Obras públicas en un pueblo de Zaragoza desvelan un tesoro arqueológico medieval
  1. Cultura
Una de las mayores necrópolis islámicas

Obras públicas en un pueblo de Zaragoza desvelan un tesoro arqueológico medieval

Los trabajos de urbanización en la avenida Obispo Conget de Tauste han sacado a la luz 345 tumbas andalusíes datadas de entre los siglos VIII y XI d.C.

placeholder Foto: Excavaciones en la avenida Obispo Conget. (Ayuntamiento de Tauste)
Excavaciones en la avenida Obispo Conget. (Ayuntamiento de Tauste)

Muchos de los grandes descubrimientos arqueológicos han sido fortuitos. El último yacimiento de esta larga lista de casualidades que durante los últimos años ha enriquecido el patrimonio español se encuentra en Tauste, una localidad zaragozana de apenas 7.000 habitantes que, durante unas obras municipales, ha sacado a la luz más de 300 tumbas de la época andalusí.

Los trabajos de urbanización en la avenida Obispo Conget ya se han topado con 345 tumbas, datadas de entre los siglos VIII y XI, pero dadas las labores pendientes y la densidad de los enterramientos hallados hasta la fecha, se espera encontrar más de 400. "Aunque se aprecian afecciones producidas por tuberías de saneamiento, la zahorra y el pavimento habrían preservado las tumbas prácticamente intactas", destaca la empresa Paleoymás, encargada de la excavación y posterior estudio de los restos.

Una vez concluida la actuación arqueológica, se procederá a la catalogación y estudio de los restos arqueológicos. Concretamente, se deberá realizar un estudio exhaustivo de al menos un 10% de las inhumaciones documentadas. Tras la finalización de todos los trabajos, los arqueólogos aportarán un informe detallado del proceso con la documentación gráfica, planimétrica y altimétrica, así como la descripción pormenorizada de la estratigrafía, estructuras y materiales recuperados.

placeholder Excavaciones en la avenida Obispo Conget. (Ayuntamiento de Tauste)
Excavaciones en la avenida Obispo Conget. (Ayuntamiento de Tauste)

Esta necrópolis islámica o 'maqbara' es una de las más antiguas y mejor conservadas de la Península, con una superficie estimada de dos hectáreas y hasta tres niveles de enterramientos, lo que demuestra que en Tauste existía una importante población musulmana. La tipología de las tumbas cumple con las normas establecidas por el Islam: enterramientos simples, con ausencia de ajuar, y el individuo colocado sobre su costado derecho para así tener la cara orientada hacia el sureste, donde se halla La Meca.

Tras la huella genética andalusí

La zona es una 'sospechosa habitual' de los arqueólogos. Desde que en 2010 se descubrieran los primeros indicios del cementerio musulmán, multitud de hallazgos han corroborado su importancia. "Estas obras de urbanización ofrecen una ocasión única para continuar con el estudio de la necrópolis islámica de Tauste", resalta la Asociación Cultural El Patiaz, que dirigió las catas arqueológicas anteriores y creó el Observatorio Antropológico de la Necrópolis Islámica de Tauste (OANIT) para el análisis de los descubrimientos y su divulgación en foros científicos.

placeholder Extración de piezas dentales para la obtención de ADN. (El Patiaz)
Extración de piezas dentales para la obtención de ADN. (El Patiaz)

Su empeño ha dado grandes frutos. Gracias a la mediación de la antropóloga Miriam Pina, que actúa como enlace entre la organización y la comunidad científica, el paleogenetista Carles Lueza, del Instituto Biología Evolutiva de Barcelona (CSIC-Universidad Pompeu Fabra), mostró interés por los restos exhumados durante la excavación del 2013. Las muestras de ADN de los restos taustanos le ayudarán a reconstruir la huella genética de la Península Ibérica.

Zaragoza
El redactor recomienda