MAGNÍFICO ESTADO DE CONSERVACIÓN

Hallan un barco holandés hundido de casi 400 años en el Mar Báltico

El barco está casi como se hundió en el siglo XVII, gracias a las propiedades del agua en esta parte del mar

Foto: Restos del barco holandés. Foto: Badewanne
Restos del barco holandés. Foto: Badewanne

Buzos de Finlandia han descubierto los restos increíblemente bien conservados de un naufragio que data de casi 400 años de antigüedad en las profundidades del Mar Báltico.

Los buceadores de Badewanne, una organización sin ánimo de lucro, están acostumbrados a encontrar restos de barcos hundidos de la Primera y Segunda Guerra Mundial en la zona, pero el hallazgo de un buque mercante holandés del siglo XVII sin daños graves ha sido toda una sorpresa.

Encontrado cerca de la boca del Golfo de Finlandia, en las aguas más orientales del Báltico, a una profundidad de unos 85 metros, se trata de un filibote holandés, un velero originalmente diseñado como buque de carga general para el transporte transoceánico.

Un filibote holandés

Con apenas daños menores sufridos por las redes de pesca, el barco está casi como se hundió en el siglo XVII, gracias a las propiedades del agua en esta parte del mar, que tiene bajo nivel de salinidad y la temperatura y luz que recibe.

"El pecio revela muchas de las características del filibote, pero también algunos rasgos únicos, entre ellos la construcción de la popa"

Según los descubridores, en aguas más cálidas, florecen los organismos madereros, y pueden hacer un daño incalculable a reliquias como ésta. No obstante, la química del Báltico ha permitido que la reliquia esté en un estado magnífico para la investigación. Incluso las bodegas del barco están llenas y todavía llevan sus provisiones y mercancías.

El filibote holandés de tres mástiles tenía un diseño económico y espacioso totalmente destinado a maximizar la capacidad de carga, frente a otro tipo de veleros mixtos que podían transformarse en buques de guerra en función de las circunstancias.

Restos del filibote. Foto: Badewanne
Restos del filibote. Foto: Badewanne

Esto le permitía transportar hasta el doble de la carga que otros barcos y sus sistemas avanzados de aparejos aseguraban que su navegación pudiera ser controlada por pequeñas tripulaciones, lo que también hacía del filibote un barco más rentable.

"Oportunidad unica"

"El pecio revela muchas de las características del filibote, pero también algunos rasgos únicos, entre ellos la construcción de la popa", señala a Science Alert el arqueólogo marítimo Niklas Eriksson, de la Universidad de Estocolmo en Suecia, que trabajará con las autoridades finlandesas para estudiar el descubrimiento.

"Podría ser que este sea un ejemplo temprano del diseño. El naufragio ofrece así una oportunidad única para investigar el desarrollo de un tipo de barco que navegó por todo el mundo y se convirtió en la herramienta que sentó las bases de la primera globalización moderna", añade.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

Lo más leído