Xela Arias, la quinta mujer homenajeada en el Día das Letras Galegas en casi seis décadas
  1. Cultura
17 de mayo

Xela Arias, la quinta mujer homenajeada en el Día das Letras Galegas en casi seis décadas

El Día das Letras Galegas se celebra en Galicia desde 1963 y se escogió el 17 de mayo en homenaje al día que se publicaron los 'Cantares gallegos' de Rosalía de Castro. Sin embargo, pocas mujeres han sido celebradas desde entonces

placeholder Foto: Xela Arias, la homenajeada del Día das Letras Galegas en 2021
Xela Arias, la homenajeada del Día das Letras Galegas en 2021

Cinco en 59 años. Solo cinco mujeres han sido homenajeadas en el Día das Letras Galegas desde la primera edición, la de 1963. El 17 de mayo está marcado en el calendario laboral de Galicia como día festivo casi cada año desde que, hace 59, la Real Academia Galega propuso que se celebrara una jornada en homenaje a todas las figuras que, a lo largo de la historia, han contribuido a la difusión de la lengua gallega. La idea original giró en torno a la figura de una mujer, quizás la gallega más reconocida fuera de las fronteras de la comunidad autónoma, Rosalía de Castro, y al día de la publicación de una de sus principales obras, 'Cantares gallegos', exactamente aquel año cien años atrás.

Sin embargo, desde la creación del Día das Letras Galegas pasaron otros 24 años hasta que otra mujer fue reconocida este día: Francisca Herrera Garrido, primera mujer académica de la misma academia que estuvo tras la iniciativa de este día, no se mereció ser destacada un 17 de mayo hasta 37 años después de su muerte. Justo un año antes de que Francisca Herrera fuera homenajeada llegó a la RAG la segunda mujer, Olga Gallego Domínguez. Otros 20 años pasaron hasta que otra mujer fue la homenajeada este día de celebración de la lengua gallega, la poeta María Mariño, en 2007.

 

Una década más tarde, y sin añadir otras a la lista, el colectivo Polo correo do vento arrancó una iniciativa para denunciar la "injusticia histórica del papel de la mujer en la cultura" y en otros ámbitos de la sociedad y, con la colaboración de todo el que quisiera participar, dar a conocer a "mujeres que escribieron en gallego o trabajaron en la defensa del idioma". La idea era enviar a alguno de los académicos o académicas de la RAG cartas demandando el reconocimiento de alguna autora gallega, pero este llamamiento también se llevó a las redes sociales, bajo la etiqueta de #Propónunhamullerparao18 ('Propón una mujer para el 2018'), entre otras. María Victoria Moreno fue una de las más recomendadas, y precisamente la que protagonizó el Día das Letras Galegas de ese año, 2018. La recomendación de la editorial viguesa Belagua —y de otras personas también— fue Xela Arias, y se convierte ahora en protagonista para el 17 de mayo en 2021.

La poesía de Xela Arias, conmemorada

Nacida en Sarria (Lugo), Xela Arias ha sido una de las artistas más destacadas de la poesía contemporánea; a la poesía la concebía como una "forma de indagar y cuestionar el orden de las cosas", pero también de "describir lo que se aprende a ocultar", siempre desde la perspectiva de género. En la década de los ochenta comenzó a publicar sus versos en revistas y periódicos, y fue a finales de esta década cuando publicó su primer libro, 'Denuncia do equilibrio' (1986). Poco después de publicar su último poemario, 'Intempériome' (2003), Xela Arias fallecía de un ataque al corazón. "Era muy inquieta", explica en entrevista a 'La Voz de Galicia' su hijo Darío. "Apreciaba mucho el coche, pero no como objeto sino por lo que significaba: la libertad de pover moverse".

Con su primer libro de poesías, 'Denuncia do equilibrio', ya dejó claro lo que iba a ser. "Ese título denuncia precisamente la falta de equilibrio social, profundo, y esa búsqueda esencial de la independencia personal", explicaba a Europa Press Olga Novo, autora del prólogo de la última edición del libro de Arias. Con su propio estilo, Arias contribuyó a la renovación de la poesía gallega con un estilo independiente y propio, bastante alejado de la poesía tradicional.

A unidade componse.
Da desorde.

Desordénome, amor,
e dou co punto
único
do centro dos abrazos.

Abrazo a desorde das ideas
e sei
que a unidade se compón.

A unidade componse.
Da desorde

Xela Arias, Intempériome (2013)

Rebelde, feminista y con modelo propio

La poesía de Arias logró generar entusiasmo entre la juventud de su época (y la que vino después) gracias, precisamente, a esa ruptura con lo tradicional, con los roles predefinidos. "Creo que es una figura muy diferente. Puede imantar un entusiasmo muy distinto porque en cierto modo nos ofrece una especie de sentimiento de proximidad que no se da en otros casos", explicaba en entrevista con Europa Press Alba Cid, ganadora del certamen poético que lleva el nombre de la ahora homenajeada y también del Premio Nacional de Poesía Joven Miguel Hernández de 2020. Según la escritora Yolanda Castaño, Arias es la representación de un referente distinto, que optó no solo por "no seguir modelos ajenos" sino también por crear el suyo propio.

"Xela fue una auténtica precursora de lo que vendría más adelante", situándose voluntariamente "en los márgenes". "Y alguien que decide eso tiene por lo menos la admiración de esa valentía, de no comulgar con el poder y colocarse en lugares que la podrían dejar a la intemperie por momentos, pero dueña de sus propios deseos y en la búsqueda de la propia felicidad". En un claro intento por romper las barreras del lenguaje, Arias publicó 'Tigres coma cabalos', una serie de poemas que establecen un diálogo con una serie de fotografías realizas por su expareja: "Muestran cuerpos desnudos, el de ella y de otros, y la recepción no acompañó realmente al sentido que ella quería de aquella obra. El de la belleza, de la libertad de los cuerpos que se acercan, se aproximan y se aman. Un canto a la libertad", señala Olga Novo.

Fue precisamente esta voluntad de mezclar formatos, disciplinas, la que la sitúa en una posición de vanguardia, siendo considerada incluso "precursora", en palabras de Yolanda Castaño, de "la fusión de la poesía con otras disciplinas creativas", aventurándose a "bajar la poesía del sillón del lector, adelantando lo que caracterizaría la ética y estética de los novenga a nuestra generación, buscando la conexión con el lector y llevarla a pie de calle". Otra de sus obras destacadas es 'Darío a diario', escrito directamente para su hijo, que é mismo resume en un verso: "Non te posúo nin quero" (No te poseo ni quiero). "Resume el poemario y la visión de mi madre: teniendo una posición dominante, como es la de ser madre, surge en ella ese gesto de generosidad de inmolación. La tradición es estar muy encima de los hijos y ella pusta por dar esa libertad".

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Noticias de Galicia
El redactor recomienda