ROCAS GARABATEADAS DE HACE 15.000 AÑOS

Hallan la que podría ser la primera evidencia de arte humano en el Reino Unido

Parecen representar animales de una manera muy tosca durante el período Magdaleniense

Foto: Un ejemplo de roca encontrada en Jersey. Foto: Twitter
Un ejemplo de roca encontrada en Jersey. Foto: Twitter
Autor
Tiempo de lectura2 min

Investigadores británicos han encontrado en la Isla de Jersey (situada en el Canal de la Mancha, entre Reino Unido y Francia) unas rocas que podrían ser la primera evidencia de arte humano en las Islas Británicas.

Aunque a primera vista los grabados que aparecen en estas piedras parecen simples y caóticos arañazos, los expertos señalan que un análisis concienzudo ha revelado que los cortes se hicieron de forma deliberada y en un orden claro, con líneas rectas hechas primero y líneas más profundas y curvas, realizadas después.

"No se trata sólo de una mesa que usaron para cortar carne, por ejemplo. En algunos casos, las líneas curvas parecen representar incipientes ejemplos de la espalda o la boca de un caballo, o, en algunos casos, el perfil de un elefante. Son muy, muy simples y no muy obvias", explica a The Guardian Silvia Bello, doctora del Museo de Historia Natural de Londres y autora de la investigación.

Un entretenimiento

En su estudio, publicado en la revista científica 'Plos One', Bello y sus colegas revelan que las piedras grabadas fueron encontradas junto a herramientas de sílex y entre chimeneas y losas de granito.

"Eran artistas, no diría que los mejores, pero eran creativos. Son muy, muy simples y no muy obvias", explican los investigadores

Localizadas en la localidad de Les Varines, entre 2014 y 2018, se cree que fueron realizadas por un grupo de cazadores hace unos 15.000 años, durante el período Magdaleniense, una época en la que el arte floreció entre los humanos modernos en Europa occidental.

Según los investigadores, los grabados encontrados en las piedras son el primer ejemplo de expresión artística descubierto hasta ahora en las Islas Británicas, aunque Bello matiza que, como los niveles del mar eran más bajos durante el Paleolítico Superior, "esto podría haber sido más francés que británico".

Los garabatos parecen sin sentido, aunque lo tienen. Foto: Twitter.
Los garabatos parecen sin sentido, aunque lo tienen. Foto: Twitter.

Hay miles de ejemplos de este tipo de rocas talladas en forma de tableta, conocidas como plaquetas, encontrados anteriormente en Francia, España y Alemania y esta no es la única manifestación de la cultura magdaleniense, ya que también grababan los huesos y pintaban en las cuevas.

"Eran artistas, no diría que los mejores, pero eran creativos", apunta Bello. Según los investigadores, era probable que los fabricantes de las piezas no tuvieran interés en el objeto final. "Para nosotros el arte es algo que ponemos en la pared, es algo que podemos admirar. Para ellos es más probable que el acto de producir el grabado fuera lo significativo", señala Bello.

Mejor compresión de la época

Para Paul Pettitt, profesor de Arqueología Paleolítica de la Universidad de Durham (Reino Unido), los objetos contribuyen a la comprensión de lo que la gente de la época hacía cuando se reunía alrededor del fuego del campamento.

"Estas marcas son, muy probablemente, representaciones de grandes herbívoros, como ganado salvaje, ciervos y mamuts, que formaban parte de las presas de los magdalenienses", concluye.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

Lo más leído