el coronavirus y la cultura

Los teatros, dispuestos a abrir en septiembre: “Necesitamos volver”

Las salas públicas y privadas tienen previsto volver a alzar el telón en unos días después de meses cerradas por una necesidad económica y social. Será con menos aforo, mascarillas y geles

Foto: 'Anfitrión', obra estrenada en el Festival de teatro de Mérida este verano (EFE)
'Anfitrión', obra estrenada en el Festival de teatro de Mérida este verano (EFE)
Autor
Tags
Tiempo de lectura7 min

Los colegios aún no tienen claro si podrán abrir, si lo harán a medias o si todo será vía online, pero las salas de teatro sí tienen previsto alzar el telón de nuevo este mes de septiembre. Al menos, ese es el deseo, que después se puede topar con la realidad. “Es que necesitamos volver. Es nuestra fuente de trabajo. Y no solo estamos los actores y directores, sino los eléctricos, los utilleros, la gente de prensa, de la limpieza”, dice Israel Elejalde, actor, director y miembro del teatro Kamikaze de Madrid a este periódico. Si nada ocurre, ellos regresan este 27 de agosto con ‘Traición’, la obra de Harold Pinter en versión de Pablo Remón que tuvieron que cancelar en marzo solo un día después del preestreno y un día antes del Estado de Alarma.

Han pasado cinco meses desde entonces y muchas cosas, entre otras, una debacle económica para muchas personas del mundo del gremio. Hubo quien sobrevivió con ERTE, pero otros acabaron en la calle echando mano del paro. La mayoría de bolos cancelados no se cobraron. Otros, con suerte, han podido trabajar en los festivales de verano que no se cancelaron. Por eso ahora lo tienen bastante meridiano: la Cultura es segura y debe volver, recalcan. Y así se estima desde los teatros privados, los públicos municipales y los nacionales, según ha confirmado El Confidencial.

Es nuestra fuente de trabajo. Y no solo estamos los actores y directores, sino los eléctricos, los utilleros, la gente de prensa, de la limpieza

La Comunidad de Madrid ha dado en los últimos días datos de contagios preocupantes. Y suben los hospitalizados. De hecho, desde la consejería de Sanidad se ha recomendado no salir más allá de lo necesario en las zonas con mayor prevalencia del coronavirus. Pero, de momento, tanto desde el Ministerio de Cultura como desde el área de Cultura del Ayuntamiento de Madrid se tiene previsto seguir con la programación para estos meses y con las guías y protocolos que se aprobaron el pasado mes de junio para un regreso seguro. “Por ahora todo sigue igual”, confirman desde el Ministerio. “Acataremos lo que diga la Comunidad, pero por ahora se mantiene como está”, indican desde el consistorio.

'Traición', en el Kamikaze, el día que fue cancelada en marzo (PAULA CORROTO)
'Traición', en el Kamikaze, el día que fue cancelada en marzo (PAULA CORROTO)


Protocolo básico: aforo, mascarilla y distancia

En la Guía de Buenas Prácticas para la vuelta a los escenarios aprobada por el INAEM (Instituto Nacional de las Artes Escénicas y Musicales) el 12 de junio para toda España se dan una serie de pautas para los teatros como recomendación. Queda en evidencia que se redactó antes de que la mascarilla fuera obligatoria, ya que únicamente se recomienda su uso para el público cuando no sea posible la distancia de seguridad. Ahora todos los espectadores, en todas las comunidades, deben llevarla durante la función. La guía también señala que los trabajadores del teatro deben mantener una distancia de dos metros -excepto en la representación y el ensayo- también debe hacerse un test a todos antes del inicio de la producción artística, y debe haber equipos de protección individual como mascarillas FFP2, mascarillas FFP3 y pantallas faciales para los trabajadores de maquillaje, peluquería y sastrería. Por otro lado, las puertas siempre se deben mantener abiertas y una ventilación correcta del local. Por supuesto, se incide en que es preferible que los actores no se muevan entre el público. Las obras interactivas, mejor no. El aforo dependerá de la situación. En el momento en el que esto se escribe está en el 75%.

