Retratos hiperrealistas

Así eran Nerón, Calígula o Trajano: la IA 'devuelve la vida' a los emperadores romanos

Un diseñador gráfico ha reconstruido los rostros de 54 emperadores romanos que gobernaron durante la época del Principado y la anarquía militar

Foto: Reconstrucción de los emperadores Augusto y Maximino el Tracio. (Voshart)
Reconstrucción de los emperadores Augusto y Maximino el Tracio. (Voshart)
Autor
Tiempo de lectura3 min

La vida y obra de los emperadores romanos sigue produciendo fascinación siglos después, pero hasta ahora sólo había dos formas de conocer su aspecto físico: recurrir a las descripciones que dejaron por escrito los cronistas de la época o imaginarse las tonalidades perdidas del mármol donde se esculpieron sus rostros. El diseñador gráfico canadiense Daniel Voshart ha propuesto una alternativa revolucionaria a partir de la inteligencia artificial.

Valiéndose de una red neuronal —modelo informático que imita el comportamiento del cerebro animal para aprender a través de la experiencia— llamada Artbreeder, Voshart analizó más de 800 bustos hasta conseguir reconstruir con precisión los rasgos faciales, el cabello y la piel de 54 emperadores del Principado, período comprendido entre el 27 a.C. y el 235 d.C; y la anarquía militar, los turbulentos años siguientes en los que sólo un gobernante murió de causa natural. Cruzó estos modelos con los detalles extraídos de monedas, obras artísticas y textos históricos.

El resultado impresiona. En la web de Voshart pueden observarse recreaciones hiperrealistas en color de algunas de las personalidades políticas más conocidas de la historia: desde Augusto, el primer emperador romano, hasta Numeriano, que reinó junto a su hermano Carino hasta su muerte, en el 284 d.C; pasando por los míticos Trajano y Adriano, de origen hispánico, entre otros. Incluso hay lugar para la emperatriz consorte Ulpia Severina, la única mujer que gobernó por derecho propio el Imperio romano.

Entre el crisol de tonalidades y facciones que dominaron Occidente durante más de 300 años pasan desapercibidas dos caras recordadas como sinónimos de tiranía. Una es la de Calígula, descrito como un emperador irascible, caprichoso y depredador sexual al que se le acusa, por ejemplo, de matar por pura diversión y obligar a prostituirse a sus hermanas. La otra es la de Nerón, sobre cuyos actos se confunden mito y realidad: de él se dice que causó un incendio que devastó Roma para decorar la ciudad a su gusto.

Para 'devolver la vida' a Calígula, Voshart ajustó el modelo de Artbreeder con descripciones de su cabeza deformada y sienes hundidas. "Ojos fijos y con una mirada lo suficientemente salvaje como para torturar", rezaba otro de los textos que usó como fuente. En el caso de Nerón, ajustó la mandíbula para que fuera más redondeada y le dotó de una piel "pecosa y repulsiva" para que encajara en lo que los cronistas describían como un rostro "más agradable que atractivo".

Una reconstrucción forense

Cuando el diseñador se embarcó en el proyecto, como mera distracción durante el confinamiento, apenas sabía nada sobre los emperadores de la Antigua Roma. Vashart lo considera una ventaja: "En una reconstrucción forense, por ejemplo, sólo se tiene en cuenta información relevante sobre el cabello, la piel, o las cicatrices conocidas". "Conocer aspectos de la personalidad puede influir indebidamente en un artista, lo que lo lleva a crear un retrato con una percepción sesgada del tema", justifica en declaraciones recogidas por la revista 'Live Science'.

"Mi objetivo no era romantizar a los emperadores o hacerlos parecer heroicos. Al elegir esculturas, opté por escoger las que se hicieron cuando el emperador aún estaba vivo. Además, preferí aquellos bustos hechos con la mayor artesanía y donde el emperador fuera objetivamente más feo", defiende. "Mi teoría es que los artistas de la época probablemente intentaban halagar a sus modelos".

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

Lo más leído