SAN SEBASTIÁN

¿Quién dijo 'Patria'? La serie del año es 'Antidisturbios', de Sorogoyen

El director madrileño se embarca en la ficción televisiva con una serie que se acaba de estrenar en Movistar+ y que ya ha hecho saltar la polémica

Foto: Imagen de Rodrigo Sorogoyen durante el rodaje de 'Antidisturbios' (Movistar)
Imagen de Rodrigo Sorogoyen durante el rodaje de 'Antidisturbios' (Movistar)

Las series han arrebatado el lugar privilegiado que tenía el cine en la conversación pública, como puede verse en los festivales de cine, que cada vez prestan más espacio para la presentación de sus ficciones televisivas. Cannes sorprendió en 2017 con la presentación de 'Twin Peaks' y 'Top of the Lake' dentro del certamen. Realmente, seis años antes, ya habían proyectado fuera de competición las cinco horas y media de 'Carlos' de Olivier Assayas, concebida como miniserie. Si el gran templo del cine de autor dejaba la puerta abierta a las series de televisión, el resto de festivales no podían ser menos: también en 2017, San Sebastián incluyó la primera temporada de 'La peste', de Alberto Rodríguez, en la Sección Oficial fuera de competición, y 'Vergüenza', de Juan Cavestany y Álvaro Fernández-Armero, en competición en Zabaltegi-Tabakalera.

Este 2020, la presencia de formatos televisivos en la programación ha dejado de ser anecdótica para convertirse, en más de una ocasión, en el evento de la jornada: por encima de cualquier película, de cualquier alfombra roja, la presentación de series como 'Patria', de Aitor Gabilondo, 'We Are Who We Are', de Luca Guadagnino, o 'Dime quién soy', de Eduard Cortés, copó la conversación mediática. Y si la 68 edición comenzó con 'Patria', la adaptación de la novela de Fernando Aramburu, como la gran serie del año, en el sprint final ha sido 'Antidisturbios', la nueva serie de Rodrigo Sorogoyen e Isabel Peña, la que ha puesto en duda su trono.

Sorogoyen da indicaciones a Álex García durante el rodaje. (Movistar )
Sorogoyen da indicaciones a Álex García durante el rodaje. (Movistar )

Después de lograr sintetizar el funcionamiento de tramas de corrupción política como la Gürtel, la Púnica y los ERE de Andalucía en un cóctel todo en uno llamado 'El reino' —un logro con mucho mérito—, Peña y Sorogoyen —esta vez, junto a Eduardo Villanueva— han hilvanado una nueva intriga en la que los poderes fácticos, las administraciones, la especulación inmobiliaria y las fuerzas del Estado se ven mezclados voluntaria, involuntaria e inconscientemente. Y lo ha hecho en formato de serie de seis capítulos para Movistar+, cuyo estreno fue el 16 de octubre.

Ya en 'Que Dios nos perdone' (2016), Peña y Sorogoyen tomaron como contexto para un 'thriller' de asesinatos en serie las cargas policiales contra manifestantes durante la visita del papa Benedicto XVI a Madrid y las sentadas del 15-M. El personaje de Roberto Álamo comenzó en una primera versión de guion con la profesión de antidisturbios, pero acabó como inspector de Policía fuera de dicho cuerpo. Ahora, un lustro después, los tres vuelven a colaborar en un proyecto que, esta vez sí, tiene al cuerpo de antidisturbios como pivote central de la historia. Para la escritura del guion, Peña y Sorogoyen han contado con asesores pertenecientes a este grupo de élite dentro de la Policía Nacional.

Fotograma de 'Antidisturbios', de Rodrigo Sorogoyen. (Movistar )
Fotograma de 'Antidisturbios', de Rodrigo Sorogoyen. (Movistar )

'Antidisturbios' presenta el fondo ideal para la puesta en escena espídica y angular que Sorogoyen ha perfeccionado desde 'Que Dios nos perdone' y 'El reino'. En la nueva serie, el director madrileño apuesta por un tono documental que parte del costumbrismo para, capítulo a capítulo —de 50 minutos de duración—, derivarse a un tono más oscuro, de puro 'thriller' político. En el primer episodio, Sorogoyen adentra al espectador en la cotidianidad de una unidad de antidisturbios especializada en desahucios. Cámara en mano, el director sigue a los seis agentes de la unidad, interpretados por Hovik Keuchkerian, Raúl Arévalo, Roberto Álamo, Álex García, Raúl Prieto y Patrick Criado, durante un desalojo en una corrala del centro de Madrid.

Una operación aparentemente sencilla se convierte, en apenas un instante, en una situación que pondrá al grupo en una posición arriesgada y que iniciará una investigación por parte de asuntos internos, cuyas averiguaciones desembocarán mucho más arriba de lo que habían pensado. Vicky Luengo da vida a Laia, una de las agentes de asuntos internos, terca y metódica, en un papel que ganará peso con cada capítulo hasta convertirse en la protagonista absoluta. El calentón que vive en plena partida familiar de juegos de mesa ya sienta las bases de un personaje íntegro hasta la médula, siempre al lado de la ley, aunque sea la del cubilete y la ficha. Sorogoyen —quien cuenta además con Borja Soler en la codirección de dos de los episodios— comienza la serie dentro de un furgón policial para acabar en el interior de los grandes despachos. Y ya se sabe que, cuanto más alto es el despacho, más alfombras. Y más cadáveres bajo las mismas.

Otra imagen de Rodrigo Sorogoyen durante el rodaje de 'Antidisturbios'. (Movistar )
Otra imagen de Rodrigo Sorogoyen durante el rodaje de 'Antidisturbios'. (Movistar )

Con un Keuchkerian inmenso —e irreconocible— que pide a gritos más protagónicos, un reparto cohesionado y que permite lucir aquellos diálogos tabernarios que ya vimos en 'El reino', 'Antidisturbios' es una experiencia inmersiva, en la que la cámara se mueve y busca tanto como los personajes. Cuando ellos corren, la cámara corre y el espectador corre. Una propuesta formal que recuerda aquellos 'docurrealities' de la televisión estadounidense que siguen a los policías, incluso, hasta un tiroteo. Si las series quisieron una vez parecer cine, ahora quieren parecerse a la vida, desechando la lente, la pantalla, como si fuésemos esa mosca en la pared que lo observa todo.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

Lo más leído