SE DESCONOCE CUÁL ERA SU VERDADERA IDENTIDAD

Hallan la tumba de un héroe del siglo VI: ¿quién era el señor de la guerra de Marlow?

Un par de cazatesoros descubrieron, por casualidad, el enterramiento de un prohombre de hace más de 1.400 años. Ahora, expertos tratan de dar con la identidad exacta del guerrero

Foto: El enterramiento del señor de la guerra de Marlow. (Universidad de Reading)
El enterramiento del señor de la guerra de Marlow. (Universidad de Reading)

Era verano de 2018 y, como cada mañana, Sue y Mike Washington decidieron coger sus detectores de metal para dar un paseo por el Valle del Támesis, cerca de Berkshire (Reino Unido), ciudad en la que vivían. Cuando después de varios minutos paseando por la zona su maquinaria les señaló que habían encontrado algo bajo tierra, estaban convencidos de que se trataba de herramientas agrícolas abandonadas algunos años atrás. Pero no sabían que era algo mucho más grande.

Después de tres visitas al mismo punto, fueron capaces de desenterrar dos extraños cuencos de bronce. El estilo y las escrituras halladas en ambas vasijas, amén de que sabían que al menos debía de haber hierro enterrado en la misma zona, dio lugar a que ambos hicieran una entrada en el Portable Antiquities Scheme (PAS), un sistema para registrar arqueología amateur que depende del Museo Británico y del Museo Nacional de Galés. Pronto, las autoridades se pusieron manos a la obra.

Cuando un arqueólogo del museo acudió hasta la zona, no solo encontró más cuencos del mismo estilo, sino que recuperó varias puntas de lanza de metal que sugerían que lo que ambos cazatesoros habían descubierto era, en realidad, un enterramiento anglosajón. Fue entonces cuando el arqueólogo Gabor Thomas, de la Universidad de Reading, quedó encargado del proyecto: solo unos meses después, encontraba al señor de la guerra de Marlow en su tumba.

Cuando el equipo de Thomas comenzó a estudiar el terreno, descubrió que los elementos desenterrados no eran más que parte del ajuar funerario de alguien que debió de ser muy importante muchos siglos atrás. Un par de metros bajo tierra, los expertos encontraban un esqueleto, que se encontraba rodeado de varias armas entre las que destacaba especialmente una: una gran espada con una vaina de bronce, cuero y madera que hacía pensar que se trataba de un guerrero.

Esta intuición se hizo realidad cuando llegaron los primeros análisis: era un guerrero de gran altura, posiblemente cerca de 1,90 metros, cuando la altura media de la zona era poco más de 1,60 metros; debió de haber sido alguien importante por el tipo de enterramiento que se le practicó; y, además, la hoja de su espada confirmaba que había entrado en combate en más de una ocasión, lo que le valió el sobrenombre de señor de la guerra de Marlow, por su cercanía a la ciudad del mismo nombre.

Como curiosidad, la espada contaba con un accesorio de bronce que ocultaba un corte profundo que había sufrido, presumiblemente mientras este guerrero montaba a caballo, hecho por alguien que se encontraba a pie. Pero lo más extraño es que el cuero haya sobrevivido a la putrefacción, algo que ahora puede ser utilizado para tratar de buscar un rasgo genético o material que permita ubicar exactamente a este luchador y, por qué no, intentar acercarnos a su identidad.

La espada encontrada junto al señor de la guerra de Marlow. (FOTO: Universidad de Reading)
La espada encontrada junto al señor de la guerra de Marlow. (FOTO: Universidad de Reading)

Un guerrero del siglo VI

Este análisis ha servido para situar al señor de la guerra de Marlow en el siglo VI. El estilo de los cuencos y los vasos de vidrio recuperados de la tumba no solo indican esta fecha aproximada, pocos años después del fin del dominio romano en Gran Bretaña, sino que buena parte de ellos provenían de Francia, lo que explica que tenían conexiones territoriales de mayor alcance que el que se sospechaba. Y, sobre todo, la existencia de una tribu poderosa en una zona desconocida.

"En el siglo VI, surgen reinos anglosajones. Por encima del Támesis está el reino de Wessex, que se convierte en el más fuerte de la Inglaterra post-romana. También hay reinos río abajo, incluido el reino de Kent, que comienzan a entrar en masa e intentar adquirir territorios. Pero lo que está claro es que existe una tribu autónoma local, con líderes de guerra, que no conocíamos. Claramente tenía las condiciones para despegar en esa dirección", explica Thomas en un comunicado.

Ahora, el objetivo de los investigadores no es otro más que tratar de estudiar en mayor profundidad tanto los restos óseos como los materiales recuperados, con el objetivo de poder cerrar una fecha mucho más aproximada de cuándo vivió este gran guerrero y, sobre todo, tratar de saber de quién se trataba. De momento, poco o nada más se sabe del señor de la guerra de Marlow, un héroe local que fue enterrado con todos los honores. Quizá, próximos estudios nos puedan describir sus hazañas.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

Lo más leído