ellos ayudaron a esclarecerla según estas tesis? Ya a finales del XIX y la primera mitad del siglo XX se esgrimió fuera de España una conquista bastante alejada de la influencia de la leyenda negra como la de Prescott. Ojo, porque esto es una de las bases de 'Madre Patria' y Marcelo desmiente a El Confidencial y apunta detalles interesantes sobre Prescott y también sobre la paradoja de que serían académicos de EEUU quienes lucharan contra la leyenda negra antiespañola que promovían en cambio las instituciones de su país:

"Prescott es el más sutil de todos los 'negros legendarios' [difusores de la leyenda negra] y el más inteligente de todos: respalda la política de Isabel y Fernando, los Reyes Católicos, para posteriormente poder desprestigiar la de su nieto Felipe II a quien a él le interesa realmente destruir porque es quien encarna realmente el imperio. Es decir, usa un 80% de verdades, por decirlo de alguna forma, para colocar el otro 20%. El historiador de Harvard sí reconoce que Cortés es una suerte de libertador, pero al mismo tiempo afirma o da credibilidad a cifras como que se mataba a 70.000 por día para agradar a sus dioses: los aztecas tenían las pirámides y sacaban el corazón y los españoles el potro [Prescott sí alude a la Santa Inquisición], pero hay una diferencia de número: no ha existido ningún ente que haya conseguido matar a tanta gente en un día como el Imperio azteca... Al final pasa por un defensor cuando es uno de los enemigos".

No ha existido ningún ente que haya conseguido matar a tanta gente en un día como el Imperio azteca

No elude Marcelo tampoco la cuestión de que, a pesar de que EEUU tuviera como política de estado desprestigiar al Imperio español —y esto es fácil de asimilar porque se quedaron una parte como Cuba o Filipinas—, sus clases intelectuales y sus historiadores —si no Prescott según Marcelo— lideraron una historiografía científica: "Es verdad que a pesar de que EEUU es una república imperial donde se vive y se practica la democracia, dentro de EEUU nació de hecho la refutación de la leyenda negra. Es algo paradójico que la defensa del indigenismo convivió con una excelencia académica en sus aulas que propició el derrumbe de la propaganda. Fue maravilloso porque nos dio una herramienta sin la cual no podríamos denunciar las tergiversaciones. Una verdad objetiva".

En 'Madre Patria' hay, además, muchos detalles sobre la conquista de América como la fundación de hospitales y escuelas más allá del supuesto expolio por parte de la Monarquía Hispánica, que se confronta con lo que fue básicamente el colonialismo inglés mucho más moderno y diferente en ese aspecto al modelo español en los siglos posteriores. También el hecho de que las independencias en el siglo XIX durante el reinado de Fernando VIII —vilipendiado por el autor— se dieron en un contexto que no solo es de la libertad de los pueblos, sino que respondió a otras claves. Constata además que ha existido una desinformación sobre los aspectos esenciales de la conquista aunque algunos sean rebatibles o matizables, y abre una ventana a un acercamiento en la identidad y posicionamiento cultural de España e Hispanoamérica.

Leyenda negra Hernán Cortés Moreno Cuba México