Estreno

'Fariña': la cocaína y los políticos se dan cita en Madrid

Llega a las Naves del Español, en Madrid, el montaje basado en el ensayo periodístico de Nacho Carretero sobre el narcotráfico en Galicia. Charanga, fiesta y teatro documental

Foto: 'Fariña', cocaína y narcos a ritmo de verbena
'Fariña', cocaína y narcos a ritmo de verbena

A veces hace su aparición cuando el ambiente está en todo lo alto. Disfrutona, aviva la situación mientras se baila. Y se habla. Y se habla. Es una fiestera incontrolable. Tal y como la dibuja el montaje de ‘Fariña’, basado en el ensayo periodístico sobre el narcotráfico en Galicia que Nacho Carretero publicó en 2015. “¿Quién soy?”, grita enfebrecida mientras un público que ya está metido en la fiesta contesta vivaz: “¡Cocaína!”. Y que la música machacona no pare.

Se estrenó este jueves y por allí pasó casi el todo Madrid cultureta y periodístico. También la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz

Tras estrenarse en Galicia, la obra llegó este jueves a la Naves del Matadero en Madrid, donde estará hasta el 11 de octubre -si las circunstancias pandémicas lo permiten. El aforo estaba a rebosar -hasta el 75% legal- y por allí, aunque llovía a cántaros quizá como guiño meteorológico a la tierra gallega, pasó casi el todo Madrid cultureta y periodístico. Muchos otros estaban en Sol manifestándose contra el ministerio de Cultura, Trabajo, Hacienda y Turismo para que se implementen medidas transversales que no dejen a los profesionales de este gremio a las puertas de las colas del hambre. Yolanda Díaz, la ministra de Trabajo, se acercó por las Naves. Quizá calculando lo que se cocía solo unos kilómetros más arriba. O porque es gallega. Pero no está mal la jugada: se agradece la presencia de políticos no habituales en los estrenos de teatro. Igual incluso habría que tirar más alto en el organigrama. También estaba la delegada de Cultura de Madrid, Andrea Levy, que sí suele acudir a los estrenos teatrales.

Charanga y muñeiras

Tito Asorey, su director, y José L. Prieto, autor de la dramaturgia, han planteado un montaje que se aleja del reportaje periodístico de Carretero. Tampoco tiene mucho que ver con la serie de televisión estrenada en 2018 y que todavía se puede ver en Netflix. La historia está adaptada a las formas teatrales dejándose llevar por la música de verbena y charanga y por la sátira y el esperpento. Sí, se despliega humor. Todo aquel que ese polvo blanco y el caballo después quitaron a tantas familias gallegas hace treinta años. Y se apunta con nombres y apellidos a los narcotraficantes culpables. Aquí no queda nadie indemne. Ni el guardia civil que miró para otro lado ni el conselleiro que chupó el soborno.

Las muñeiras no faltan en la obra
Las muñeiras no faltan en la obra

Todo comienza con una ruptura de la cuarta pared en la que los actores Marcos Pereiro, María Vázquez, Cris Iglesias, Sergio Zearreta, Víctor Duplá y Xosé A. Touriñán -productor junto a Carretero- se presentan ante los espectadores. “¿Cuántos kilómetros tiene la costa de Galicia?”, dicen. “Más que Andalucía”. Y qué pasó aquí. Pues que “por aquí ya entró de todo”. Desde los productos que llegaron de la América conquistada hasta el contrabando de tabaco ya en los años setenta del siglo XX. Y ahí se da el salto hasta el año mágico de 1979. Las fiestas del Carmen. Los fuegos artificiales donde “antes aquí no teníamos ni para comer”, dice el que paga las fiestas con los dineros de los paquetes de Winston. Y también paga las elecciones.

Empieza a entrar la fariña, la coca, la farlopa, la farla. Porque da más beneficios. Y porque, como dice la canción que ha compuesto Novedades Carminha, ‘Que mal vai ter’

La charanga no se hace esperar. La música tiene un particular protagonismo, con muñeiras, rock y punk. Primero la verbena del pueblo, cuando todo parecía inocente. Cuando solo era tabaco y algunos fardos de hachís. Y cuando de a poquito empieza a entrar la fariña, la coca, la farlopa, la farla. Porque da más beneficios. Y porque, como dice la canción que ha compuesto Novedades Carminha y que cantan en el escenario, ‘Que mal vai ter’ (Qué daño va a hacer). Si allí todo el mundo ganaba algo.

La fiesta alcanza su chispazo -el high del tiro- con la pelea de gallos entre esa chica colombiana, algo loca y atrevida, y el tipo marroquí, algo confuso y de risa inacabable, por llevarse el gato al agua. Raya de coca frente a porro de hachís. La idea no es mala, si bien se vuelve un poco estridente entre la música y los gritos de ambos.

Teatro documental

Si todo ha sido una juerga titiritera, la última parte del montaje se aborda desde el teatro documental, con imágenes reales frente a las grabadas sobre el escenario durante las escenas anteriores. La heroína hace su aparición -ya no es una raya ni un porro- y con ella los chavales que murieron por sobredosis o enfermos de sida. Se sobreimpresiona la foto del equipo de fútbol de Vilagarcía de Arousa, del cual hoy en día solo quedan tres vivos. Se recogen los testimonios de las mujeres que se enfrentaron a los narcos frente a sus enormes, despampanantes y obscenos pazos y ferraris. Se acabó la verbena.

De la fiesta al drama
De la fiesta al drama


El final se alcanza de una forma un tanto atropellada. Llega la Operación Nécora, la operación policial -la forma en la que buscan el nombre es un poco naif- que puso en marcha el juez Baltasar Garzón en 1990 y con la que se detuvo a unos cuantos narcos, como Laureano Oubiña, Manuel Charlín, Marcial Dorado -quien apareció en varias fotografías junto a Alberto Núñez Feijoo en 1995-. En aquel sumario también se puso la mira sobre varios políticos gallegos. El montaje no ahorra imágenes de ninguno de ellos.

Censura del libro

Precisamente, el libro de Carretero fue prohibido en febrero de 2018 tras la denuncia de José Alfredo Bea Gondar, exalcalde de O Grove, que señaló que se vulneraba su derecho al honor por aparecer como procesado por la Audiencia Nacional por narcotráfico cuando el Tribunal Supremo lo había absuelto posteriormente. Sin embargo, la sentencia dictaminó finalmente que Carretero se había atenido rigurosamente a los hechos y el libro volvió a las librerías. De hecho, en junio de este año Bea Gondar tuvo que indemnizar a Carretero y a la editorial Libros del KO por el secuestro de 'Fariña'.

Ha salido una obra que juguetea con el esperpento teatral, saltimbanqui y satírico. Porque transcurre en esa ría que también vio nacer a Valle-Inclán

Galicia fue una fiesta para algunos y un verdadero drama para otros durante décadas. De todo aquello ha salido una obra que juguetea con el esperpento teatral, saltimbanqui y satírico. Porque transcurre en esa ría que también vio nacer a Valle-Inclán, otro que puso el dedo índice en lo que hicieron los malos políticos y empresarios.

No se la pierdan porque lo pasarán bien. Como en una verbena.

Cultura
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

Lo más leído