En junio el INAEM aprobó una Guía de Buenas Prácticas que ha quedado un tanto anticuada ya que las mascarillas no eran obligatorias

Con este protocolo básico abrirán teatros nacionales como el Centro Dramático Nacional, que estrenará el 15 de septiembre la obra ‘Noche oscura’, de Sergio Martínez Vila, dirigido por Salva Bolta’, en el Valle-Inclán, y ‘Otoño en abril’, de Carolina África, en la María Guerrero. En el Teatro de la Zarzuela la temporada comenzará en octubre con ‘La tempranica’ y ‘La vida breve’, y La Orquesta y Coro Nacionales de España también han diseñado un plan de septiembre a diciembre que revisará las sinfonías de Beethoven, que se celebrarán sin pausa, con duraciones entre 60 y 75 minutos y con plantillas acordes al repertorio. A partir de enero, “se mantiene la programación habitual de la OCNE, a la espera de conocer en otoño de 2020 la evolución de las condiciones sanitarias”, indican.

Los públicos, dispuestos a todo

A partir de estas recomendaciones, comunidades y municipios han ido estableciendo diferentes reglas para sus teatros. En Madrid se pretenden abrir en septiembre centros como el Español, el Matadero y el Conde-Duque. El Circo Price y el Fernán-Gómez esperarán porque están en obras y en este último se ha instalado una máquina de ionización del aire para que este sea más puro. En la capital, dicen desde el Área de Cultura, ha servido como base de pruebas los Veranos de la Villa, donde han cambiados los baños, establecido distancias para entrar en el espacio del espectáculo con cintas en el suelo, disposición de geles hidroalcohólicos, obligación de la mascarilla y la prohibición de que nadie se levante ni para aplaudir. Eso les ha permitido tener incluso espectáculos de la Compañía Nacional de Danza y de María Pagés, con más de 20 bailarines.

Nuestra voluntad es que los teatros abran, y si se tiene que hacer al 30%, se hace al 30%, pero lo que queremos es que el público vaya con todas las medidas de seguridad”

Por ahora, los aforos se mantendrán al 75% como máximo, un porcentaje que marca, en este caso, la Comunidad de Madrid. “El Conde-Duque se va a abrir al 65% porque eso permite guardar mejor las distancias”, sostienen desde el consistorio. No obstante, también son conscientes de que la situación puede cambiar en cualquier momento. Y habría que cancelar la obra si alguno de los trabajadores diera positivo (el resto también debe hacer la cuarentena). Aun así, insisten: “Nuestra voluntad es que los teatros abran, y si se tiene que hacer al 30%, se hace al 30%, pero lo que queremos es que el público vaya con todas las medidas de seguridad”, afirman recalcando las palabras de la concejala de Cultura, Andrea Levy, que ha insistido este verano en que “la cultura no es lo mismo que el ocio nocturno”, en alusión a bares y discotecas donde se han producido rebrotes.

Cautela en los privados

En los teatros privados, sin embargo, la cautela es algo mayor. Es obvio: la red si todo se cae no es tan fuerte. En los teatros de la productora Pentación ya hay presentación de obras como 'Eduardo II, ojos de niebla', que se estrena el 9 de septiembre en el Teatro Bellas Artes de Madrid, pero de momento se mantienen en silencio.

En el Kamikaze no quieren hacer una presentación hasta junio. “Nos gustaría seguir activos, pero tenemos que ver cómo va todo. Como privado no tiene sentido tener una temporada atada hasta junio cuando no sabemos qué va a pasar. Iremos presentando cosas según se vaya viendo”, sostiene Elejalde.

Necesitamos recuperar esa parte social en nuestras vidas. Hay un deseo por parte de los ciudadanos de volver a tener una normalidad

También tienen su propio protocolo, que parte de los del Ministerio y los municipales. En su caso habrá que llevar la mascarilla siempre, habrá una entrada escalonada, distancia de seguridad entre los asientos -el aforo estará al 72%- y también han cambiado el aire acondicionado con un equipo de ionización. “Lo que dicen que limpia el aire en los aviones”, afirma Elejalde. Habrá hidrogel para el público y una toma de temperatura para entrar. Con más del 37,5 no se podrá pasar. En cuanto a los actores se les ha hecho un test antes de los ensayos y se les hará dos días antes del estreno.

Con todo ello esperan que la situación no vaya a peor. Como actores y directores y miembros del gremio de la Cultura, quieren volver, por la cuestión económica, pero también, como dice Elejalde, “porque necesitamos recuperar esa parte social en nuestras vidas. Hay un deseo por parte de los ciudadanos de volver a tener una normalidad. Y los eventos culturales son tan seguros o más que coger un avión o ir a trabajar a la redacción de un periódico”.

Hay ganas de hablar de una película, de una obra de teatro que se acaba de ver. Aunque sea en una terraza. Lo que no se sabe es si en los próximos días el virus va a opinar lo mismo.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

Lo más leído