'Detrás de sus ojos' (el libro): un cóctel perfecto de sexo y terror sobrenatural
  1. Cultura
'Bestseller'

'Detrás de sus ojos' (el libro): un cóctel perfecto de sexo y terror sobrenatural

La serie de Netflix está basada en la novela homónima de Sarah Pinborough, especialista en la fantasía y el terror y en finales de quedarse anclado en el sofá

placeholder Foto: El triángulo amoroso de 'Detrás de sus ojos' no es lo que parece.
El triángulo amoroso de 'Detrás de sus ojos' no es lo que parece.

La historia de la serie ‘Detrás de sus ojos’ comienza de la forma más convencional: Louise, treintañera divorciada que tiene un hijo de siete años, que apenas tiene vida social y solo ve 'reality shows' en la tele (las frustraciones se dibujan así, todas juntas), sale a tomar una copa con una amiga. Esta le da plantón y cuando se va a marchar le tira sin querer una copa a David, el hombre más guapo del bar, que también, casualidades de la vida, estaba solo. Entablan una conversación, medio se emborrachan y medio se enrollan. Al día siguiente —esto ya pasaba en 'Anatomía de Grey'—, ella va al trabajo y descubre que el hombre del bar es su nuevo jefe, lo cual también es muy habitual. A los pocos días Louise conoce por la calle a Adele, la mujer del jefe, y se hacen amigas íntimas (también pasa). Y se inicia así un triángulo amoroso que ya en 2021 debería estar muy trillado, pero que, sin embargo, ha convertido a esta serie de seis episodios en lo más visto del fin de semana en Netflix.

placeholder 'Detrás de sus ojos'.
'Detrás de sus ojos'.

No obstante, en su descargo hay que señalar que no todo es como parece a simple vista. Y los actores, sobre todo ellas, Simone Brown (‘La chica del tambor’) y Eve Hewson —sí, es la hija de Bono, de U2— están muy correctas para los personajes que tienen que interpretar. De la comedia romántica convencional se pasa en breve al 'thriller' y después al terror sobrenatural, con almas y mundos paralelos y seres bastante peculiares (locos y sonámbulos), como si se tratara de ‘Soul’ o, más bien, de la cinta de Jordan Peele ‘Get Out’. Si alguien esperaba algo más romanticón o incluso en la línea ‘50 sombras de Grey’ anda un poco desencaminado (aunque la parte erótica-festiva sí la tiene, que esto atrae a un determinado sector de la población).

Y esto es así porque la historia nació de la mente de la autora británica especialista en el género del terror y la fantasía (y bastante premiada) Sarah Pinborough, que publicó la novela homónima hace unos años y que fue traducida al español en 2017 cuando apareció con el sello de Alianza en la colección Runas amparada por las buenas críticas de autores del género como Neil Gaiman, Harlan Coben o John Connelly. En 2019 la autora, que tiene sus buenos fans, se dejó caer por el Festival Celsius de Avilés. Ella siempre ha explicado que su pasión por lo fantástico viene de las lecturas que hizo en sus años de internado cuando cayó en sus manos 'Peter Pan' y otras novelas del género. Después siguió con el maestro del terror: Stephen King. Algo de todo eso hay.

placeholder Sarah Pinborough.
Sarah Pinborough.


Fue, precisamente, la editora Belén Urrutia la que estuvo detrás de esta autora que había empezado a publicar en 2004 con una novela de terror pura que salió en EEUU en bolsillo. Debido al éxito le publicaron seis títulos más y a partir de ahí se inició una carrera que le ha ido bastante bien en el ámbito anglosajón, ya que hoy los contratos de sus libros no se cierran por menos de seis cifras. Ya la comparan con Paula Hawkins y Gillian Flynn, las autoras ‘La chica del tren’ y ‘Perdida’, respectivamente. A España llegó en 2015 cuando Urrutia publicó una novela anterior titulada ‘La casa de la muerte’, la historia de un chaval, Toby, que vive en una especie de sanatorio junto a otros chicos porque tiene un gen defectuoso. Por supuesto, no es un lugar en el que ocurran cosas normales.

Finales sorprendentes

A Irvine Welsh, el autor de 'Trainspotting' le sorprendió mucho el final de esta novela. Del de ‘Detrás de sus ojos’ también se podría escribir bastante literatura. Es de aquellos a los que se llega tras varios giros en el guion. Urrutia comenta que fue el final lo que más le llamó la atención junto al “ritmo increíble con el que está contada, la oscura relación que se establece entre las dos protagonistas”.

La novela está narrada a partir de los puntos de vista de Louise y Adele con capítulos alternos. Ellas son las protagonistas, aunque, mientras que en la serie ambas son dos chicas con el fenotipo triunfador de la sociedad actual, en la novela Adele es guapa, delgada y misteriosa mientras que Louise es regordeta, poco seductora y bastante naif. Las diferencias entre los libros y la televisión.

placeholder Muy en sus cabales no está Adele.
Muy en sus cabales no está Adele.

Así, si al principio el punto disruptivo parece que va a ser David, es la relación entre ambas la que marca la historia. Sobre todo cuando entendemos que Adele ha pasado por un psiquiátrico, que toma pastillas y que ha tenido un amigo en este centro, Rob, que no sabemos qué fue de él (pero que por su diario no andaba del todo bien). Pese a ello, como indica la editora, “Pinborough no se pierde ni nos pierde en ningún momento. Todo lo que ocurre en la trama va dirigido a donde ella nos quiere llevar. La estructura de la novela por capítulos dedicados cada uno a un personaje hace que veas lo que está ocurriendo desde distintos puntos de vista. No hay trampas de ningún tipo”.

Con una mezcla de misterio y mundo sobrenatural en el que existe la trasposición de almas —hay gente a la que le gustaría vivir en el cuerpo de otra persona—, la novela se adentra también en otros vericuetos como los celos y las relaciones tóxicas, ya que desde el primer momento muestra a David como un tipo bastante controlador —no llama a su mujer al móvil sino al fijo de casa, por ejemplo—, las obsesiones y cómo se relacionan algunas mujeres —la admiración que se producen entre ambas tampoco parece demasiado sana: en ciertos momentos está más cerca de ‘Mujer blanca soltera busca’ que de verdadera amistad (en realidad, de esta, hay poca).

El final es un poco loco, pero quizá en las películas de Pedro Almodóvar se han visto cosas también así de enrevesadas

Y es esta relación de ellas la que desencadenará el final un poco loco, pero quizá en las películas de Pedro Almodóvar se han visto cosas también así de enrevesadas. Tal y como se ha expuesto, Pinborough parece experta en finales de quedarse anclado en el sofá. Como ocurría en ‘Get out’ con los criados muertos aunque en este caso no haya ningún fallecido en sentido estricto. Solo almas que vuelan. ¿Queda inaugurado así un nuevo género que mezcla la comedia romántica con el terror y el costumbrismo? Belén Urrutia no cree que sea para tanto. “Parece que hace un par de años largos hubo un momento en que esta mezcla se explotó muy bien en unos cuantas novelas y películas, pero no estoy segura de que tenga tanta entidad como para decirse que es una nueva onda”, afirma.

No obstante, una nueva muestra de que el terror psicológico a lo Shyamalan, mezclado con una gotas de tensión sexual, sigue teniendo unos cuantos adeptos.

Netflix Sexo Series de Netflix Terror Libros