El batallón perdido de Norfolk: el misterio de la IGM que pudo ser un invento
  1. Cultura
UNA LEYENDA QUE PUDO NO SUCEDER ASÍ

El batallón perdido de Norfolk: el misterio de la IGM que pudo ser un invento

Una de las leyendas más conocidas del primer gran conflicto bélico del siglo XX es la del batallón que desapareció en la niebla pero lo cierto es que tiene más de mito que de verdad

Foto: El batallón perdido de Norfolk: el misterio de la IGM que pudo ser un invento. (CC/Wikimedia Commons)
El batallón perdido de Norfolk: el misterio de la IGM que pudo ser un invento. (CC/Wikimedia Commons)

Los conflictos bélicos son un escenario ideal para que generar leyendas que, a lo largo del tiempo, terminan convirtiéndose en un mito difícil de resolver: héroes, víctimas, misiones imposibles, batallas cuentas… Muchos años después de que acabe el horror de la guerra, se rescatan numerosas historias humanas que terminan por ser verdaderas fábulas. Es lo que ha ocurrido con la Primera Guerra Mundial y el conocido como 'Batallón Perdido' de Norfolk, un misterio que en la actualidad sigue sin resolverse… o que quizá nunca fue tan enigmático.

Todo sucedió el 21 de agosto de 1915, durante la Batalla de Galípoli, en la que está unidad de combatientes británicos estaba tratando de asaltar una posición turca en Anafarta. En una cruenta batalla, los soldados británicos, en una acción aún sin explicación, decidieron lanzarse contra las posiciones turcas en la Colina 60. A partir de ahí, el más absoluto silencio. Es más, besde 1915 poco o nada se habló sobre esta historia hasta que volvió a ver la luz en el año 1965, cuando tres supervivientes neozelandeses de la IGM afirmaron a la revista 'Spaceview' que vieron cómo todo un regimiento se adentraba en la espesa niebla y desaparecía para siempre.

Foto: Gran Bretaña declara la guerra en 1939

Según contaron aquellos tres ingenieros que participaron en el conflicto bélico, aquellos hombres que se adentraron en la bruma formaban parte del Cuarto Regimiento de Norfolk que, en un día claro y despejado, se encontraron con una extraña niebla que trataron de penetrar cuando decidieron cargar contra la Colina 60. Durante minutos, aquellos neozelandeses poco o nada vieron, hasta que la niebla se dispersó y descubrieron que no quedaba absolutamente nada de aproximadamente unos 2.000 hombres que cargaron contra las fuerzas otomanas. ¿Qué había pasado con los soldados británicos?

Tras conocerse la historia, aparecieron muchas teorías, pero ninguna daba explicación sobre lo que había ocurrido. Sin embargo, poco a poco se fue arrojando luz sobre los hechos acaecidos y fue demostrado que aquello que los tres observadores neozelandeses habían contado a la revista no era del todo cierto. En realidad, no fue un regimiento el que cargó contra los puestos turcos, sino que en realidad fue el Primer Batallón del Quinto Regimiento -y no del Cuarto, como ellos aseguraron- el que decidió cargar contra las posiciones enemigas.

Cuando se empezó investigar sobre este batallón, sí se descubió que habían desaparecido 250 soldados y 16 oficiales durante la Batalla de Galípoli, todos pertenecientes a la misma unidad. En ese momento, una de las teorías más aceptadas era una hipotética deserción en masa. La cruenta refriega que estaba teniendo lugar en las costas turcas podía haber dado lugar a que 266 personas hubieran huido de la batalla. Pero, entonces, ¿dónde fueron? Y, ¿por qué nadie les vio huir del frente de batalla?

El misterio fue creciendo con el paso de los años, sobre todo después de que Turquía negara haberse encontrado con ese batallón ni que hubieran entrado en batalla con ellos. Nadie sabía qué había pasado con el Primer Batallón del Quinto Regimiento de Norfolk, que pasó a ser considerado como el 'Batallón Perdido'. Por si fuera poco, la revista 'Spaceview' que dió aquella información quebró y desapareció, por lo que cualquier reseña que pudiera ayudar a echar luz al respecto era imposible de obtener. Pero las investigaciones de los expertos pronto descubrieron, al menos, parte de la verdad oculta en el misterio.

Los descubrimientos revelan que, en realidad, el misterio pudo no ser tal y que la respuesta a qué pasó con aquel batallón podría ser mucho más sencilla de lo que creíamos: según otros testigos de la época, el Primer Batallón no desapareció por arte de magia, sino que decidió cargar contra las posiciones de ametralladoras turcas en bloque, cayendo bajo el fuego enemigo. Sí sigue siendo un misterio por qué decidieron atacar, pero lo más plausible es que casi todos esos hombres fueran eliminados por las fuerzas otomanas y que los pocos supervivientes que quedaron fueran pasados por cuchillo posteriormente.

De hecho, diversas fuentes aseguran que el gobierno británico da por hecho que se recuperaron 122 de los cuerpos de aquellos hombres, eso sí, en un estado deplorable, muy parecido al de un grupo de personas que hubieran caído por un precipicio, por lo que no se descarta que ese fuera el fin de los hombres que fueron tomados como prisioneros. Esta es la verdadera historia del 'Batallón Perdido', un misterio que en realidad pudo haberse resuelto muchas décadas atrás.

Primera Guerra Mundial Historia Turquía Reino Unido
El redactor recomienda